jueves, 10 de marzo de 2016

La paleta viajera: Hoy, Party Girl After Hours de BH Cosmetics


Es el segundo post que publico en esta línea (el primero fue con la paleta de la EL Nautical de Sleek) y, como “nunca es tarde si la dicha es buena” he pensado convertirla en sección, con unas pautas que os voy a explicar enseguida. 

Si os gusta la idea, por supuesto que podéis animaros a compartir vuestros looks por las rrss…
Vamos al lío, que os cuente!


1. Aprovechar olvidadas…y desarrollar la creatividad.
No soy la primera blogger que adopta la iniciativa de, de cuando en cuando, repasar esas paletas que compramos de manera algo impulsiva o para dar(nos) un merecido homenaje pero que, al fin y al cabo, han quedado relegadas en un cajón …ensombrecidas por alguna adquisición nueva.
Es otra manera cualquiera, la que os propongo, de sacar partido a esos productos y porqué no, de atreverse a mezclar opciones que a lo mejor, sin la “opción cerrada” de una selección de tonos que una paleta supone…no nos lanzaríamos.

2. Animarse a dar el salto…y compartir.
Compartir los looks nos inspira mutuamente, nos refuerza y motiva,  y nos ayuda a aprender. Cuando saco un look en el blog, en Instagram o en Facebook, no sólo busco halagos – que a nadie le amarga un dulce, por supuesto – también agradezco enormemente algunas puntualizaciones que me hacen mejorar (“sube más la sombra en la cuenca”, “ese corrector se te ha quedado claro para tu tono de piel”, “Usa mejor medias sin brillo” son algunos de ellos y siempre han sido bien aceptados y agradecidos por mi parte, porque me ayudan a mejorar mi estilo).
La prota de hoy...
...de entrada, da muchísimo juego.
Normalmente, yo aprovecho mis “mini-viajes” a la capital para llevarme una paleta que tenga “en el cajón del olvido” y así volver a darle uso. De ahí el nombre de la sección. Es en esos momentos cuando saco las fotos que os compartiré en estos looks. Si vosotras no tenéis estas “escapadas” porque ya vivís en una urbe, o porque tenéis un ritmo de vida diferente, es tan fácil como proponérselo una semana, e ir echando fotos de los resultados.
Si os animáis a hacer la iniciativa y compartir vuestras fotos en las rrss, estaré encantada de verlas y comentarlas si me etiquetáis para que pueda percibirlo.
Re-inauguro hoy la sección con una paleta de BH Cosmetics que me encantó en su momento y que- reconozco – no es un gran reto porque tiene tonos para dar y regalar…pero por ejemplo, es la primera vez que ilumino el arco de la ceja con un blanco irisado y he podido comprobar que – sin abusar de él y con discreción no sea que parezcamos Farrah Fawcett en sus mejores años -  no queda en absoluto nada mal, y aporta frescura a la mirada. Si os interesa la paleta, tenéis aquí su correspondiente revisión

3. Paleta After hours: los 4 looks.
Os enseño ahora los 4 looks que me hice con la paleta mencionada. La verdad es que en mi caso, no me resulta difícil inspirarme porque suelo combinar siempre maquillaje con la ropa que lleve y eso ya nos orienta bastante…

3.1. Bronce y magenta.
Ademas de mucho color, esta paleta tiene una cosa fantástica y es que también abunda en neutros y en acabados mate. Como quería combinar mi jersey frambuesa de Benetton con el labial magenta de Hean (ambos ampliados en los links) opté por tonos bronce en los ojos mezclando sombras shimmer con un toque mate en la cuenca...y mucha máscara de pestañas, algo a lo que recurro siempre que no delineo. El colorete Red de Nyx va con todo y es por eso que lo use en casi todos los looks que vemos hoy.

3.2. Azul eléctrico y rosa chicle.

Tenía muchas ganas de estrenar el dúo de zapatos y bolso de María Mare que os enseñé hace poco, así que los combiné con unos jeggins negros y una camisa azul eléctrico de Lucluc. Para el maquillaje, opte por sombras azules intensas (las tenéis arriba, en el collage) un toque de plata en el lagrimal con mi sombra en crema de Bourjois, "Merveille D'argent" y labios rosa chicle de unos labiales Rimmel que mañana mismo os reseño ;)


3.3. Nácar y fucsia.

Otro de los puntos fuertes de la paleta son los tonos plata y blancos con mucho brillo. Como os he explicado antes, la paleta no lleva el tipico tono vainilla mate con el que acostumbro yo a iluminar la cuenca y terminar de difuminar el corte de color. En los cuatro looks que veis he usado un nácar satinado para ese menester y tampoco queda tan mal, ¿verdad?
En este look combino uno de esos tonos nácar y un buen delineado con mi eyeliner líquido de Essence con un jumbo fucsia también de Rimmel. El colorete, en este caso, es de Art Decó, en crema. Y los polvos de Vita Liberata y la Miss Manga de L'oreal también son una constante en las cuatro propuestas.

3.4. Oro y turquesa para una camisa vaquera.

Me despido con mi look favorito de los cuatro: un labial natural en un coral anaranjado combinado con un oro oscuro (casi whiskey, diría yo) en los párpados y un toque de celeste intenso a ras de pestañas inferiores. Es, en mi humilde opinión, al mismo tiempo sencillo y muy combinable...pero también muy favorecedor.

Y con él me despido.
¿Cuál os ha gustado mas? ¿Os animaréis a rescatar paletas y enseñarme en las rrss las combinaciones que os inspiran para el día  a día?
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM