viernes, 1 de agosto de 2014

Remedios de verano (Favoritos y tag...si se animan).


El post de hoy tiene un aire especial. En vez de hacer una recopilación de favoritos, se me ocurrió ir haciendo recomendaciones de productos que me funcionan para "desmadres" típicos del verano: irritaciones, piel resentida por el sol o algún descuido de vacaciones, demasiados helados y barbacoas, pelo estropeado... la lista puede ser interminable, pero yo tengo ya los productos que me funcionan...y claro, son favoritos, cómo no!
Así que no me enrollo más, y paso a hablaros de ellos.


1. Para irritaciones: Pomada de caléndula, de pasiflora y aloe vera en gel
Entre el calor y el sol, aunque no seamos de piel sensible...alguna irritación cae! El sudor y la exposición solar a menudo hacen de las suyas por más cuidado que tengamos, por eso siempre llevo conmigo alguna de las pomadas de las que les he hablado en otras ocasiones. Si tienen interés en saber más sobre ellas, les dejo los links ahora mismo:









2. Rescate facial: Ampolla flash Plactocel... o Mascarilla Hamman + serum Sesderma
Los días de verano son muy largos...y a veces sus noches también: tras un día intenso de playa, una paseo vespertino, y la cena...surge la posibilidad de "escaparme" con Manolo y salir un rato al fresco de la noche...¡no me lo pierdo! Pero claro, una ya no es una niña y los días de no parar se notan en el rictus. Para compensarlos, tengo dos posibilidades...

  • Si, efectivamente, voy a salir y no quiero que mi rostro tenga un aspecto cansado, me van muy bien estas ampollas flash de Interpharma que les presenté aquí.
  • Si, por el contrario, voy a descansar pero quiero que al día siguiente mi piel luzca lo mejor posible, primero la limpio a fondo con la mascarilla Hamman de Yves Rocher y a continuación aplico mi serum Acglicolic de Sesderma...al día siguiente os aseguro que se nota...y ¡mucho!


3. Kilos de verano: Tres frentes de ataque.
Pese a que la comida de verano es más ligera (y a mi que me gusta la verdura es cuando más disfruto), los días de comer fuera, los helados, esas salidas nocturnas de las que antes os hablaba - en la que algún combinado cae y son bombas de calorías jajaja! - y el hecho, sobre todo, de estar más relajada, ayudan bastante a coger peso en mi caso.
Ya saben que mi postura al respecto es de mantenerme y no seguir cogiendo kilos como estos años atrás (que los que han venido, bien están, pero no quiero muchos más). Para eso, comencé en primavera probando las cápsulas de Aboca que me vinieron muy bien, y continuo ahora con dos tratamientos más. Hace poco les enseñaba el Minceur triple action de Yves Rocher, y pronto verán otro muy completo de la mano de Sbelta Plus.



4. SOS del cabello: Serum, mascarilla y aceites.
Otra parte de nuestro cuerpo que se resiente especialmente con el sol y la playa es el cabello. La verdad es que lo mejor, como siempre suele pasar, es adoptar un enfoque preventivo. Personalmente, en verano, extremo los cuidados del pelo...

  • Prescindiendo totalmente de herramientas de calor. Dejo que el pelo se seque al aire y luego lo llevo recogido: voy fresquita y no paso la tortura para mi - por el rato de más calor que producen - y para mi pelo de usar secador o planchas.
  • Siendo férrea con las rutinas de hidratación: la mascarilla de manteca de karité de Light Irridiance que les mostré aquí funciona fenomenal para eso.
  • Aplicando aceites. En la foto tienen el de Monoï de YR, pero para protegerlo en la playa utilizo el de Clarins que les reseñé en este post.
Si a pesar de todo, "llega la sangre al río" y noto el pelo muy encrespado, tiro del serum de Spahair que les enseñaba aquí. Como ya les conté, no es un tratamiento para usar regularmente porque es silicona pura...pero si tengo el pelo estropajoso me lo deja mucho más agradable al tacto hasta volver a la rutina, ya fuera de la playa, y evito cortes radicales (las puntas, siempre en otoño).



5. Auxilio...de mis pies. Gel refrescante de piernas, School, exfoliante hadaly fresh
Termino esta "ronda de desastres" (jajaja, más vale prevenir que curar) con otros grandes "sufridores" del verano...los pies. El calor, la sequedad y el uso - a menudo - de sandalias no demasiado ergonómicas pueden echar al traste todos nuestros esfuerzos de la primavera por lucir unos pies bonitos. Para evitarlo, siempre mantengo mi rutina de cuidados e hidratación:

  • En la ducha, voy alternando el exfoliante de Hadaly fresh con el de Bielenda. Tienen más información sobre ambos aquí y aquí (respectivamente).
  • Un par de veces a la semana, además, mantengo durezas en ralla con el fantástico Velvet Smooth de Dr. School. Sin duda, ha sido mi gadget favorito del verano como les conté en este post.
  • Además, cuando tengo las piernas cansadas por el calor, me viene genial el frescor duradero de esta crema de Aloe Care.
Y esto es todo, que no es poco.
Me encantaría ver como cuidan su piel, pelo y cuerpo ante los rigores del estío para llegar al otoño mejor que nunca.
¿Se animan a contármelo?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM