domingo, 4 de mayo de 2014

Al rico pastel: Minth cookies (look)





Vamos hoy con un look en tonos pastel centrado en el color menta, aunque en el caso de hoy debo decir que es la primera vez que probaba a combinarlo con tonos rosados y me ha gustado mucho el resultado.
En otras ocasiones sí he usado el verde menta (me encanta) pero matizado en la cuenca con negro, gris o marrón chocolate. Como me gusta la variedad, en el look de hoy está matizado con un berenjena mate de Martora y además tiene un toque de rosa, como os decía, en el lagrimal.

A ver si a vosotras también os gusta el resultado :)

1. Maquillaje.

En el caso del look de hoy, muchas de las sombras serán de la marca Inglot. En primer lugar, como podéis imaginar, utilicé un tono rosa suave en el lagrimal y lo adentré hasta cubrir el primer tercio del párpado móvil. Se trata de la sombra DS 488.

A continuación apliqué la verde menta que ven en el resto del párpado. Es mate, aunque en el difuminado creo que se ha satinado levemente debido a la sombra anterior. Pertenece a una sombra trío (rainbow que las llaman en Inglot) de referencia 104 R. Por cierto, si les interesan referencias de esta marca, tienen swatches de mis otras sombras aquí.

Como les decía, en lugar de otro color, pensé que el berenjena de Martora (469) podría irle bien. Es un tono muy oscuro, pero está trabajado y difuminado de ahí que sólo aporte algo de profundidad sin oscurecer de más.

El tono que ven a ras de pestañas inferiores es en realidad un lápiz turquesa de Kiko (smart pencil) pero como es apenas un tono más oscuro que el verde que nos ocupa, la verdad es que se ha integrado muy bien en el look. También está en la waterline.
Finalmente, delineé a ras de pestañas superiores, apliqué máscara y arreglé las cejas.

El resto del rostro va en tonos rosados a juego con el toque de los ojos y las uñas. En lugar de colorete, apliqué el broncer Betty - Lou de The Balm al que doy menos uso que al iluminador de la marca porque es algo difícil trabajarlo sin que quede demasiado "obvio". En este caso, en lugar de usar demasiados productos (broncer, iluminador, rubor) me limité a marcar bajo el pómulo con el citado producto y la verdad es que así deja un resultado bonito y más discreto.
En los labios llevo un Kiss Balm de Kiko matizado con un gloss moradito de Rimmel.





2. Manicura.

Para conjuntar con mi maquillaje, pinté las uñas índice, corazón y meñique con un rosa muy dulce de LOLA, el tono 025 de la marca. Para el pulgar y anular reservé un rosa con glitter de Essence, el Space Queen.

A continuación, en las uñas mencionadas, dibujé con el mismo esmalte verde menta la parte de arriba de un corazón. Está hecho con el famosísimo menta de Eyeko (Vintage Polish), del que una vez más debo lamentarme que hayan encarecido los precios y reducido su oferta. Fíjense que este esmalte tiene la friolera de casi 4 años y no está espeso. Finalmente, con un verde más oscuro, también de Essence, punteé el borde de los corazoncitos. Apliqué top coat, y listo.



¿Les gusta el color menta?¿Verdad que queda mono con rosas claro?
Un besazo!

@gadirroja en INSTAGRAM