sábado, 17 de septiembre de 2016

Prepara (también tu psique) para la rentrée: "Detox, para tu mente" (psicología, consejos, reflexiones)


Nos acercamos a la "vuelta al cole", rutina o rentrée: el nombre da igual, pero lo que está claro es que llega el otoño y los hábitos cambian...forzosamente.
Los días se acortan, las obligaciones se multiplican (aunque ya la vuelta al trabajo se haya producido, el ritmo escolar condiciona mucho si tienes hijos o estás estudiando) y toca "cambiar el chip" para vivir este periodo lo más a gusto posible.
Hoy os planteo un "detox" que no es para nuestra piel ni para la figura: un detox mental. ¿Os animáis?

¡Pues pasen y lean!

1. Al igual que el cuerpo, la mente necesita "detox".

Vivimos bombardeados por la idea de "desintoxicarnos" (Personalmente, creo que lo ideal es "no intoxicarse", jajaja) a nivel de dieta o de rutinas para cuidar nuestra piel. 

En publicidad y en el mundo de la belleza en general - y dentro de este, en el mundo blogger, entono mi parte de culpa -  a menudo se usa este término para referirnos a la necesidad o hábito de compensar "malas costumbres" propias de ciertas épocas: ya sea comer helados o tomar el sol, nuestra figura, piel y pelo han podido verse algo perjudicados por estas costumbres (insisto, lo ideal es no abusar y así disfrutar todo el año del sol y los helados pero con mesura y protección).

Sea como fuere, creo positivo hacer un "chequeo" (tú misma, frente a tu espejo) de cómo está tu piel, pelo y cuerpo tras el verano y/o las vacaciones, para tomar medidas si es necesario...

...pero, ¿y tu mente, qué?
Vivimos en un mundo que promociona siempre lo físico: cuidar tu  estado mental es también básico para empezar el curso con bienestar.

2. Ideas que ayudan.

Seamos sinceros, volver a las responsabilidades nos cuesta, A TODOS. Luego la actitud y condiciones de cada uno, marcan el hecho de que esa vuelta se viva con más optimismo o, sencillamente, casi con amargura.

Me encantan esta imagen, y estas frases.
Me motivan mucho.
Bajo mi punto de vista y como he dicho ya, la actitud tiene un papel muy importante. Pero una serie de tips o ideas que pueden ayudar, son:

  • Contemplar la vuelta como un momento PERFECTO para marcarte unas metas y luchar por ellas.
No hay excusas: el momento es ahora. Y los fracasos anteriores, si los hubo, que te sirvan solo para haberte hecho más fuerte. En vez de esperar al uno de Enero, ahora que se vuelve más fresco/a y necesitamos ese "orden" que el verano alteró, es el momento perfecto para empezar unas clases, a ir al gimnasio o aprender a cocinar más sano.
  • Entender este periodo no como una "repetición", sino como una "nueva oportunidad"
En línea con lo que veíamos antes: no se trata de pensar "voy a intentar perder tres kilos, otra vez". Sino, "voy a cambiar mis hábitos paso a paso y voy a empezar ahora". Muchas veces pensamos en el otoño con enfoque negativo "días más cortos, vuelta a los horarios...".
Cambia de gafas: El otoño es una época preciosa para nuevos proyectos.
  • Buscar los momentos y los detalles (no tienen que ser "momentazos" ni "detallazos") que nos gustan, nos ilusionan y nos hacen sonreír.
Un café con un amigo que no hemos visto en verano, un puzzle en familia, una copa de vino con una vela y una conversación un sábado noche...se es más feliz cuando se viven intensamente los pequeños detalles, que cuando tiene uno puesto un objetivo inalcanzable.

Podríamos seguir, pero soy partidaria de hacerme pocas propuestas, pero siempre cumplibles y "factibles". Es más fácil, así, lograrlas y no decepcionarnos ni cansarnos.

¿Con qué ánimo empezáis o volvéis vosotros?
Espero que os haya gustado este post.
¡BESOS!

Me gusta