martes, 25 de agosto de 2015

BBB: Big black dress (outfit, look y peinado)


Hoy os traigo un look que combiné con un vestido negro y largo de verano - de ahí el título del post- y para el maquillaje, probé a experimentar con la sombra 12 de MUA (ésa que es clon de la Label Whore de TF o la club de MAC) con una base diferente...lo cierto es que los resultados no son demasiado sorprendentes, pero el look quedó bien.
Vamos a verlo ahora mismo ;)

1. El look.
Ya arriba os adelantaba que aproveché para experimentar un poquito: bajo la sombra 12 de MUA apliqué una base en crema del morado oscuro Macroviolet, que es uno de los Fluidliners de MAC que os enseñaba aquí. Y decía también que el resultado...pues no es muy sorprendente, en el sentido en que no varia tanto de cuando usamos un negro. Sí se percibe, un poquito en el corte del pliegue, cómo hay una transición de color al haber terminado la base de sombra en crema.


De todas formas, aunque no hubo sorpresas, me gustó el resultado: un ahumado en tono oscuro e intenso que estaba hecho en un momento. A ras de pestañas inferiores utilicé también la misma base + sombra. Apliqué máscara y un toque de sombra vainilla bajo el arco ciliar, comos siempre.
Aprovecho la sencillez de los ojos para contaros el combo de rostro: Llevo la Instant Light de Clarins junto con los polvos de Bourjois. Ambos son un continuo en los looks del blog, aunque todo este mes, en mi vida "fuera del blog" he estado usando la base de L'oreal y un broncer de Deborah porque el dúo anterior se me ha quedado claro.Ya sabéis que me bronceo rapidísimo - demasiado para mi gusto - . Imagino que en cuanto acabe las vacaciones y deje de ir a la playa, retornaré a este dúo inicial, aunque a la base le quedaba ya poco.
Como rubor llevo un tono naranja de YSL que está saliendo mucho este verano en el blog porque me encanta la calidez discreta que aporta a mi tono de piel (en pieles claras, mucho más intenso, seguro) y como iluminador, un toque del Mari-Loumanizer de The Balm, que este año la verdad es que lo he tenido algo olvidadillo en detrimento de otros. El broncer es mi favoritísimo de estos meses, de Barry M.

Y sólo me resta hablaros de los labios, dónde llevo un perfilador de Astra acompañado de uno de los Provocalips de Rimmel que os mostraba en este post, concretamente, el tono 500.

Os dejo algunos de los potis mencionados...


2. Outfit y peinado.


Vaya por delante que el peinado no es nada del otro mundo, pero en estos días en que llevar el pelo suelto es un martirio, las ideas son bienvenidas, supongo. Simplemente hice una trenza a cada lado de la cabeza, y con el pelo sobrante, un moñito alrededor del cual enrollé las trenzas y las sujeté con un par de horquillas. Esto me viene bien porque además, con la cantidad de pelo y lo largo que lo tengo, si no descargo de alguna manera los moños, me quedan con un volumen "tipo Amy Winehouse", ya...

Y el vestido, que es el que compré gracias al concurso de Zalando, lo completé con sandalias de cuña de animal print (en pequeñas dosis, me encanta), cinturón marrón y abalorios en el mismo tono.
Muy cómodo y sencillo para una noche de verano.

¿Os gustan los vestidos largos?
BESOS!!

Me gusta