viernes, 29 de enero de 2016

Tu base, a fondo: Rimmel Match Perfection


Ya tardaba esta reseña en aparecer en el blog: hace un par de meses os hablaba de las novedades de Rimmel London para este otoño. Entre ellas, aparecía esta base que no tardó en convertirse en mi favorita de esta temporada por calidad/precio.

Si son observadoras, se habrán dado cuenta que - hasta hace muy poco porque la he acabado - salía en todos mislooks de maquillaje, en el bodegón.
Es por eso que hoy, ya es hora como decía, de que os la cuente "a fondo".

¡Vamos al lio!

1. Rimmel Match Perfection: la línea.

Pese a que a los comerciales hay que concederles la credibilidad justa, me ha parecido muy simpática la manera de anunciar la base, con un toque coqueto  sin ser sexista (me acuerdo del "They're real" de Benefit  y me salen escaras, de ahí el comentario).
Aunque en aquel post al que ya me he referido, en que os mostraba algunso productos de Rimmel de cara al otoño/invierno, ya os daba datos, prefiero como siempre contextualizar la linea Match Perfection en este primer punto del post.
Esto de las bases va, como todo, por modas y si se pone de moda el concepto "base ligera", venga a sacar las marcas bases líquidas y acuosas. Si la tendencia apunta a "efecto empolvado", hala a ver el desfile de bases aterciopeladas...y si lo que está "in" es la adaptabilidad...pues tenemos denominadores comunes como la linea Match Perfection, cuyo leifmotiv es cuádruple:
  • Adaptabilidad
  • Naturalidad
  • Cobertura
  • Duracion.

Además, la línea se completa con otros productos para un acabado impecable: corrector, polvos, bb cream y broncer.

¿Fantástico, ¿verdad? Sobre todo teniendo en cuenta que el pvp de la base ronda los 5 euros. Pero no adelantemos acontecimientos, que ahora os doy toda la información en este sentido.

2. La base: Características.

Lo primero que nos llama la atención es su formato, en envase de cristal. A mi me gusta mucho, aunque le reconozco el "pero" que muchas ponéis a la hora de manejar y guardar: su fragilidad.
Con respecto a su tapón con difusor, me parece todo un acierto, ya que permite tomar la cantidad de producto necesaria sin manchar ni desperdiciar.
El envase contiene la cantidad habitual de 30 ml. y tiene una caducidad, una vez abierto, de 18 meses.
Con respecto a los tonos, encontramos 5 en España - sinceramente, me parecen pocos - entre los cuales el que yo os enseño es el 200 Soft Beige, que a mi me va ideal. El tono que tengo yo es sólo el segundo en la oferta de color, así que, si ésta va "in crescendo" como me ha parecido en su web y como suele ser habitual, temo que las pieles claras tengan sólo un tono menos para probar.
Una vez hemos pasado al producto, que tiene un spf 20, encontramos que tiene una textura que no es ni muy líquida, ni muy densa: es fluída, pero con un punto cremoso. Quizá tenga que ver con la hidratación que la descripción de la base promete...y que debo decir que además cumple.
Con respecto a los ingredientes, sí, tiene alguna silicona (dimeticona) porque esto es ya "inevitable" en las bases salvo que estemos hablando de una marca 100% natural, pero también glicerina (de ahí, probablemente, su efecto hidratante).
Como ya os he comentado, su precio ronda los cinco euros aunque, como siempre, varia muchisimo dependiendo del lugar de compra. No obstante, Rimmel London es una marca fácil de encontrar en perfumerías, hipermercados y grandes almacenes.

3. Justificación: Porqué se convirtió en favorita.
La verdad es que hay muchos motivos para que esta base me haya durado tan poco. Normalmente voy alternando, pero es que ademas ésta queda tan natural que la he usado a diario. Rimmel Match Perfection me ha encantado por su...

  • Duración: Ha permanecido en muy buen estado a lo largo de las horas sin transferir, algo que es muy importante para mi porque trabajo con documentos y odio que las bases puedan pasar de mi cara a mis manos...y a los folios.
  • Cobertura: Muy buena, con efecto "buena cara" inmediato. No es cargante para nada, pero unifica perfectamente.
  • Naturalidad: Unido al anterior. A mi una base que cubra pero deje "efecto careta"...me horroriza. En este sentido, no vamos a decir como en la publicidad que es "indetectable", pero sí que queda muy, muy natural.
  • Acabado: luminoso, sin brillos: Estoy dándome cuenta de que es mi acabado favorito. Obviamente, brillos no quiero...pero el mate total me apaga mucho, ya tengo también una edad y me favorecen más los acabados luminosos.
  • No oxida: Otra cosa que odio en las bases es que vayan virando a "Naranjito" con el paso de las horas. En el caso de ésta, el color permanece, sin cambios.
  • Difumina poros: ¡Alabada sea! A veces es dificil dar con productos que no "entren en
    el poro", marcándolo más, cuando una es de piel mixta. Si tienes el poro tan marcado como yo, no te lo va a tapar...pero sí pasa más desapercibido.
  • Calidad/precio: Finalmente, y como sumatorio a todo lo anterior... por cinco euros es una pasada, la verdad.
En resumen: Recomendadísima. Yo la he terminado ya y repetiría de no ser porque ya tengo otra en "sala de pruebas" de la que pronto os hablaré porque aunque de formato es bien distinta, de resultados también me está gustando mucho.

¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM