miércoles, 27 de agosto de 2014

Esmeralda para alegrar un conjunto negro (Look, manicura, outfit y peinado)

Pese a que ya saben que el colorido de verano me encanta, el negro sigue siendo un tono socorridísimo para vestir. Y que además, en ocasiones, me apetece mucho. Una noche en que elegí un conjunto de camiseta y falda en este color, decidí dar un toque de alegría en complementos y maquillaje. Y cómo no fue el verde, el color elegido para este menester.
Un verde esmeralda muy intenso, que espero que les guste.
Vamos al lío!

1. El maquillaje.



Hoy toca uno de esos looks que tiene tanta fuerza por sí mismo en el planteamiento de las sombras...que no apetece ni delinear, para respetar esa pureza e intensidad del color.


La verdad es que en cuanto pensé en el verde esmeralda me acordé de mi longlasting de Kiko número 10 y me pareció ideal para usar como base de los restantes productos. Lo tenéis en el centro y parte más externa del párpado móvil.

El lagrimal lo reservé, como veis, para dar un toque de luz en un tono mucho más claro. Es una sombra de la EL Platinum de Deliplus: las compré casi todas y no me arrepiento porque son preciosas, pero no he vuelto a picar con la marca desde que subieron los precios.

Como veis, en el centro sí apliqué un verde intenso. En este caso, pertenece a un quad de sombras de Sugarpill que les reseñé aquí. Finalmente, en la uve tienen un marrón chocolate para dar profundidad, en este caso es de mi quad de Make Up Geek.

A ras de pestañas inferiores tenéis de nuevo el longlasting: no me canso de ver lo brillantes, vivos y bonitos que quedan este tipo de productos en esta zona.

Finalmente, apliqué máscara y listos los ojos.

Para el resto del look recurrí en esta ocasión a tonos rosados virando a fucsia que siguiesen dando alegría a las prendas en negro.

Les dejo aquí la totalidad de productos utilizados:


2. La manicura:

De nuevo siguiendo la línea de buscar un verde intenso y un toque de alegría para la propuesta de prendas en negro, utilicé un esmalte verde de Bourjois en el tono 61 (verde clorofilla, se llama) para todos los dedos salvo el anular, que pinté con un tono mucho más claro de Sfera. Sobre él estampé en azul de Konad con una placa de MoYou London y apliqué topitos verde claro, además de una perlita en una de las plumas. Finalmente, en el dedo corazón apliqué un top coat de purpurina.



Resumen de productos usados:


3. Outfit, complementos y peinado:

Como os he venido diciendo todo el post, la ropa no tiene ningún misterio: son una simple falda de tubo negra con camiseta de tirantes del mismo color. Poco original, sí, pero muy cómodo y puede quedar hasta simpático con los complementos adecuados.




















Hace unas semanas les conté cómo había personalizado, de una manera muy sencilla, un bolso de mano cuyo cierre se me había roto. Aquí lo tengo con otro broche, en este caso con forma de sandía, muy veraniego y simpaticón...

Finalmente os dejo el recogido, rápido de hacer pero muy fresquito. Simplemente hice "rollitos" a cada lado de la cabeza (dando vueltas a los mechones sobre sí mismos) y los anudé con una goma pequeña, tres a cada lado, en el centro de la cabeza.
Con este paso consigo hacer mi melena mucho menos densa (me cuesta hacer recogidos sin trenzas con ella porque al ser tan lisa pero pesada y con cantidad...todo se me cae). Como decía, con el resto de cabello que me quedó, ya reducido considerablemente, sí pude enrollarlo sobre la coletita anterior y pillarlo sólo con un par de horquillas, de manera que quedó hasta "ponible" jajaja...




¡Y esto es todo!
¿porqué color optan en verano para dar vidilla a un "serio" negro?
BESOS!!


@gadirroja en INSTAGRAM