miércoles, 1 de junio de 2016

En modo morado (look, outfit, manicura)

Si rosa y verde son colores que asociamos a la primavera, la gama de los morados no se queda atrás. Si bien es cierto que ciertos tonos (berenjenas, púrpuras...) son algo otoñales, en el abanico de color que abarcan los morados hay malvas, violetas y lavandas que son innegablemente primaverales.

Os traigo hoy un look que juega con esa idea, con manicura y prendas a juego.
¡Vamos al lío!

1. El look.
Hay veces que una tiene ganas de salir, pero no quiere complicarse la vida con la ropa. En esos casos, recurrir a un vaquero es básico para mi. Cuando utilizo combinaciones sencillas de prendas, como son el vaquero y el jerseicito fino de punto que veis, me gusta realzarlas con maquillaje y algún complemento.
Y eso hice, trabajando bastante los ojos y la piel, en este caso.



En el look que veis voy a usar un dúo de sombras D'orleac que me hizo llegar mi queridísima Iris y os mostré en este haul. Tan simple como dos sombras: cuando son de buena calidad, trabajándolas un poquito podemos obtener resultados fantásticos.



Antes de nada, apliqué mi sombra en crema de Kiko en tono 28 para que me crease una base clarita sobre la que trabajar: como soy morena, con las sombras rosadas, beige, vainilla...si no recurro a este truco, apenas se me notan, por bien que pigmenten.


Como podéis ver, este dúo consiste en una sombra malva más rosadita y un tono morado más oscuro. Simplemente apliqué la sombra clara en todo el párpado móvil y marqué la cuenca con la más oscura, que ascendí más de lo habitual para que también tuviera algo de protagonismo.


Otro elemento importante es el delineado: está hecho con un gel liner de Aliexpress que aún os tengo que enseñar en un maxi-haul (pedí un montón). A ras de pestañas inferiores, también tenéis un tono morado



Finalmente, apliqué mi máscara Lashsensational y fijé y trabajé mis cejas.

En el rostro llevo una de mis bases favoritas, la True Radiance de Clarins y un toque de iluminador de Kiko, Radiant Touch, en arco de cupido y pómulos.

 

El rubor es el tono 08 Corallina de los famosos coloretes cocidos de Milani y el labial, un tono marrón de Wet & Wild que me encanta porque en mi piel queda bastante natural. es el 913, Sand Storm.



2. Manicura.



Ya que había incluido un labial amarronado en el look, pensé que una manicura que combinase algunos tonos morados con topo podría combinarle bien al maquillaje.


Así que apliqué como esmalte base un tono de Perfect Beauty by JC que me encanta, el 03 Nude.

 

Como siempre, terminé con una capa de top coat de Essie para proteger mi manicura y su brillo.


Os dejo los esmaltes que os he ido mencionando, y la plaquita (de MoYou London)...

3. Outfit.
 
Como os decía al principio, no tenía muchas ganas de complicarme la vida, así que opté por un jersey muy finito de punto y manga francesa de H&M que combiné con unos vaqueros de talle alto. Como tengo un pañuelo muy mono que combina tonos morados y beige, aproveché para conjuntarlo con mi clutch de María Mare y unos zapatos en el mismo tono. En el cuello, un collar en tono oro viejo, y lista.

¿Pensáis, como yo, que los morados (también) son para la primavera?
¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM