miércoles, 18 de junio de 2014

Mascarillas Mijin Cosmetics: Review


Hace unas semanas pude probar dos mascarillas de la marca MIJIN Cosmetics, que era totalmente nueva para mi y lo cierto es que me ha gustado mucho tanto conocer estos productos - porque son efectivos y de calidad - como la marca en sí. Vamos a conocer mejor ambos, ¡ahora mismo! :)



1. La marca: MJ Care.
Siempre da alegría conocer y compartir cuando se trata de iniciativas españolas. Y esta firma distribuye las mascarillas coreanas de Mijin, conocidísimas en Oriente (y quizá por alguna admiradora de la cosmética coreana, por estos lares).
Además de ello, resulta ser una marca que viene creciendo e innovando desde 2005 pero que ha tenido una espectacular repercusión mundial: ya en 2009 exportó a Japón 30 millones de mascarillas, convirtiéndose en líder de ventas.
En España podemos encontrarlas en clínicas de belleza y centros profesionales, pero también en su tienda online, aquí
Con respecto a la variedad de sus productos, encontramos una amplísima gama con un total de 17 tipos de mascarillas, según nuestras necesidades y preferencias.
Yo os hablaré con mayor profundidad de las que he utilizado yo, pero en principio os dejo una muestra de la amplia gama que ofrecen. Os muestro las que más me han llamado la atención por sus principios activos:
  • Carbón vegetal, para pieles grasas: Debido al gran poder de absorción de este extracto, que además viene combinado con agua de avellana para las pieles más sensibles.

  • Chlorella, para pieles faltas de limpieza e hidratación: El alga Chlorella tiene como propiedadela capacidad de nuetralizar la polución y relajar la piel, estimulando así la actividad celular simultáneamente. Se consigue así un efecto de hidratación y elasticidad.

  • Platino, para pieles cansadas o maduras: Porque el platino es el antiácido mas estable y efectivo que elimina todo rastro de ese oxigeno acumulado debido al estrés, manteniendo la piel sana. 
Como todas estas mascarillas son en formato tisú, cuestan ocho euros y son de un solo uso, no son características que vaya a repetir ahora, prefiero contárselo de antemano.


2. Mascarilla de esencia de Perla.
Sus indicaciones son muy prometedoras: Los ingredientes del extracto de perlas, en combinación con 20 aminoácidos y minerales esenciales, mantienen la piel flexible, hidratada y conservando toda su elasticidad. Ayudan también a nutrir e hidratar las pieles cansadas y maltratadas por agentes internos y externos para dejarlas en perfecto estado. 
Como pueden imaginar, cuando las conocí, me dio mucha curiosidad conocer si sus consecuencias eran tan efectivas, máxime aquella tarde que estaba especialmente cansada y necesitaba un plus para abordar una jornada de salida nocturna, aún por delante...y la verdad es que cumplió: la piel quedó muy bonita, alisada y luminosa y los restos de cansancio se habían atenuado.
Asumo que no es mi mejor "selfie"
...pero quería mostrarles
gráficamente lo que les comento.
Con respecto al formato, debo decir que me ha parecido más cómodo que otras mascarillas en tissú que tengo usadas anteriormente. En otros casos, para aplicármelas he tenido que permanecer tumbada mientras ellas "hacían su trabajo". Y esto puede ser un magníco momento de relax...si tienen tiempo para ello, pero en mi caso, hay veces que si no puedo simultanear la aplicación de la mascarilla con otra actividad... al final no me la pongo por falta de tiempo (tiene guasa la cosa). Lo bueno que tiene esta mascarilla es que:
a) Se adhiere perfectamente a la piel y puedes aprovechar para hacer otra cosa mientras actúa (si te puedes tumbar a relajarte, ¡mejor aún!).
b) Está muy bien impregnada (yo al retirarla masajeé con el resto de humedad que quedó en mi piel para ayudar a su completa absorción) pero NO CHORREA y otras que yo he utilizado antes sí lo hacían de manera que acaban mojándome el cuello e incluso el torso, haciéndose algo incómodas especialmente en épocas de frío.



3. Mascarilla con extracto de acerola.



La acerola, por su riqueza en vitamina C,  es un astringente que controla el exceso de cebo y previene el acné. Ya saben que mi piel es mixta con tendencia a la sequedad y es por eso que los tratamientos excesivamente astringentes no me sientan bien, pero si hay algo que tienen en común estas mascarillas es que equilibran muy bien sus ingredientes para que sus efectos sean globales y la piel quede bonita. En el caso de la que vemos ahora, entre sus activos figuran también los extractos de avellana y carite ayudan a calmar la piel y a hidratarla.
Y así fue: la piel aparece limpia y con el poro más difuminado (y es un efecto que se mantiene y percibe bastante los primeros días) pero por otra parte, no reseca en absoluto.
Es por eso que me ha gustado tanto, y en formato coincide con lo que explicaba en el punto anterior, así que se me hace práctica de disfrutar: tumbada cuando puedo, y en acción cuando no.

Sin duda, y en conclusión, es una oferta muy a tener en cuenta: efectiva, de calidad y práctica.

¿No les parece?

¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM