sábado, 27 de diciembre de 2014

Hasta la última gota: Acabados XVI


Vamos con una tanda de acabados antes de terminar el año. Hoy veremos, como siempre, cinco productos de diferentes categorías aunque se agrupan bastante (cosas de los ritmos, hay productos que se consumen más rápidamente que otros):

  • Maquillaje: Base 
    • Pure Ligth de Yves Rocher
    • Broncer Deborah XL
    • Superliner Mat-MATIC de L'oreal.
  • Limpieza: 
    • Desmaquillante Creme Douce de Clarins.
    • Desmaquillante Diadermine Pieles Sensibles.




1. Maquillaje: Base Pure Light de Yves Rocher.


Ya sabéis que las bases de esta marca me gustan por su subtono rosado. Cuando leí sobre le Pure Light me dio mucha curiosidad porque sus indicaciones (luminosa, ligera) podrían venirme bien. Y así fue, ha sido una base que me ha gustado mucho como les conté en su correspondiente review.
Ha costado acabarla por el formato de cristal que a mi me encanta, pero reconozco que es un engorro para aprovechar el producto. Cuando ya quedaba menos de la mitad, la empecé a usar a diario porque se me habían acabado opciones más ligeras (tipo BBCream) y he vuelto a comprobar lo ligera que es y que no satura la piel aunque te maquilles todos los días con ella. Ya finalizada, mi opción de diario ha vuelto a ser una BBCream que da la casualidad es también de esta marca, como les contaba hace poco.

2. Maquillaje: Broncer Deborah XL.
No es el primer verano que la marca lanza este broncer de "tamaño familiar" y lo cierto es que me encanta porque tiene el tono justo para mi piel, es sedoso y fino y su acabado no es ni excesivamente mate ni tampoco brillante.
Como pueden imaginar, acabarlo ha sido todo un acto de constancia...¡¡me merezco un premio!! Lo cierto es que si sólo lo hubiera usado como contorno no creo que lo hubiese terminado. El caso es que la mayoría de las veces lo he usado como polvos compactos porque, como les decía, el tono es idóneo para mi piel (para contornear, por tanto, usaba uno más oscuro, pero es que yo sólo contorneo en looks más elaborados, no por las mañanas temprano ;)

3. Maquillaje: Super Liner Mat-MATIC de L'oreal.

Tras un nombre tan rimbombante lo que tenemos es un lápiz automático negro. Ya saben que utilizo muchos productos de esta marca para maquillaje y me gustan mucho sus labiales y máscaras de pestañas. También han visto en muchísimos looks que utilizo un lápiz negro básico y un eyeliner en formato rotulador casi en todos...pero en este caso, no puedo tener buenas palabras para este que vemos.
Es duro - como suele pasar con los lápices automáticos por norma general - no es tan negro como promete y sólo se puede usar a ras de pestañas porque intentarlo en la waterline, con la dureza que tiene, es toda una aventura. Para colmo, se secó muy rápido y un día que quise darle una oportunidad, la mina salió disparada, totalmente inservible. Así que a la basura.
Insisto: para delinear, L'oreal tiene formatos magníficos...pero este no lo recomiendo en absoluto.

4. Limpieza: Desmaquillante Creme Douce de Clarins.


Ya en su momento les dí también toda la información sobre este magnífico desmaquillante que, por efectivo pero delicado, recomiendo muchísimo a pieles secas y sensibles. Pero no se engañen, que la mía es mixta y no me ha dado ningún problema. Como ven, cuando le quedaba poco lo corté y la verdad es que aún pude aprovechar muchos días hasta darlo por agotado. Les dejo aquí su correspondiente review.

5. Limpieza: Desmaquillante Diadermine para pieles sensibles.


Y si el de Clarins era el que tenía por acabar (me gusta dejar alguno a medias en la ducha para cuando llego a casa tras un largo día y me voy de remate a hacerlo todo allí mismo, en el último momento antes de cenar y a la cama), éste de Diadermine lo he usado a diario en mi limpieza rutinaria.
Pertenece a la línea 110 que les mostré en este post y primero gasté el de pieles mixtas. Pensé que igual éste, al ir enfocado a pieles sensibles podría ser menos efectivo, pero fue un prejuicio porque desmaquilla muy bien - exactamente igual que el otro -; no deja residuos y por supuesto, la sensación al terminar no es en absoluto de que reseque sino de bienestar. Me reafirmo en que, para mí, las limpiadoras son los mejores productos de esta línea.

Como ven, he sido aplicada y he hecho sitio en mis baldas, no sea que sus majestades no puedan dejarme potingues por no haber terminado los que tengo en uso ;)
¡Espero que les haya resultado interesante!
BESOS!!

Me gusta