miércoles, 3 de diciembre de 2014

Dark lips I: Labios protagonistas vs. rostro desnudo.


Hoy vengo con la primera de las propuestas para lucir "dark lips" este otoño/invierno: es la que más os gustará a las discretas que os atreváis con los burdeos y familia, porque se combina con un maquillaje bastante "nude". Sin embargo, como todo en esta vida, tiene sus truquitos...

...os cuento hoy cómo lo recreo yo.






1. Los ojos.
Es el punto más ligero de la propuesta pero como os decía, eso no implica que no vayan maquillados. En mi caso además, que no tengo los ojos grandes y sí una señora boca, si no los resalto aunque sea en plan muy ligero...no veo mi rostro favorecido en general.

Para darles buen aspecto sin perder la idea de naturalidad, utilicé como base en el párpado móvil la Ombré Matte de Clarins en tono "Soft pink". Es ligera, suave y fácil de trabajar y sobre todo, tiene un color vainilla/rosado (o al revés pero entre vainilla y rosita) que da un aire fresco y favorecedor a la mirada.

Con una sombra color piel marqué la cuenca y con un vainilla mate, el resto del arco ciliar. El toque de gracia - siguiendo en plan muy discreto pero ahí está - lo tenemos en el lagrimal, iluminado con el mismo producto que veremos luego en el rostro, de Belle (Eroski).
A ras de pestañas inferiores marqué con un lápiz negro de L'oreal y lo difuminé con un pincel para que fuese solo un toque. Y la waterline va de beige con el famoso lápiz de Sephora. Para acabar, máscara en dos capas: es necesario que no apegotone para que nuestras pestañas no pierdan definión por esta doble capa. Yo usé la 5en1 de Deborah que vienen viendo estos días (y semanas) por el blog. Las cejas van rellenas, peinadas y fijadas con el fantástico "todo en uno" de Isadora que les reseñé aquí.

2. El rostro.
Como veíamos en el post de presentación de esta sección, el rostro está también muy trabajado en un rollo "natural pero estudiado". En primer lugar apliqué corrector en mi contorno de ojos - rara vez lo hago en otra zona - y apliqué base y polvos para sellar el acabado. Como os decía antes, utilicé el iluminador de Belle para pómulos, nariz y arco de cupido de una forma - digamos - menos discreta que comúnmente. Aún así creo que no queda excesivo, iba buscando una piel "glow" como las imágenes que vimos el otro día.
Finalmente, está el tema de rubor y labios. Para el colorete utilicé un tono de Springfield que me encanta: es el Granada y conjunta fenomenal con labiales burdeos y looks de invierno. En el caso de los labios, hice una mezcla: utilicé el precioso labial burdeos de L'oreal en su colección de Rojos Puros tono Laetitia Casta; no obstante, como el acabado de esta colección es mate, le dí brillo con un gloss muy semejante en color de LOLA.



Os dejo foto con algunos de los productos mencionados en el post. Acompañé este maquillaje de una sencilla manicura burdeos (Lola) con una "accent nail" en la que apliqué purpurina de Essence en el mismo tono. 


Y eso es todo en esta primera propuesta.
Aunque no es mi favorita, es una opción que llevo a menudo por comodidad cuando no quiero un look demasiado recargado en general.
¿Y vosotras, la usáis?
Espero que os haya gustado.
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM