lunes, 14 de septiembre de 2015

Aires étnicos en otoño (look con NABLA, manicura y outfit)

Os comenté que traería más looks con Nabla y aquí vengo con otro. En esta ocasión, además, llevo el labial para que veáis cómo queda puesto. Y lo combino con una falda de Smash que me tiene encantada por su estampado colorido, pero otoñal y sobre todo, muy original.
¡Vamos a verlo todo!
1. El look.

Como veréis luego, la falda tiene unos tonos que dan mucho juego: azul y turquesa, rojo y burdeos, beige y negro... Como quería estrenar el labial, lo combiné con un maquillaje de ojos marrón rojizo que ahora mismo os voy describiendo.
Comencé aplicando una base beige con toques brillantes gracias al longlasting 07 de Kiko: es un tono natural que realza bastante las sombras que utilices sobre él sin modificar sus colores, aunque si buscas acabados mate no debes usarlo porque deja un velo irisado en los tonos.
Sobre esta base comencé aplicando la sombra vainilla de la paleta que os mostraba - que no es Nabla - en el lagrimal, y en seguida, en el resto del párpado móvil, utilicé el tono Tribeca. Es un tono muy especial, porque mezclado con el vainilla (en la primera mitad del párpado móvil) ha dado lugar a un tono café con destellos dorados que me recuerda a la famosa Patina de MAC...sin embargo, al mezclarlo con el tono mate rojizo que veis en la cuenca, da lugar a un marrón rojizo, teja...muy interesante también.

Precisamente el color más rojizo y mate de la zona de la cuenca es también de Nabla, en esta ocasión, el Petra.Terminé la parte superior de los ojos aplicando el mismo vainilla mate del lagrimal en la zona del arco ciliar, y delineado en negro.

A ras de pestañas inferiores busqué de nuevo ese toque del marrón rojizo, utilizando esta vez el lápiz Teddy de Essence que luego repasé de nuevo con la Tribeca.
Apliqué máscara, y listo.


Tenía muchas ganas de estrenar el labial y la verdad es que estoy muy contenta con él y me parece un tono precioso.

Os recuerdo que su nombre es Domina y lo combiné con el rubor de Essence de la EL Beautybeats , que tiene ese acabado con subtono algo azul que lo hace combinar bien con este tipo de labiales.


2. La manicura.
Para emular tonos y estampados de mi falda, recurrí a la técnica del reverse stamping que expliqué en este post. Comencé por buscar un motivo floral que se asemejase entre mis placas de estampación, y en una de MoYou London - La Pro Colection 07, la tenéis más abajo - dí con uno que me vino bien.
Tras capturarlo en mi sello procedí a rellenarlo con tonos parecidos a los de la prenda que me inspiró: un turquesa "mentolado", un rojo cereza otro más fuego, un beige y en vez de negro, recurrí a un verde muy oscuro de LOLA que aún os tengo que enseñar.

De esta manera, hice mi "pegatina" para los dedos anulares. En el resto, para no recargar tanto, simplemente apliqué un topo muy claro de Perfect Beauty by JC y las decoré con sendos topitos en los tonos verde oscuro y turquesa de los que antes os hablaba.

Como siempre, terminé aplicando un top coat transparente. El que tengo en uso ahora es de Kiko, aunque no es de mis favoritos ni mucho menos, pero tampoco está mal. Os dejo foto de los esmaltes y la placa:


3. El outfit.

Como os decía, la falda me gustó por su originalidad. Como no es precisamente discreta, la combino con tonos neutros (beige, negro...) aunque una rebeca roja completa mi look.
Fijaos lo morena que estoy este año...¡es que hemos ido mucho a la playa! Aunque me he protegido con SPF 50 o 30 como muy bajo, he tomado mucho color...pero ahora lo perderé pronto, al menos en las piernas. En rostro y brazos igual no porque estoy yendo a caminar siempre que puedo. Personalmente, no me gusta ponerme tan morena...pero no puedo evitarlo.

¿Os ha gustado mi nueva falda?
¿Verdad que es bonito el Tribeca?
BESOS!!

Me gusta