viernes, 20 de junio de 2014

Sonrie! (El look)

Ayer les enseñaba una manicura inspirada en una canción...y también en una famosa. Cuando estuve buscando por la red ideas para mi manicura de sonrisas, encontré esta imagen de Rihanna de hace un par de años que me gustó muchísimo.
En ella, combina el amarillo de su manicura con un look muy nude donde predomina el ojo de gato (delineado marcadísimo y "encerrando el ojo"). Yo decidí añadirle también un toque de sombra amarilla y me gustó mucho el resultado. De ahí que me animase a compartir la idea...y la pose ;)
Vamos a ver el look.



En cuanto vi la manicra, y con la idea de hacerle un look combinado, me acordé de la preciosa sombra amarilla de Flormar que me regaló mi amiga Miss Potingues. Su referencia es la E11 y, aunque siempre que pensamos en sombras amarillas me viene a la mente el estridente look de Beyoncé para "Telephone", creo que podemos conseguir opciones mucho más ponibles y favorecedoras si atendemos a la combinación con marrón chocolate de acabado mate. De este modo, y tras aplicar mi prebase, marqué en primer lugar la cuenca con marrón oscuro de la marca Martora - como saben, una de mis favoritas para los acabados mate.


Habiendo ya marcado la cuenca, apliqué la sombra amarilla. De este modo hacemos que se quede sólo en el espacio del párpado móvil y no sea tan "evidente" (o estridente). En la cuenca del ojo, apliqué como siempre sombra vainilla mate para difuminar los contornos del look y dar luz.


Finalmente, perfilé con negro todo el ojo, del lagrimal al exterior y pasando por la línea de agua, pero con un delineado mucho más fino que el de la cantante mencionada. Esto también lo hace más ponible y además intensifica bien nuestra mirada, para que no se "pierda" por el uso de uno tono tan claro y llamativo.

Para el resto del look utilicé la tónica nude que vemos en la cantante de Barbados. Si se fijan, es precioso el contraste de su piel con el amarillo de la manicura. Obviamente, las que no contamos con ese bonito color de piel, podemos realzar nuestro tono de partida con los productos adecuados. Para ello, sobre mi base y polvos habituales, apliqué el broncer de Deborah y un toque de iluminador de Belle en pómulos y arco de cupido.
Completé con colorete melocotón de la marca Misslyn.
El labial, en mi caso, es clarito pero más rosado que marrón: va en la línea de los consejos que veíamos ayer. Si quieren tirar de nudes para los labios sin que su dentadura se vea amarilla, mucho mejor aquéllos labiales con subtono rosado que los que viran a marrón. Éste es el tono "Naturally pink" de Milani.
Me despido ya con algunas imágenes más del maquillaje y la manicura. Combinado con prendas negras y complementos en amarillo o dorado obtenemos un look muy veraniego con un punto divertido que me gusta mucho gracias a la manicura.

 





Y ustedes, ¿se animan con el amarillo?
BESOS!!

Me gusta