domingo, 22 de mayo de 2016

Paseos en familia: Hoy, Güejar Sierra y el sendero de la Estrella.

Vengo hoy con otro paseo en familia, en la provincia de Granada en este caso. Ha sido una de las primeras escapadas de la primavera y la verdad es que la disfrutamos muchísimo porque hizo un día estupendo: ahora que hace sol, pero no demasiada calor, son días magníficos para aprovechar y movernos ,¿verdad?
¡Vamos al lío!


1. Güejar Sierra: Su localización
Güejar Sierra es una pequeña localidad granadina de unos 3.000 habitantes que está ubicada al este de la capital, a menos de 25 kilómetros.
Pero...¡no hay que engañarse! Se tarda casi 40 minutos en llegar porque, una vez que nos desviamos hacia el pueblo, las carreteras son "de sierra" y hay que circular por ellas despacio y con precaución.

Pero merece la pena porque es un enclave precioso. Además, el Sendero de la Estrella es una conocida ruta de senderismo que nos permite llegar a Sierra Nevada, con vistas preciosas al Veleta y al Mulhacén. Nosotros no la hicimos entera, ni mucho menos, porque son 6 horas y no es circular, pero sí anduvimos por el principio (hicimos 7 kilómetros con las nenas, que no está nada mal).


2. El camino: Perfecto en familia y precioso en primavera
Tras dejar el coche en Güejar Sierra encontramos una pequeña carretera que empezará a dirigirnos hacia nuestro destino. Enseguida se convierte en una pista que atravesamos con túneles, y unas vistas muy bonitas a antiguas "casas de renfe". Algunas están rehabilitadas, pero personalmente, encuentro mucho más encanto a las que están sin restaurar:


 
Además de las casas y túneles, vamos caminando al lado del río y eso nos proporciona frescor y paisajes preciosos:


3. Dónde comer.
Lo bueno de este recorrido es que además, al principio, hay varios restaurantes que sabes que vas a encontrar de vuelta (y que puedes utilizar para ir al baño o comprar agua, porque cuando uno va con peques, siempre hace falta algo de esto). Como os decía, hay varios, pero nosotros almorzamos en el Maitena, que es uno de los más conocidos de la zona.
Es algo más caro de lo que solemos buscar nosotros, que preferimos sitios sencillos con comida casera, pero tampoco nada alarmante. Y ciertamente comimos muy bien porque tienen una terraza preciosa y la cocina era muy buena.

Hasta aquí dio esta pequeña aventura familiar en esta ocasión. Sea como fuere: juntos, acompañados, en la ciudad o en el campo...¿a qué esperáis para salir un rato, con lo bueno que está el tiempo?
¡¡BESOS!!

Me gusta