martes, 29 de diciembre de 2015

Estas navidades vas a brillar: Sequins, con la colección Deborah

Cierro la tanda de brillos con un look que tiene doble objetivo: por un lado, mostraros algunos de los productos de la colección Midnight Party, de Deborah, en acción - ayer os hablaba de ella - y por otra, demostrar y demostarme que también las lentejuelas o "sequins" pueden tener cabida en los maquillajes de fiesta: todo depende de cómo...y dónde.

El look de hoy las lleva, pero pequeñitas y en un sitio que no resulta molesto: yo así, sí me animo a lucirlas. ¿Y vosotras?
¡A ver si is convenzo!


 
La protagonista del look de ojos que vamos a ver es la sombra doble, negra y plata, que ayer os presentaba. Pero, personalmente, con los ahumados negros a veces me veo las facciones demasiado duras, así que nada como jugar con las bases para lograr un acabado algo distinto.
 

En este caso lo que hice fue aplicar, antes de nada, un jumbo en todo el párpado móvil, salvo el lagrimal: es el tono 200, Intense Blue de Astor y es el responsable del acabado azul petróleo muy oscuro que veis al final. Como os decía, opino que - al menos en mi caso - no endurece tanto y da un aire diferente.
A continuación apliqué la sombra negra con un pincel plano y la difuminé en la zona de la cuenca. A ras de pestañas inferiores también delineé con el jumbo, y repasé con la sombra negra.

 En el lagrimal, como veis, va el jumbo a secas por eso se ve más azulón.


En la zona del párpado móvil apliqué el tono plata, pero previendo que podía ser algo volatil (es una purpurina muy fina, la de la sombra del centro) puse previamente una base en crema, en este caso de mi sombra Bourjois Color Edition en el tono "Merveille D'argent".
 

Como suelo hacer siempre que uso tonos muy oscuros, no perfilé a ras de pestañas superiores, simplemente apliqué máscara y arreglé mis cejas. Finalmente, apliqué 3 lentejuelas chiquititas en cada zona externa de mis ojos: las pegué con pegamento de pestañas postizas y son de nail art. Las tenía más grandes, pero preferí algo más discreto para sentirme cómoda.

 

El resto del look busca un contrapunto cálido a la propuesta de los ojos y es por eso que tiré de tonos amelocotonados. En las mejillas llevo un colorete de Lola Make Up al que estoy dando mucho uso estas semanas; en los labios, el precioso gloss rosado que ayer os mostraba, sobre un perfilador nude de Clarins (03). 

 

Finalmente, olvidé sacar foto de la manicura, pero como viene siendo habitual conjugaba también un tono base en azul muy oscuro con algún toque de purpurina en los toppers...

 

Os dejo foto de los productos usados:


Finalmente, no sé si a vosotras os ha convencido...os parece demasiado...o demasiado poco.
A mi me permitió sentirme festiva y dar a mi maquillaje un toque diferente, sin sentir que estuviera demasiado recargada.
¿Lo usaríais en fin de año?
BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM