sábado, 11 de junio de 2016

Aceite de rosa mosqueta de Uresim (Review)


Muchas ya sabéis que el aceite de rosa mosqueta está, siempre, en mis rutinas desde que lo descubrí hace unos años. Además Uresim es una marca de la que he probado varios productos con resultados satisfactorios, como su aceite de semilla de uva que además comparte con este el formato, por lo que es ya una firma conocida para mi.

Os cuento hoy cositas sobre él.
1. De Uresim: Porqué me gusta.
Como os he dicho anteriormente, no es mi primer contacto con la marca Uresim. Es una marca que me resulta asequible a nivel económico...y también físico o internauta, porque la encuentro fácilmente en una farmacia online.
De ella os he contado en otro post sobre un stick para el contorno y un aceite de semilla de uva con formato parecidísimo al que vemos hoy. 

Debo decir que el aceite de pepita de uva lo utilicé para el desmaquillado (dentro de una rutina de doble limpieza) y me encantó.
Uresim y sus aceites me gustan porque:
·         Tienen un formato cómodo y práctico al uso.
·         Son 100% naturales y sus componentes son “solo” los aceites que deben ser (os sonará a traca pero más de una vez me han vendido aceites con añadidos y me ha cabreado mucho, como os conté en una ocasión sobre el de Dernove)
·         Sus precios son muy asequibles y la marca en sí también, tanto en farmacias como en parafarmacias.

2. Cómo y cuándo lo uso: el aceite de rosa mosqueta en mi rutina.
Además, os quiero contar cuándo y cómo uso este aceite porque me resulta muy versátil:

a) Desmaquillante: Siempre tengo, en la ducha, el difusor del aceite de pepita de uva, lavadito y relleno con aceite de rosa mosqueta u otro (¡viva el reciclaje potinguero!), para desmaquillar allí los días que voy cansada y entro del tirón a la ducha – previo desmaquillado de los ojos con bifásico, fuera). Luego uso un jabón natural como segunda fase, y aclaro.
La piel sale super límpia, no en vano es el famoso sistema de la doble limpieza, y con productos 100% naturales. Además…en la comodidad de la ducha. Aunque suelo tener siempre limpiadoras “comerciales” por si las moscas, es uno de los sistemas de limpieza que más me gustan.

b) Nutrición de zonas delicadas: contorno y pestañas.
Por las noches, antes de aplicar el contorno que tengo en uso,me gusta dar una gotita de aceite de rosa mosqueta (alterno con el de almendras dulces, también muy nutritivo) en la zona de la ojera y en las pestañas. Si no aplicas mucho, ni molesta ni te “empaña” y la verdad es que los resultados se notan, tanto en el contorno como en las pestañas: más fuertes, se caen menos, y más densas.

c) “Rescue” express:
Cuando he tenido la alergia, si noto la piel tirante del sol, si me pelo por cualquier motivo…echo unas gotitas en mi hidratante habitual durante dos o tres noches seguidas…y chapó: piel recuperada. A diario creo que me daría grasa, pero en esos momentos especiales me viene de lujo.

Así que lo dicho, encantada de disfrutarla porque le doy muchísimo uso, como veis.
¿Tenéis, como yo, el aceite de rosa mosqueta entre vuestros favoritos de belleza?
BESOS!

Me gusta