jueves, 3 de julio de 2014

Fucsia para un blanco/negro (Look, manicura y outfit)

Hace ya mucho que os enseñé mi blusa blanca de Springfield, pero aún os debía un post con ella solita como protagonista de un conjunto maquillaje - manicura - y outfit de esos que a mi me gustan. ¿Qué os parece si la  vemos hoy?
Vamos con un toque de color en fucsia para el binomio blanco-negro que tan bien resulta en las propuestas de ropa. ¡Pasen y lean!




1. Maquillaje:
Como les comentaba en la entradilla, para complementar la camisa, que es color blanco roto, elegí una serie de prendas y complementos en negro. Así que pensé que el look bien merecía un toque de color en el maquillaje. Yo utilicé el fucsia para estrenar el precioso pigmento de Lollipop que os enseñaba hace unos días, pero obviamente podríamos haber escogido cualquier otro tono.



El protagonista, el número 12 de Essence se llama "Miss Piggy's Lollipop " y es un fucsia intenso con mucho brillo que yo utilicé, no obstante, con discreción ya que los labios también irían en este tono.
De este modo, comencé aplicando el citado pigmento a toquecitos y en el párpado móvil, pero reservé el lagrimal para aplicar un tono claro, evitando así que el fucsia me jugase una mala pasada (ya saben, rosas y naranjas, mejor lejos del lagrimal y el párpado inferior).


Para marcar la cuenca utilicé un tono berenjena mate de Martora y a continuación delineé tanto el párpado superior como el inferior y la waterline de negro, para marcar bien la mirada.Finalmente, apliqué sombra color vainilla mate hasta el arco ciliar, y máscara de pestañas.


 
Como os decía, con la libertad que da el blanco/negro, decidí que seguir optando por el fucsia podría ser una buena idea. El labial es el tono Lickable de MAC, un fucsia mucho más favorecedor que el Girl About Town, para mi gusto. El colorete es el Dolce Pink de Milani.
2. La manicura.
Como me gustó el juego de tonos, decidí seguir la pauta pintando todas mis uñas con un fucsia brillante, de Kos en el tono 38. Sólo he probado éste pero me encanta su acabado y es muy económico. Les hablé de él aquí.
A continuación, con esmaltes blanco y negro fui trazando topidos diagonales que decoraron mis uñas anular y pulgar.

3. Outfit.


Sencillito, pero muy cómodo y de esos que "visten". Si bien es cierto que no exploté el claro corte romántico que tiene la camisa, preferí jugar a las medias tintas con ambas ideas: el toque romántico está en blusa, pendientes y bolsito de mano, y en cambio los leggins con estas romanas de tacón tienen un aire mucho más rockero. A mi me convenció la mezcla, espero que a vosotras también.

¿Con qué otros tonos habrían conjuntado esta propuesta?
Espero que les haya entretenido.

BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM