viernes, 24 de junio de 2016

La vie en rose (maquillaje, manicura y outfit)

El look que vamos a ver hoy no está pensado alrededor de una paleta o de una prenda de ropa, sino que gira en función de un labial. En mi "fiebre" por los labiales fijos he rescatado - aparte de concederme algunos caprichos, como ya os enseñé - algunos de mi neceser. El tono 220, I'll call you de Rimmel es un rosa chicle precioso y a su alrededor, como os decía, está pensado el look de hoy, así como la manicura y el outfit que veremos.

¡Vamos al lío!

1. El look.
 

Partiendo de la idea de usar el I'll call you como protagonista del look, decidí acompañar este potente labial de tonos morados en los ojos. 


Una de mis paletas de Stars Make Up Heaven tiene morados preciosos, así que partí de ella para el look de ojos. En primer lugar, sobre la longlasting 28 de Kiko - un tono piel algo nacarado que me viene genial para que se noten las sombras claras en mi piel, algo morena - apliqué la sombra irisada del quinteto de Clarins para la pasada primavera.


Ese rosado lo maticé en la zona más externa con la sombra Ultraviolet de SMUH, un morado intenso y brillante. En la zona de la cuenca opté por un tono muy parecido, pero de acabado más mate, que tengo en la misma paleta aunque es de Coastal: el Purplepanic.


A ras de pestañas inferiores delineé con un lápiz morado intenso de Bourjois tanto en la waterline como a ras de pestañas: es de la línea Metalliseé .


Para reforzar, repasé a ras de pestañas con la sombra Purple Panic, también. Finalmente apliqué máscara: Lashmanía de Maybelline que es, como sabéis, mi favorita del momento.



Otro elemento importante del look lo forman el iluminador y el colorete, ambos de Kiko. El primero es más reciente y os lo enseñé hace poco en un haul, es en formato stick, se llama Radiant Touch y me encanta por su tono rosa luminoso. El colorete es de una EL antigua ya, pero tiene un tono que va genial con rosas/morados, es el Sumptuous Burgundy.


Y finalmente, y como es lógico, el labial que me inspiró, el tono 200 de los Provocalips de Rimmel, también llamado I'll call you.



2. Manicura.
 

Aunque no son tonos idénticos, los rosas que he usado se parecen bastante al labial. Me apetecía darle un toque divertido a la manicura y por eso elegí un motivo de labios para estampar.

 

En todas las uñas llevo el tono rosa de Rimmel llamado Sweet Retreat (270) y en las uñas de los dedos corazón apliqué además un top coat de Catrice con destellos doraditos del que aún no os he hablado en el blog. Finalmente, estampé con un esmalte gris oscuro de Lola ese motivo de besos que veis, que es de una placa de Born Pretty Store.




3. Outfit.
 
Muy sencillo y con el toque rosa de la camiseta de tirantes. Como por las noches en la sierra refresca, no sobre una rebequita como la que llevo, de Stradivarius. El vaquero es de Pull & Bear y el bolso, de Sfera.

¿Os gustan los rosas tanto como a mi?
¡¡BESOS!!