sábado, 7 de mayo de 2016

Abril, mes de la salud en mi centro. Aclarando conceptos básicos (Bienestar, psicología).

El pasado mes celebramos en mi centro "Abril, es de la salud". Dentro de la educación en valores, estamos destacando un aspecto cada mes y éste último, como veis, ha tocado un tema amplio, complejo y tan importante en nuestras vidas como es la salud.

Mientras hacía con mis alumnos los carteles que adornan este post hemos reflexionado mucho sobre el concepto de SALUD. Y he llegado a la conclusión de que no viene nada mal que muchos adultos "repasemos" y tengamos en cuenta nociones básicas al respecto.
¿Quieres saber cuáles?


1. La salud NO es "SÓLO" lo contrario a la enfermedad.

La OMS define salud como un concepto holístico (total) mucho más allá de la ausencia de enfermedad: Estado de completo bienestar físico, mental y social.

A menudo en nuestras vidas, no nos responsabilizamos lo suficiente de nuestra salud. No solamente se trata de tener hábitos saludables (alimentación, ejercicio, higiene...) sino también de tomar una postura activa e implicada en las señales que nos dan nuestro cuerpo, y nuestra mente. ¿Nos escuchamos lo suficiente, a todos los niveles? Yo creo que no: las prisas, los miedos, el tener que priorizar (y por tanto, renunciar a algunas cosas)...nos hacen, a menudo, ignorar ciertas señales que, a nivel preventivo, podrían hacer mucho por nuestro bienestar.

Diez claves básicas para estar saludables...¿las cumplimos? Hacer de vez en cuando "examen de conciencia" al respecto, nunca está de más:

1.       Aliméntate bien: Más agua, más fruta y más verduras.
2.       Haz ejercicio: Camina y haz la actividad física que más te guste.
3.       Duerme bien: Al menos, 7 horas cada día.
4.       No fumes: Previene el cáncer, protege la piel y retarda el envejecimiento.
5.       No abuses del alcohol: Afecta al sistema nervioso y digestivo.
6.       Buena higiene: De tu cuerpo y de tu entorno.
7.       Visita al médico: Hazte un chequeo cada año.
8.       Respira y relájate: 10 minutos de serenidad para tu salud mental.
9.       Expresa tus sentimientos: Quiérete, quiere y déjate querer.
10.   Actitud positiva: Alegría y armonía. Sonríe.

Yo estoy muy orgullosa porque hace un par de semanas hizo un año que dejé de fumar. Por fin tomé postura ante algo que sabía que dañaba mi cuerpo. Y no fue fácil al principio, pero ha sido un proceso del que me siento, como he dicho, muy orgullosa. Esta decisión, este "camino" ha sido el primer paso de un cambio más global: más ejercicio físico periódico, mejor alimentación... ahora, sí que me siento bien :)


2. Salud física...y SALUD MENTAL...

Como veíamos en la definición de la OMS, la salud física no es el único "vértice" de nuestro bienestar. 
Con respecto a la salud mental hay muchísimos tabúes, aún hoy en día. No se ha normalizado, todavía, el hecho de sufrir una enfermedad mental o de ir al psiquiatra o al psicólogo con tanta naturalidad como hablamos de ir a otro especialista.

Una de cada cuatro personas puede sufrir a lo largo de su vida una enfermedad o trastorno mental. Algunas pautas para mejorar nuestra salud mental:

1. Piensa en positivo
2. Valora a las personas a las que quieres.
3. La vida es aprendizaje: Aprende, cada día.
4. Aprende de tus errores
5. Haz ejercicio, te hará sentirte mejor contigo misma.
6. No te compliques la vida de forma innecesaria
7. Trata de entender y motivar a las personas que te rodean
8. No renuncies ni te dejes vencer.
9. Descubre y enriquece tus propias aptitudes
10. Establece metas personales y busca alcanzar tus sueños

 3. Salud física, salud mental...Y SALUD SOCIAL.

Porque además de sentirnos bien a nivel físico y mental...necesitamos sentirnos queridos. No sabéis, cuántas veces a lo largo de mi trabajo se me viene esta canción a la cabeza: hay muchas problemáticas que pueden prevenirse con amor, comunicación y normas. Y eso, se vive en TU GRUPO SOCIAL: familia y amigos. Lo que ya comenté una vez, llamándolo "red de soporte".

No quiero terminar este post sin contaros que los carteles que adornan el post, como os he dicho, los han hecho mis alumnos...y servidora. Sentirnos bien en nuestro trabajo es también una forma de salud social, importantísima.

¿Cómo cuidáis vuestro cuerpo, vuestra mente y vuestra salud social?
Espero que os haya sido útil para reflexionar.

¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM