sábado, 30 de mayo de 2015

Champú Fuerza y brillo Garnier Fructis (Review)


Hoy os quiero hablar de un champú que me está yendo muy bien en mi "nueva" rutina capilar, además de recordaros a qué viene esto de "nueva" (entrecomillado y todo, sí). Es además un capilar que estoy compartiendo con otro miembro de la familia con necesidades distintas a las mías...y a quien también le va bien, por lo que lo considero doblemente interesante.

¡Vamos al lío!
1. Actualización de mi rutina capilar.
Siempre os digo que las necesidades de mi pelo son de línea "hidratación/reparación" porque, aunque de partida no es un pelo seco (yo diría que es normal), la coloración cada seis semanas - por culpa de las dichosas canas - puede hacer que se reseque, así que siempre uso capilares con estas indicaciones.
Normalmente, combino champú con mascarilla y me va bien. Como me lavo el pelo como mucho, dos veces por semana, uso la mascarilla y prescindo así de comprar acondicionadores.
Hace unas semanas descubrí una mascarilla de Avon con las tres "B": por dos euros y medio me dejaba el pelo con un aroma muy rico y, lo mejor, liso y suelto de una manera espectacular. Pero vi que, combinada con champú de líneas hidratantes o reparadoras o con el Baby Johnson que compartía con mi hija pequeña, se me ensuciaba el pelo demasiado pronto: se imponía buscar un champú que contrarrestase este efecto.
No tenía ningún sentido buscar una línea para pelo "graso" porque tampoco es mi caso, asi que cuando vi éste Fructis, para "cabello normal" y que además promete fuerza y brillo, me pareció buena idea para probar.


2. Fructis Fuerza y Brillo: Características generales.

Empezando por sus indicaciones, como ya hemos comentado, este champú promete aumentar la fuerza y brillo de nuestro cabello dándoles fortaleza gracias a, entre otros, el extracto de pomelo. Aunque si hablamos de ingredientes, ya sabemos que Garnier no es especialmente "verde" - más allá de sus botes - y encontraremos siliconas en su formulación, es algo que ya saben que no me preocupa (por cierto que hace poco esta marca ha sacado varias líneas "sin" que quiero conocer a fondo porque me parecen interesantes y acertadas).
Con respecto al formato, encontramos un bote "corriente y moliente" pero sin duda cómodo de usar en la ducha, con la habitual capacidad de 300 ml.. Su precio ronda los tres euros.



Con respecto a su textura, no es totalmente líquida pero tampoco tan densa que resulte pesada, ni mucho menos. Cunde bastante porque con poca cantidad tenemos bastante espuma y pelo limpio, y deja un olor ligeramente frutal en el cabello.

3.Impresión personal.
Como os decía en la entradilla me está gustando porque me va bien combinado con la mascarilla pero además le va bien a mi hija mayor, que tiene un pelo con cierta tendencia grasa por lo que si tenéis este problema de una manera que no sea muy acusada, también podríais probarlo.
Obviamente, en un bote de champú que gaste no creo poder apreciar si mi pelo tiene una fuerza espectacular (es fuerte por naturaleza, además) pero sí que se ve brillante y sano, que es lo que importa.
Por todo esto, no me importaría repetir con él porque ya sé que es una baza segura.

¿Lo habéis probado?
Espero que os haya resultado interesante.
BESOS!!