miércoles, 17 de junio de 2015

Con "paisley" y coral (look y outfit)

Sinceramente, el estampado "paisley" nunca fue santo de mi devoción. Recibe el nombre de "paisley" ese dibujo intrincado que encontramos en algunas telas también llamado "cachemira" y en algunos países de América del sur incluso "estampado de ameba" (con mucha razón). 
Pero claro, si algo es superior a mi es ver una prenda de ropa (o un potingue, por supuesto) sólo y triste en un armario (o en un romy ya que estamos), sin que nadie le saque partido. Y eso me pasó con el vestido que motiva el look de hoy. 
En este post les cuento la historia :)


1. El outfit.
Ya que he empezado por explicaros acerca del estampado, os enseñaré el vestidito que ha motivado este post.
Estaba muerto de risa en el armario de mi madre y claro, ¡cómo dejarlo alli? Eso es un gran anatema para mi. Como mi madre lo sabe, cuando le comenté que me parecía una pena, me propuso su adopción rápidamente ;)


El cinturón es mío - traía uno de la misma tela bastante feíto - y los zapatos son de Pull & Bear de hace añísimos, pero me encantan.









2. El maquillaje.

Si algo tiene bueno este estampado es que suele llevar tal combinación de colores (muchos y muy variados) que difícilmente no encontraremos cómo combinarlo. Para darle un aire más primaveral, lo combiné con corales.





En los ojos utilicé dos sombras de mi paleta de sombras "clic" de Kiko y me gustó tanto el resultado que ni siquiera delineé. Las sombras son la 209 desde el inicio del párpado móvil a su mitad y la 212 desde el centro a la zona externa. Además, utilicé un marrón mate más oscuro para dar profundidad en el pliegue y un toque de iluminador doradito en el lagrimal.


A ras de pestañas inferiores utilicé mi lápiz negro de Bourjois con la sombra 212 de nuevo, y un toque del lapiz beige de Sephora para abrir la mirada en la línea de agua. El resto es máscara, en este caso la Luxe de Avon que ya sabéis que me sorprendió mucho, y para bien como os conté en su reseña.

Para un resultado alegre y juvenil en el resto del rostro, recurrí a tonos coral anaranjado con un par de favoritos: el labial Jolie Rouge Brilliant 22 de Clarins y el colorete 01 de LOLA Make up.


Abajo os dejo, como siempre, el "bodegón pinturil" y un detalle del esmalte que llevaba, que combina muy bien con el maquillaje, de Masglo.


¿Os gusta el paisley para estampados?
En este caso, me pudo el lema "ni un vestido triste" ;)
BESOS!!

Me gusta