miércoles, 16 de julio de 2014

Verde y rojo para un vestido de flores (look & outfit)

Hace unas semanas en un viaje "de compras" me topé con este vestido de oferta. Costaba sólo once euros y me gustó mucho el estampado y la tela, finita y fresca.
Pero sin duda, lo que más me convenció es lo bonito que queda puesto.
Hoy os enseño cómo lo combiné con un buen rouge y la sombra "C'mon Chameleon" de Catrice, para que puedan utilizarlo de inspiración si tienen alguna prenda de este estilo.



1. Los ojos.
Como les decía en la entradilla, del vestido me gustaron el corte y el estampado. Como ven, a nivel de colorido no es difícil de combinar, porque aunque predominan el rojo y el negro, encontramos también verdes, amarillos y hasta turquesas que lo hacen muy alegre.
Así que decidí escoger uno de estos tonos para mi maquillaje y ¡cosa rara! ....decidí que sería el verde ;)
Uno de los aspectos que le encuentro muy favorecedor a esta sombra (la C'mon Chameleon de Catrice) es el hecho de que como tornasola a marrón rojizo es más combinable que otros tonos de verde. Así que decidí hacer con ella un ahumado.
Sobre un jumbo negro de Astor que apliqué sólo hasta la zona del pliegue, trabajé la sombra a toquecitos y difuminé sobre el pliegue de manera que se obtienen los dos tonos que ven: el verde oscuro metálico gracias a la base negra y el marrón rojizo al estar aplicada sobre la piel, solamente.
Además apliqué un verde mucho más claro en el lagrimal: es el tono Juxt de MAC, un verde suave con toques de tono pistacho pero no tan estridente. A ras de pestañas inferiores tienen de nuevo la sombra de Catrice y como ven, un toque negro en la waterline - que me dura un suspiro intacto, ni para el tiempo de echar la foto...¡qué coraje! - .

Rematé con la consabida sombra vainilla mate en el arco, arreglando cejas y aplicando máscara.


2. El rostro y los labios.


Lo cierto es que -en condiciones habituales -  nunca combino verde con rouges. Los tono rosa o melocotón me parecen mucho más combinables con este tipo de color de sombras. No obstante y como les decía, dado que la sombra da tanto juego y que el vestido era abundante en tonos rojizos, decidí animarme y no me desagradó el resultado.



El labial es el tono 111 de Rimmel y el resto de productos los tienen debajo, en la foto de familia ;)



¿Les gustan los vestidos de flores?
¿Y los verdes tornasolados como el de esta sombra?
BESOS!!

Me gusta