sábado, 16 de enero de 2016

Rutas en familia: Hoy, Nigüelas-Acequias


En Nigüelas hay rincones preciosos.
Hace tiempo que no os hablo de una "ruta en familia" y no hemos dejado de hacerlas, asi que hoy os traigo una que recorre dos pequeños pueblecitos del valle de Lecrín, en la provincia de Granada, donde solemos hacerlas todas. 
Vamos a conocer Niguelas y Acequias...o mejor dicho, vamos a "patearlas" ;)

1. La bonita localidad de Nigüelas.

"¡Vamos al lío!" 
Manolo, que si es granadino, me había comentado en varias ocasiones lo mucho que le gustaba este pueblito. Yo no lo conocía, así que buscamos una ruta para ir en familia y visitarlo todos.
Nigüelas es una localidad que pertenece a la comarca del Valle de Lecrin y geográficamente está entre Granada capital y la costa tropical por lo que también a nosotros nos pilla a medio camino entre la capital y la alpujarra. Igual Nigüelas no os suena, pero sí lo hacen localidades mayores de la zona como Dúrcal, pueblo de donde la célebre Rocío Dúrcal tomo el apellido para su nombre artístico.
Por lo que respecta al pueblo en que nos centramos, es muy parecido en ciertos sentidos al que vivo yo: pequeño de extensión (30 km2) y de habitantes (algo más de 1.200) por lo que tiene un encanto especial. 
Además, tiene varios enclaves que merece visitar como el Museo Almazara y los Jardines Müller.

2. El recorrido.
Bajamos bastante...¡pero luego tocó volver a subir!

Era muy asequible y rondaba los 6-7 kilómetros, además era circular, como me gustan a mi. Consistía en salir del pueblo por una zona de cortijos que bajaba hasta al río, llanear por allí y a continuación subir un cuestarrón para llegar al pueblo de Acequias (que si que es pequeño de verdad, en torno a los 100 habitantes!!). 

Desde Acequias se ve perfectamente Nigüelas. 
"¿Será por aquí?"
Estábamos a mitad de recorrido.
Tras salir de Acequias nos adentramos por una pista muy bonita con una zona en la que encontramos un merendero, un par de cuevecitas y un antiguo molino que puede visitarse. 
Gadi-cueva
Finalmente, se vuelve a bajar al valle del río por otra zona y subimos de nuevo una cuesta - en esta ocasión, más suave - para entrar en el pueblo por la zona opuesta a la de salida.
3. Otros detalles.
Ella también se lo pasa pipa
Ya sabéis que nos gusta almorzar al terminar el recorrido y en este caso lo hicimos en un bar-restaurante tipico, tras preguntar a un transeunte que nos recomendó tanto este sitio como un "bar de ingleses" (es decir, un bar/restaurante regentado por extranjeros, que se da mucho en la alpujarra por cierto) que también estaba muy bien. Debo decir desde aquí que, curiosamente preguntamos a tres personas del pueblo (por cosas diferentes) y todos fueron amabilísimos y muy simpáticos. Además, nos enteramos de que hay otro sendero muy conocido por allí, el Sendero de la Pavilla...así que sin duda, volveremos para recorrerlo otro día.
Si queréis conocer mas datos de esta localidad, os recomiendo las webs:
  • http://www.niguelas.org/
  • http://www.escapadarural.com/que-hacer/nigueelas


En resumen, otro día "saludable" tanto a nivel físico, por la caminata como a nivel mental: porque compartir estas experiencias con la familia, es de lo mejorcito que hay, ¿verdad?
¡BESOS!

Me gusta