lunes, 8 de septiembre de 2014

Prendas que miran al otoño (Haul de moda)

Ya sabéis que todos los años, a finales de agosto suelo aprovechar para - entre las ultimísimas rebajas y las nuevas propuestas - hacerme con un puñado de básicos que sean versátiles y me sirvan para esta etapa de transición que es el otoño.
No me gusta comprar ropa totalmente de invierno (jerseys, botas...) ni tampoco muy veraniega (colores y estampados intensos) sino más bien una suerte de prendas sencillas a las que pueda sacar partido con sandalia, sabrina o zapato salón; con rebeca o sin nada, si aún hace calor.
Hoy os enseño los últimos "fichajes" de mi armario.
1. C&A.
Es curioso, porque nunca había entrado en esta tienda. En Granada no la tengo localizada pero en Cádiz sí, aunque sus escaparates nunca me llamaban la atención. Entré para echar un ojo buscando algo para mis nenas...y me pregunté que porqué no había entrado antes.
Es una tienda tipo "Kiabi" o "H&M" que tiene cosas a precio asequible y en la que hay que saber escoger. Me explico: algunas prendas tienen un corte o calidad que deja que desear, pero como os enseño, también tienen otras muy apañadas y su calidad no difiere de Inditex (de hecho para mi gusto, hace ya años que la calidad de Inditex en muchos casos deja que desear bastante).
Os enseño lo que me compré...
1.1. Pantalón tipo "amazona" negro.
Me explico: no es legging ni jegging, es de ese tipo de pantalones que se parecen mucho a los de montar que se llevaron el año pasado y también hace ya una veintena de años (todo vuelve). El caso es que como estoy tan cómoda con este tipo de prendas, porque al ganar unos kilos descubrí que ahora sí me favorecen, que son todo un básico para mi. Me gustan combinadas con camisetas que no sean pegadas por arriba, para compensar un poco.


1.2. LBD.
Me ha encantado hacerme con este vestidito (y más me gustó que no llegase a diez euros) porque le veo muchas posibilidades en otoño. Uno que tengo de verano negro es palabra de honor, que ya mismo no pega ni con cola; y otro que tengo más formal, de Mango, es de "mucho vestir" con forro, cinturón y tela gruesa. Este es fino y va bien tanto con sandalias como para más adelante con una chaqueta. Ya veréis ambas combinaciones en un post.


1.3. Pantalones rosa palo.

Me encantó su color y también el detalle de los bolsillos. Además, al probármelos todavía me convencieron más: son tobilleros y con un poquito de tacón tienen un aire muy "lady". Ya los veréis también en acción. Además son suavecitos al tacto y ni muy finos, ni demasiado gruesos.

1.4. Camiseta estampada.
No suelo comprar nunca camisetas con leyendas porque no me siento identificada con ninguna. De esta me gustó el corte, ideal para los pantalones pegados que veíamos al principio y el estampado de flores. Así que me animé.
 También la veréis pronto en un look. Lo que pone en ella (no se ve bien porque hay letras en plata que se confunden con las flores) es "They are just a little bit out of my limit" que podríamos traducir libremente como "Están un poco fuera de mi alcance". Y la verdad, tampoco me llega al alma pero al menos no siento que llevo un cartel con ellas (jajaja).


2. Lefties: El hallazgo de los hallazgos.
Ya os he contado en alguna ocasión que con Lefties me pasa algo muy curioso. Siempre que le veo algo mono a mi hermana le pregunto de dónde es y me responde el nombre de esta tienda. Luego voy yo...¡y sólo veo porquerías!
Pero en esta ocasión - será porque iba con ella - encontré un mono precioso y muy elegante por 18 euros. La verdad es que tuve mucha suerte por varios motivos:

  • Lo vi en el escaparate. Si lo llego a ver colgado de una percha, igual ni lo miro porque es de ese tipo de prendas que ganan cuando te las pruebas.
  • Sólo quedaba una talla, en el probador, y era una S. Yo suelo coger la M por defecto por mi complexión, pero decidí probármela y se vino conmigo.
Como ven en las imágenes, así doblado no parece nada del otro mundo...


Pero viste mucho y es muy favorecedor: la parte de arriba tipo blusa, el cinturón con un corte que resalta el talle y el pantalón, sueltecito a la cadera muy elegante y femenino. Ya habrán adivinado que es el que llevo en el nuevo banner del blog. Pronto lo veremos también con más detalle.

3. Springfield: LA camisa.
Cometí el error hace unos años de comprarme una camisa vaquera que me sirve como para entrar dos veces en ella. No sé si es el corte, porque la talla es la mía, pero el caso es que queda tan ancha que no se ve bonita. Y siempre he tenido ganas de una "al cuerpo", un poco entalladita, que es más femenina y favorecedora. Encontré esta en Springfield, al final de las rebajas por diez euros. Un absurdo de las tiendas, porque era final de verano y digo yo que las camisas vaqueras de manga larga no deben venderse mucho en junio. Yo, aproveché y le voy a dar mucho uso cuando llegue el fresco.



Me quedan algunas prendas más por mostraros, pero no quiero alargar mucho el post ni tampoco que luego se me pase mostrárselas puestas en combinaciones con maquillaje que es como se ve todo el potencial que pueden tener.
Así que paro aquí y estos días os enseñaré cómo las combino y les saco partido.
¿Qué os ha gustado más?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM