miércoles, 19 de agosto de 2015

Gris plata y turquesa (look, manicura y outfit)

Tengo un vestido de verano de Mango que me encanta: es largo pero muy fresco, de algodón y con un corte de camiseta de nadador que lo hace informal pese a su largura. Es gris, un tono que en verano puede chocar un poco. Así que procuro alegrarlo con el maquillaje y los complementos. Hoy os enseño cómo lo hice en esta ocasión, recurriendo a tonos plata y turquesa.
Vamos al lío! ;)


1. Maquillaje.
Aunque el turquesa va a estar presente, también vamos a ver gris en la propuesta. Es raro en mi porque es un tono que me entristece - o eso pienso yo - pero combinado con plata y azul, ya es otra cosa.

Para comenzar, apliqué un lápiz automático en color gris de Deborah por todo el párpado móvil. Para asentarlo - ahora con el calor las texturas cremosas tienen menos aguante - utilicé un marrón medio de mi paleta de neutros de Catrice, de ahí que en la cuenca veáis un tono topo resultante de mezclar ambos colores.

En el lagrimal apliqué un toque del iluminador que veréis luego en el rostro, de mi paleta de MakeUp Revolution. Y a ras de pestañas superiores perfilé con el eyeliner Aquatix de Essence, al que más que menos al final le estoy intentando dar uso pese al chasco que os conté aquí.


A ras de pestañas inferiores perfilé también con turquesa, pero de un lápiz metálico de Bourjois.
Apliqué máscara, y lista.




El resto del look lo animé con tonos cálidos, para contrastar. En las mejillas llevo el colorete de la EL Cinderella de Essence, y en los labios de nuevo el Heat Wave de Avon, que me encanta.


Os dejo los productos usados:


2. La manicura.
Había visto en Pinterest una propuesta con topitos que me encantó, y decidí recrearla a mi manera. Comencé por aplicar un esmalte topo de Kiko en todas las uñas.  
A continuación con un punzón y distintos esmaltes que fui ordenando de claro a oscuro, fui dibujando círculos concentricos: plata, verde menta, turquesa y azulón. Repetí este patrón en tres uñas: anular, corazón y pulgar, aunque cambiando el centro de cada motivo de lugar para que quedarse más original.

Una amiga me comentó que le había encantado porque le recordaban al mosaico de las piscinas...y tiene parte de razón. Además, como es tan sencilla de hacer, es de las que lucen sin problemas en ambas manos...

Os dejo los esmaltes usados:



3. El outfit.
Como os decía al principio, de este vestido me encantan su tejido fresco y suave y el corte de la espalda. También como os he comentado, recurrí a complementos plata y turquesa para darle un toque alegre...
El collar de monedas os lo enseñé en un haul de SPF online. El bolso es de Blanco, pero comprado también online, en Zalando.
Finalmente, las sandalias tienen añísimos, pero las vais a ver más por aquí porque me encantan y las uso mucho en verano. En mis pies, el Adorable de Masglo.


Y eso es todo.
¿Tenéis prendas grises de verano?¿Cómo le dais un toque alegre?

BESOS!!

Me gusta