martes, 25 de noviembre de 2014

De promo III: Hoy, Lancôme French Idol

El look de hoy está inspirado en otra de las imágenes promocionales de las que más me gustaron esta temporada. Se trata de la propuesta de Lancôme en su colección French Idole: de nuevo unos "ojos joya" con intensos tonos irisados en oro y morado, pero con dos detalles que hacen del look una propuesta original e interesante: un delineado también en morado (ver en la publicidad delineados de colores no es muy habitual, y menos en firmas de "alta gama") y un toque de verde hoja a ras de pestañas inferiores.
Os cuento hoy cómo lo adapté yo en una propuesta más suave pero igual de colorida.


1. Los ojos.
Como os comentaba en la entradilla, quise jugar con los tonos pero creando una imagen más liviana y menos oscura que la de la propuesta, por dos motivos: Quería que la fuerza estuviese en la tríada de tonos y tampoco me apetecía recargar tanto la parte superior como para echarme un par de lustros encima ;)
Comencé utilizando una base dorada de nuevo con la Color Tattoo de Maybelline en este tono, que me tiene encantada por su gran pigmentación y brillo. Lo sellé de nuevo, para poder difuminarlo mejor, con una sombra mono de Bourjois.

Era el momento del morado, que utilicé en acabado mate de mi paleta de I ♥ Makeup. El nombre del tono en cuestión es Full Throttle. También oscurecí levemente la zona "uve" con la sombra gris mate Bad Boys, aunque lo que se percibe en la imagen, al estar difuminada, es un morado más oscuro.
Para el perfilado utilicé un eyeliner líquido de Essence que tiene bastante tiempo pero se conserva muy bien. Además de ser un tono bonito, se aplica con mucha precisión: es el tono morado de la línea Metal Glam.
Llega el turno de las pestañas inferiores que están marcadas con un verde claro pero intenso. Para aumentar la definición del color en primer lugar marqué con un lápiz automático de Deborah Milano y a continuación repasé con un pincel y sombra en polvo de un trío de la misma marca. 
Como estamos viendo en prácticamente todas las propuestas, waterline clara y máscara. Listos los ojos.

2. El rostro.

Este es de ese tipo de looks que pone toda la fuerza en la mirada pero eso no quita que no trabajemos la piel. 

Para lucir la piel luminosa y lo más homogénea posible utilicé la base de Clarins True Radiance y la prebase de la misma marca en todo el contorno del ojo. Tras sellar con polvos, contorneé e iluminé el rostro con el Face Sculptor de Isadora. El rubor que incorpora este trío es muy discreto en mi piel, así que aproveché que esta propuesta también lo era para utilizarlo también, previo toque de rubor en crema de Clarins que da un toque rosado muy dulce a las mejillas.
Finalmente, para los labios y dado que también van en un acabado ligero, utilicé un gloss de la línea Vinyl Gloss de Rimmel.





Y esto es todo. Como les decía, una propuesta más ligera pero que me ha gustado por el colorido, de invierno, pero alegre y llamativo.

¿Os animáis a unir dorado, morado y verde en un look?
Espero que os haya gustado.
BESOS!!


@gadirroja en INSTAGRAM