lunes, 13 de junio de 2016

Pies perfectos con Iroah Nature (Info+review)


Que Junio es el mes por excelencia para acordarnos de que tenemos “pinreles” lo sabemos todas. Personalmente, cuido muchísimo mis pies todo el año porque son ellos los que me permiten moverme y salir a caminar por el campo casi a diario. Y como me gusta tanto hacerlo, estoy muy concienciada con su mantenimiento: deben estar en óptimo estado para permitirme rendir.

Pero una cosa es el rendimiento deportivo y otra, lucir unas sandalias de la manera más estética posible, ¿verdad? Para conseguir este último objetivo he usado un pack intensivo de Iroha del que os hablo hoy.
1. El pack: Soft & Smooth feet de Iroha.


Aunque os voy a desarrollar ahora en profundidad los dos tratamientos, os presento el pack brevemente.

Se compone de unos calcetines exfoliantes y otros con una mascarilla nutritiva que suponen un planteamiento intensivo perfecto para comenzar el verano con los pies perfectos.
Cada uno de estos productos tiene un precio de 14’95 euros (los calcetines exfoliantes) y 4’95 (la mascarilla nutritiva) por separado, pero este año Iroha ha lanzado un pack por 19’90 que además viene con regalo de unas chanclas flip-flop muy alegres y coloridas. Me ha parecido una idea estupenda porque ambos productos se complementan estupendamente.

2. Calcetines exfoliantes.
No es la primera vez que los utilizo, y ya en este post osconté mi experiencia con ellos. Me parecen un cuidado genial “de choque” para, como os decía antes, terminar de cuidar la apariencia de nuestros pies y pasar al calzado abierto que tan bonito queda en verano. 
Estos calcetines se caracterizan por realizar una exfoliación progresiva de toda la piel del pie. Y su uso, no puede ser más sencillo: envolvemos cada pie con el “calcetín” y lo fijamos con una tira autoadhesiva que traen, con ese fin. Y así, los dejamos actuar dos horas: dentro del calcetín tenemos una solución que va a permitir que a lo largo de una semana, la piel vieja de nuestros pies se vaya desprendiendo de manera natural.
No es magia, simplemente es una combinación bien pensada de ingredientes entre los que se encuentra el ácido láctico, el glicólico y el salicílico además de agentes hidratantes como la urea y hasta 16 extractos naturales de frutas y flores.

Cuando ha pasado el tiempo de aplicación (entre 90 y 120 minutos) retiramos los calcetines y enjuagamos el resto de la solución que queda en nuestros pies con agua templada.

Ya no tenemos que hacer nada más. En los próximos días (entre 4 y 7) la piel muerta se irá desprendiendo ella sola de nuestros pies.

Por este modo de actuar yo lo uso cuando preveo que en una semana más o menos pasaré al uso de sandalias. Esto varía de año en año porque depende mucho de cómo esté el tiempo, pero este año lo hice a finales de mayo.
Una vez han pasado los 7 días pertinentes (para que un tratamiento no interfiera con otro) utilizo mis calcetines reparadores con melocotón.

3. Calcetines reparadores y nutritivos con melocotón.
Como os decía más arriba, cuando el pie ha quedado libre de pielecitas es, en mi opinión, el momento perfecto para darle un extra de nutrición. En este sentido, la mascarilla para pies con melocotón supone la ayuda perfecta para cerrar este “chute” (o “booster”, que está más de moda ;) de cuidados.
Los calcetines reparadores suavizan y nutren la piel de nuestros pies y unas. Tienen un olorcito que hace que los disfrutes por partida doble (o triple) cuando los usas. El procedimiento de uso es igualmente sencillo: son calcetines con el mismo funcionamiento, sólo que en este caso el tiempo de exposición se reduce, es de unos 20 minutos. Y en lugar de retirar el producto que quedó depositado en nuestros pies, vamos a facilitar su penetración y su total aprovechamiento mediante un masaje (que ya, si te lo dan…¡¡redondito, vamos!! Jajaja).

Y por supuesto, me ha permitido disfrutar de mis sandalias en cuanto ha llegado el calor, sin tener “que esperar”, sufriendo por llevar un zapato cerrado.

¿A que son bonitas? Les llamo “mis sandalias de khaleesi”…jajaja!!

¿Os animáis a pasar ya a las sandalias? ¿Habéis preparado vuestros pies?
BESOS!!