jueves, 19 de febrero de 2015

Ahumado naranja para una propuesta algo gris (Look, Outfit y manicura)


Hace unas semanas tuve un evento con amigas y me decidí por prendas cómodas con un toque elegante. Estaba en la gloria, pero cuando me vi vestida me parecí, a mi misma, "demasiado seria y algo sosa". Así que como no tenía tiempo para andar dudando, alegré el conjunto con un maquillaje en tonos cálidos.

Vamos a verlo.


1. El outfit.
Os he adelantado arriba que no es nada del otro mundo. Iba a echarme unas risas y quería estar cómoda, así que opté por un jersey blanco con mis pantalones de raya diplomática y mis botines de María Mare, que son comodísimos.
Lo bueno de los botines es que, pese a su aire roquero, en opciones como ésta pasan desapercibidos y van "con todo".

2. La manicura.
La hice antes de verme con las prendas y por eso también escogí el gris para conjuntar. Con respecto a la técnica, me decidí por una estampación de plumas de una de mis últimas placas de Born Pretty Store que tengo pendiente de enseñaros.
El tono base es el gris suave de la colección "Dark shades of Grey" de L'oreal, con efecto cera (en realidad es un tono mate, aunque al dar el top coat ha quedado brillante, como es lógico).
En los anulares llevo una estampación de plumas con un esmalte gris oscuro de LOLA y en pulgar y anular, una pluma grande sola de la misma placa. Éstas últimas las decoré además con un rhinestone plata.
Finalmente, decoré el dedo corazón con un toque de glitter antracita, también de L'oreal, el tono "Black Diamond".


Os dejo foto de los enseres y pronto publicaré post sobre las placas.

3. El maquillaje.

  

Ahora sí, encaja mi idea de alegrar tanto gris con un toque cálido. El look de sombras que vamos a ver está hecho con una paleta de BH Cosmetics, pero no con la última que reseñé en el blog, sino con la Galaxy Chic. Como véis, ambas me están dando mucho juego. Aquí tenéis la reseña de la que uso hoy.
Como sabía que usaría tonos anaranjados, que corren el peligro de darnos un aspecto cansadito, comencé por iluminar el lagrimal con un toque de dorado, con la sombra Saturn.

Acto seguido apliqué el naranja que predomina, que es el tono Venus, y el la cuenca lo mezclé y difuminé bastante hacia arriba con el Jupiter.
Tracé un delineado intenso para marcar bien el ojo y que no se perdiese entre tanto color. A ras de pestañas inferiores, aparte de negro, difuminé con la sombra Mars: es un marrón algo cobrizo, pero mucho mejor así que un naranja en esa zona.

Finalmente, apliqué máscara y fijé mis cejas.

Con respecto al resto del look, había aplicado mi base de Clarins y polvos de L'oreal, como suelo. El rubor es el "Sunset in Río" de Isadora que está siendo un favoritísimo de esta temporada y, que por su acabado cálido, queda muy bonito con este tipo de sombras. Finalmente para los labios, decidí variar de mi querido Blake y opté por este precioso jumbo de Deborah que también sienta muy bien.


Y eso es todo. Creo que los tonos cálidos sirvieron para quitar formalidad al conjunto.
¿Qué opináis?
BESOS!!


Me gusta