jueves, 15 de enero de 2015

Flores de invierno: Hoy, Caléndula morada (look, manicura y outfit).

Vamos con el segundo de los looks dedicados a esas flores tan especiales que nos alegran aún siendo en una estación tan fría. Hoy es el turno de la caléndula, conocida por  sus propiedades anti-inflamatorias, digestivas y - en el caso de la cosmética - calmante y cicatrizante. Pero en este caso es una versión algo especial: la caléndula morada.
Os muestro hoy un look y una manicura inspirados en esta sencilla pero bonita flor.


Con respecto de los tonos que predominan en ella, a mi parecer son más malva que morados, así que veremos un look donde destaca el primer tono aunque también aparezca el segundo. Hay, además, un toque dorado aludiendo al centro la corola de la flor, con pequeñas motitas en amarillo.
Así que recurrí a sombras mono de Stars make up heaven para buscar los tonos anteriormente comentados. En el lagrimal tenéis un toque de dorado con una sombra que se llama  Eden.
A continuación utilicé un tono más claro (malva muy shimmer) para todo el párpado móvil. Es la sombra Striptease. Y finalmente, en la uve externa y difuminado hacia arriba, tenéis la sombra Ultraviolet. Ésta última no es tan brillante, pero tiene acabado frost, así que preferí no ascender tanto el color porque normalmente no me convence cuando todas las sombras son brillantes si el color está muy alto (lo dejo sólo un poco más arriba de la zona del pliegue). Finalmente, iluminé con un tono vainilla la zona del arco ciliar.

A ras de las pestañas superiores delineé con negro, y en las inferiores con un lápiz morado de Essence y la sombra Striptease de nuevo.

Apliqué máscara y arreglé mis cejas para terminar.
Con respecto del rostro y dado que iba vestida en tonos oscuros, aposté por rosas para dar un toque de alegría. El colorete es el tono fucsia de Milani que estáis viendo muchísimo esta temporada en los looks, un fucsia mate. Y el labial es uno de mis tonos favoritos de MAC -lástima que era de E.L. - un rosa con subtono que vira al violeta y destellos plata llamado All's fair.

 

El resto son habituales del blog que tenéis reseñados y suelen salir en casi todos los looks:

2. Manicura.

Para hacer la manicura seguí este juego de color entre oro, malva y morado. Como veis arriba, utilicé un malva para corazón, meñique y pulgar: es el tono 331 de Kiko. En el dedo anular llevo un dorado de Carlo di Roma, el 128, y finalmente, en el índice el precioso esmalte de Flormar 394. Las estampaciones, de una placa de Konad, están hechas con un morado oscuro también de Kiko, el número 379.


Os dejo un par de fotos más...


...y los enseres utilizados. No os he mencionado el top coat de Deborah, pero lo tenéis revisado aquí y es mi favorito del momento para este menester.

3. El outfit.
Muy sencillito, con un vestido que pagué EN PESETAS. ¡¡Figúrense el tiempo que tiene!! Pero aún lo conservo y me gusta mucho. Es de punto fino y tiene un color berenjena/morado muy, muy oscuro y por eso lo combiné con la chaqueta, en morado oscuro pero más vivo. El dorado lo reservé para complementos, con pendientes y colgante en ese tono.

Y eso es todo.
¿Les gustan las caléndulas moradas?
Espero que les haya resultado inspirador.

BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM