martes, 18 de noviembre de 2014

De promo I: NARS doble o nada

Ayer veíamos la impactante propuesta de NARS en su colección para este otoño/invierno. Les destacaba lo mucho que me gustaba la mezcla de tonos, pero reseñando también la necesidad - al menos en mi caso - de rebajar algo la exagerada disposición de los tonos para verme favorecida.
Les muestro hoy cómo he adaptado yo esta inspiración.

En mi opinión, el punto fuerte de este look es la favorecedora mezcla de tres tonos bastante intensos (dorado y morado en ojos, coral en rubor y labios) que, siendo bastante opuestos, dan un efecto muy favorecedor. Os cuento qué productos usé y cómo los fui aplicando.

Tenía claro que para el dorado recurriría a la fabulosa Color Tattoo de Maybelline en este tono. Es un dorado cálido que pigmenta llamativamente y su duración, pese a ser una sombra en crema, es buena también, sobre todo si la fijamos con un tono similar en polvo: yo usé la 01 mono de Bourjois.
En la propuesta de la firma destaca la forma redondeada de las sombras: yo la he mantenido, pero ascendiendo menos y metiéndome también mucho menos en la zona de la ojera. Al fin y al cabo, ni mis rasgos son los de la modelo...ni mi edad tampoco ;)
Para el morado utilicé la sombra mate de Martora 469: es un tonno berenjena oscuro que, al difuminar por la cuenca se ha suavizado, y en el extremo externo se ha oscurecido porque lo mezclé con un negro de la misma marca, también mate. Sé que siempre repito sobre la calidad de estas sombras, pero es que no me canso de decirlo: mirad qué bonita y fácilmente se ha difuminado con el dorado, pese a ser tonos muy distintos.
Finalmente, utilicé el High Brow de Benefit y un tono vainilla de Martora de nuevo para difuminar el corte e iluminar la ceja. Como ven, no está tan alto como en la imagen promocional...aunque ésto es difícil de asegurar porque la modelo lleva un flequillo que le tapa las cejas ;)
En cuanto al párpado inferior, marqué a ras de pestañas con lápiz negro y lo difuminé con la sombra berenjena. En este caso, he sido mucho más comedida que en la propuesta por lo que os comentaba antes: personalmente, no creo que me favoreciera marcarlo mucho más. Apliqué máscara y lista.


El otro punto fuerte del look son los tonos corales cálidos. Para lograr tonos similares mezclé un labial anaranjado de Sephora con un gloss de Rimmel. El rubor es de Golden Rose y el rostro va contorneado con el magnífico trío de Isadora.

 




En definitiva, no es un look discreto, pero tampoco tan recargado como si fuera un calco de la foto. Yo me siento cómoda y favorecida con él.

Ahora...juzguen ustedes ;)
BESOS!!

Me gusta