viernes, 12 de diciembre de 2014

Colección de esmaltes de L'oreal (Review & Swatches)


Las novedades cosméticas a menudo me hacen replantearme prejuicios antiguos (¡y lo sabes! Jajaja). En este caso ha sido L’oreal, con su colección “Dark sides of grey” quien me ha mostrado que ese tópico de que “el gris es aburrido”…es solo un mito. Tonos, y sobre todo, texturas…para no aburrirse ni un momento.
Os cuento sobre ellos, y os los enseño aplicados ahora mismo.

1. Dark sides of grey, la colección.
Como seguro ya habéis pillado, el nombre de esta colección hace un simpático viro a las famosísimas novelas del Sr. Grey. Personalmente…yo soy mucho más de Elísabet Benavent que escribe mucho mejor… y es mucho más divertida; pero no nos alejemos del eje central de este punto: el gris.
El gris en sus diferentes matices, pero sobre todo, como os decía en la entradilla…también el gris en múltiples texturas. Antes de entrar en ellas, os resumo las características generales de estos esmaltes que, como sabéis, me gustan mucho habitualmente y en este caso tampoco difiero:
  • Su capacidad es de 5 ml., un formato no demasiado grande que nos permita aprovecharlos sin que se sequen o estropeen.
  • Su cobertura es buena con dos capas (muy buena, mejor dicho), a excepción del “efecto cera”  que veremos más abajo: para lograr completamente ese efecto mate que presenta, yo prefiero – y por eso lo recomiendo – dar tres.
  • Se secan rápidamente porque son esmaltes de densidad bastante líquida (pese a la buena cobertura…no es necesario comprar esmaltes pastosos que tarden la vida en secar cuando la fórmula es buena).
  • Su pincel es cómodo: Plano y no muy grande, pero se abre lo justo sin tener que dar diferentes capas que hagan “dudar” a nuestro pulso ;)
  • Su precio, el habitual de esta marca: 5’95 en PVP aunque ya saben que en este sentido encontramos amplitud según lugar de compra.
  • Con respecto a la duración, yo la califico de “muy buena”, pero tened en cuenta que prácticamente todos los esmaltes me duran más que a la media (no sé porqué, le doy al scotch brite como cualquier madre de familia, no crean!).
2. Los tonos y las texturas: A cada cual, más especial.
Porque aunque suele mítico, según iba probándolas le iba encontrando el punto a cada una. Un punto que me gusta, y mucho…según la manicura que vaya buscando.
  • El tono 885 “Aux Chandelles” tiene – como os decía – efecto cera. Esto implica que el brillo del esmalte que te aplicas se va volviendo mate con el secado, quedando una superficie diferente con un toque especial. Por su tono claro me parece ideal para nail art y creo que puede ser muy interesante combinarlo con tonos brillantes para jugar con los efectos.
 

  • El 893 se llama “Metallic Cuff” y aunque nos lo presentan con “Efecto metálico” yo matizaría que es un metal sin depurar: tiene una textura rugosa, similar a esos esmaltes textura azúcar que se pusieron de moda hace unos años, pero resulta muy cómodo de lucir. Su color es gris muy oscuro.
  


  • El tono 891, “Noir Whisper” es un plata intenso, atrevido y fiestero. En este caso la textura es una mezcla de acabado metálico con pequeñas (pequeñísimas) partículas de purpurina que se muestran cambiantes y juguetonas según nuestras uñas reflejan la luz.

 


  • Finalmente, el 890 “Masque Lover” es…espectacular. Bueno, igual a las amantes de lo discreto no os lo parece tanto, pero a servidora que a veces tiene desatada la vena urraquil, pues sí. Se compone de diferentes glitters (diferentes en cuanto a tamaño, forma y color) que al aplicarse conforman perfectamente su “Efecto granito”.





En resumen, cuatro tonos y cuatro acabados que me dicen que se acabó el pensar de los grises que son aburridos.
¿Cuál os ha gustado más (Si es que podéis elegir ;) ?
Espero que os haya resultado interesante.
BESOS!!

Me gusta