jueves, 14 de julio de 2016

Parejas (im)posibles: Azul y verde

Vamos con el primer look de este reto que os planteo para este veranito. La "culpable" fue una camiseta multicolor que compré hace unas semanas en Encuentro. Tiene una mezcla de tonos multicolor que me encanta y decidí combinar mi look de ojos y mi manicura con ellos.

¡Vamos al lío!

1. El maquillaje.
  

Como os decía más arriba, en seguida tuve claro que combinaría los tonos verde lima y azul eléctrico para mi look de ojos. Comencé por utilizar un verde intenso en todo el párpado móvil, el tono 031 de Lola Make Up, sobre mi apreciado Longlasting de Kiko en tono 28. Como siempre os cuento, me ayuda mucho a fijar los tonos claros y a que luzcan muy bien pese a mi piel morena.



Este tono lo maticé en la cuenca con un marrón muy cálido con ciertos toques anaranjados, como podéis ver.  Además, perfilé con mi gel liner azul eléctrico a ras de pestañas superiores, y como siempre, apliqué sombra vainilla mate bajo el arco de la ceja.




Apliqué máscara de pestañas y fijador y relleno de cejas (siempre uso, estas semanas, el Brow Sculpt de L'oreal).



A ras de pestañas inferiores perfilé con un lápiz verde lima de Kryolan y repasé con la sombra de Lola Make Up. 


Además, las pestañas inferiores las marqué con un rimmel azul eléctrico de Bourjois, aunque la verdad es que apenas se percibe porque como ya os conté en su respectivo haul, no me ha salido "muy allá"



En el resto del look utilicé tonos cálidos:
 
En los labios llevo el "Peachy Beachy" de la línea "The only 1" de Rimmel, y en las mejillas, el Taos de NARS combinado con Albatros, de la misma marca, como iluminador en sienes y arco de cupido.



2. Manicura:

El intenso verde lima de Rimmel que os enseñaba hace poco (Wedge Lime) me sirvió de base para esta propuesta tan llamativa: lo apliqué en todas las uñas, y en el dedo corazón además, utilicé un top coat con brillos blancos y plata de Yesensy.

 

En la uña anular apliqué, con mi puntero, topitos de tantos colores como tiene la camiseta formando líneas paralelas. Como veréis en la foto de los esmaltes, usé muchos tonos para darle ese toque alegre.



3. Las prendas.

Como la camiseta es tan colorida, la combiné con una falda blanca de Cortefiel. Mis sandalias blancas con tachuelas tienen tanto tiempo que ni recuerdo la marca, y el bolso de mano de Rocío Mozo que luzco, en un azul eléctrico rabioso que me encanta, lo gané en un sorteo de mis queridas LubyJane.

Creo que el blanco equilibra bastante el conjunto.
¿Qué opináis?
¡BESOS!

Me gusta