viernes, 5 de junio de 2015

Oro y púrpura (look y manicura)

Hoy vengo con un look que, pese a que en absoluto está elaborado con un color "típicamente veraniego", a mi me gusta mucho usar cuando ya tengo colorcito. Se trata del púrpura, ese tono entre burdeos y morado y cuya denominación deriva, en latín, del caracol marino cuyas secreciones daban lugar al tinte de ese tono (curiosidad al canto ;)
Pues eso, que es un tono al que recurro en verano y me he dado cuenta de que no os lo había puesto en un look de esta estación en la que pronto entraremos, así que vamos a verlo combinado con dorado.


1. El look.

La protagonista de este look es una sombra "clic" de Kiko del haul que os enseñé aquí. Concretamente, es la número 232 y tiene ese color que anteriormente definía con pequeñas partículas de glitter dorado que me dieron la idea para seguir mezclando en el look...


...por eso en el lagrimal tenéis de nuevo el oro de una sombra en crema de BeYu. Curiosamente, la sombra de Kiko tiene esos destellos que os comento pero en sí - la parte púrpura - es mate, así que se me ocurrió difuminarla con otra mate más anaranjada en la cuenca: en realidad es un colorete de mi paleta de rubores de Martora y es un truco que hago a menudo porque me gusta cómo queda.

Para terminar con el párpado superior, apliqué una sombra vainilla mate en la cuenca y delineé con negro a ras de pestañas. En el párpado inferior llevo negro en la waterline y un toque del lápiz Teddy de Essence a ras de pestañas inferiores.


Apliqué máscara y fijé y rellené mis cejas para terminar.


Aunque es un look con el que podemos combinar bien un labial en tonos semejantes, me pidió el cuerpo dejar un acabado mucho más natural para los labios. Utilicé un labial de Astra cuya procedencia pronto desvelaré en un tono marron casi nude y un toque de gloss de Bobby Brown de color melocotón dorado, con muchos destellos para seguir con este juego entre púrpura y oro.


 

La iluminación y contorneado de la piel están también bastante trabajados con los habituales, que tenéis en la imagen inferior.


2. Manicura.
Para hacer la manicura a juego utilicé un tono de Masglo que me encanta, aunque la colección en la que salió a la luz me dio mucha repulsa por las denominaciones de algunos de sus esmaltes, que deberían ser inadmisibles a estas alturas. El caso es que el tono se llama "Chiflada" (tus mulas...) y es en sí precioso.

Lo apliqué en todas las uñas salvo la anular, en la que llevo un oro frío de Kiko decorado también con topos en el color rojizo. Finalmente, como toque coqueto, un lazo en relieve en el dedo anular. Es sencilla, pero coquetona.

Os dejo también foto con las cositas de la manicura:

¿Habéis probado a usar el púrpura cuando ya estáis algo morenas? Yo siempre lo he encontrado sofisticado y favorecedor cuando la piel tiene ya algo de color.
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM