miércoles, 2 de marzo de 2016

Mascarilla de noche Drops of youth, de TBS: Review


Entre los regalos que me envió mi amiga Miss Potingues la pasada Navidad, estaba esta mascarilla nocturna de The Body Shop que enseguida se ganó un hueco en mi corazón.

Fue tan rápido "el idilio", que ya en el haul en que os mostraba los detalles, os adelanté que habría review.
Así que en ello estamos hoy...

...vamos al lio ;)


1. Concepto de "Mascarilla de noche" y prejuicios a su alrededor.
A estas alturas probablemente no vengo ya con nada nuevo, pero siempre me gusta ser exhaustiva en cada post y por eso os cuento qué es una mascarilla de noche: es un producto tipo mascarilla que, en lugar de aplicártelo unos minutos (lo normal suelen ser 15 o 20) te la dejas actuar toda la noche. Es decir, te la aplicas como si fuera tu crema nocturna, y a la cama. Al día siguiente, la piel se ve mejor que cuando una usa una crema "monda y lironda": ahí está la gracia.

Enseguida muchas potingueras empezamos con las dudas:
¿Y no mancharé la almohada?
¿Y no será incómoda toda la noche, ahí "pringando"?
¿Y no - en el caso de las que tenemos pieles mixtas o grasas - me levantaré con brillo?

...pues bien, yo leía a las compañeras (muchas, también con piel mixta) y la respuesta parecía unánime: NO. Ni incómoda, ni mancha, ni brillas. 

Y doy fe de que - al menos con ésta, que es mi primera experiencia - con ésta es así. Aunque yo haría leves matizaciones:
  • Yo me la aplico - mis tratamientos de noche siempre los aplico así - un buen rato antes de dormir porque, normalmente, lo hago tras la ducha. Luego ceno y leo o veo la tele un rato. Esto quiere decir que, obviamente, no me "acabo de" poner la crema para cuando me acuesto. Esto implica que mucha parte del producto ha sido ya absorbido cuando me he ido a la cama.
  • Con respecto a la asiduidad: no es un tratamiento para diario. Es un "extra" y por lo tanto, yo lo uso una vez a la semana. Imagino que si la usase cada noche sí podría terminar generándome brillos por "exceso"; igual si mi piel fuera seca, necesitaría usarla 3 veces o más a la semana: a cada piel, lo que necesita.

2. Drops of youth: Características generales.
Drops of youth, de The Body Shop es una mascarilla para usar toda la noche cuyas indicaciones (y su propio nombre) hacen referencia a:
  • Reducción de la apariencia de líneas de expresión y poros.
  • Mejora del proceso de renovación celular de la piel mientras dormimos gracias a la tecnología de las células madre vegetales.
  • Óptima recuperación de los niveles de hidratación de la piel gracias al Ácido Hialurónico. 

Magnífico, ¿verdad?



Con respecto a su presentación, se trata de un bote de 90 ml. con formato básico y una paleta para ayudarnos a tomar la cantidad necesaria. Lo que es curioso, a morir, es su TEXTURA: la mascarilla Drops of youth permanece como una gelatina cuando no la tocas: tiene cierta consistencia y homogeneidad, es más densa que una crema...sin embargo cuando introduces el dedo...se deforma, permitiéndote que tomes la cantidad deseada...y al ratito, vuelve a tomar su forma, inalterada. Curiosísima.
Es un producto fresco y con un aroma ligerísimo.
Con respecto a sus ingredientes, lleva glicerina, aceite de girasol, aceite de babassú, cafeína y células madre de Edelweiss...pero también aparece una silicona entre sus ingredientes y esto no me ha hecho ninguna gracia, sinceramente. Se lo perdono porque me funciona, pero me gustaría mucho más sin ella.

El precio de la Sleeping Mask Drops of Youth es de 29'50 € en la web de The Body Shop.


3. Impresión personal: Porqué me gusta.

...pues tan fácil como porque cumple lo que promete. Es fácil y agradable de usar (aparte que su textura despierta un punto friki en mi que me hace disfrutar esa rareza) pero, sobre todo, al día siguiente la piel está elástica, luminosa y "agradecida"...reparada. Se nota, la verdad.
Así que ha sido todo un descubrimiento para mi, como producto en concreto pero también como formato para mi rutina.


¿Habéis probado alguna "sleeping mask"?
Espero que os haya resultado interesante.
¡¡BESOS!!