martes, 19 de julio de 2016

Aceite de Marula de Vita Liberata: Amor de verano...y de otoño.

Hidratar bien la piel en verano, es básico. En invierno también, pero ahora que está expuesta al sol (o lo ha estado, o lo estará) todos los cuidados son pocos para mantener su flexibilidad. Si además de flexible, podemos lucirla con un bonito tono dorado...mejor que mejor.
Y si además podemos alargar un poquito el bronceado cuando terminemos las vacaciones, redondo, ¿verdad?

Pues todo eso nos proporciona el aceite de marula de Vita Liberata...con una composición estupenda, además.
Os lo cuento todo, ahora mismo...
¡pasen y lean!

1. Vita Liberata: Me encantas.
Ya sabéis que la marca Vita Liberata me parece de una calidad excelente. Es curioso que, siendo una marca que se centra en productos para el bronceado y yo, que me bronceo más rápido de lo que me gustaría...tengamos esta relación de "amor". Ya sabéis que sus polvos minerales son de lo mejorcito que hay en el mercado, bajo mi punto de vista: solos, dejan un acabado perfecto de buena cara con un acabado ligerísimo y muy respetuoso con la piel; sobre base o bbcream, da el toque sublime que no marca poros y da un velo de "piel perfecta", ideal. Si queréis ampliar información sobre él, os dejo aquí el link a la review que hice en su momento.
Pues su aceite de marula...es otro amor. De verano, como digo, pero también de otoño: porque va a ayudar a que mi tono del verano no desaparezca de la manera tan veloz en que llega (cosa que también me sucede). Y mientras tanto...la verdad es que deja un tono precioso, con un halo de brillo dorado que sublima la apariencia de la piel.

2. Aceite de marula Vita Liberata: Características.
Lo primero que habría que puntualizar es que la marula - aunque probablemente lo sabéis - es un árbol que crece en las zonas arenosas de áfrica y su fruto y  nuez, del mismo nombre,  son muy apreciados por su sabor y propiedades. En cosmética es habitual utilizar el aceite que resulta de prensar su nuez porque tiene alto contenido en antioxidantes.

El aceite de marula de Vita Liberata es un aceite en seco que tiene una triple función:
  • Hidrata la piel sin engrasar, dotándola de un brillo y un tono sano y atractivo.
  • La protege de la exposición solar (tiene spf 50)
  • La va autobronceando de manera gradual.


No contiene parabenos, ni siliconas o derivados animales. Tampoco alcohol, fragancias, petroquímicos ni sulfatos.

Se presenta en una bonita - aunque poco práctica - botella de cristal con un gollete protegido antes de su apertura. Tiene una capacidad de 100 ml. y un precio de 39'90 euros.
 

Además de aceite de marula, también lleva aceite de coco y de monoï. Ya sabéis que esta marca se distribuye en Sephora.

3. Cómo queda y cómo lo uso.

Soy consciente de que el tono de este producto puede asustar y por eso he preferido incluir este punto. El aceite es de color chocolate...pero ni mancha, ni tinta en absoluto. Deja la piel preciosa, como podéis ver más abajo.


 Entiendo que, dado que soy morena, las que tenéis piel clara podéis dudar de cómo queda, pero os dejo la revisión de mi querida Iriapita que sí que más clarita que yo, aquí.



Yo lo uso para hidratar la piel de mis piernas, brazos y abdomen. Lo uso de manera espaciada con otras hidratantes ahora mismo, porque además, tengo bastante tono ya. 
Pero de cara al otoño me va a venir genial porque va a permitirme alargar un poco más el tono saludable que el sol deja en nuestras piernas y no tener que recurrir corriendo a pantalones en cuanto deje de ir a la playa en Septiembre :)

...por eso digo que es un "amor de verano, y de otoño".
¿Habéis probado Vita Liberata?
Espero que os haya parecido interesante.
¡¡BESOS!!

Me gusta