jueves, 13 de octubre de 2016

Look Almost There: degradado clásico + gloss burdeos intenso

Hoy vengo con otro look hecho con sombras de la paleta Flawless, de MUR, que os reseñaba hace unos días. En este caso, os traigo un degradado clásico. Lo combiné con el gloss "Currant Affair" de H&M que os enseñé hace poco, y así de paso, veis cómo queda puesto.

¡Vamos al lío!




Entiendo que los looks degradados clásicos (como los llamo yo: se trata de aplicar sombras en una gama, de más clara en el lagrimal a más oscura en la parte externa, y si son tonos neutros, de ahí viene lo de clásico) no son innovadores ni arriesgados...pero no se les puede negar su versatilidad y su capacidad de favorecer a, prácticamente, cualquier rasgo. Si, además, los combinas con un labial más intenso, le da un aire "vamp" a lo "años cincuenta" que me encanta.

Comencé por aplicar mi amada sombra en stick de Kiko número 28, que me resulta fantástico como base de sombras claras. A continuación, en el primer tercio del párpado móvil tenéis una sombra rosada muy suave: la Barely Pink.

En el lagrimal tenéis un tono más claro y perlado, dando luz: es la sombra Highlite. Y en la zona más externa del párpado, un tono tostado, el Lowlite.


Todas las sombras que os he ido mencionando eran muy luminosas y de acabado shimmer. Es el turno de cerrar con la Almost There, mate y tostada también, muy bonita. Cierra el look difuminada ya en el arco ciliar, más arriba del pliegue.


Finalmente, además de dar un toque de sombra vainilla mate bajo el arco de la ceja (en esta paleta, la sombra Paper es genial para ese menester), delineé con mi eyeliner líquido de Essence.


A ras de pestañas inferiores, un toque de sombra marrón chocolate (usé de la misma paleta, el tono Pure Chocolate) y la sombra en stick de Kiko en la waterline, para una mirada más limpia. La máscara que llevo es la Lash Princess de Essence (versión pestañas postizas). Y también rellené y fijé mis cejas.


El colorete que llevo en este look es el 02 de Lola (rosa frío, precioso) y finalmente, el toque del gloss de H&M que os enseñaba hace unos días: un burdeos intenso brillante y llamativo llamado Currant Affair. Para lucir este tipo de texturas se hace imprescindible un buen perfilado: para eso, usé mi lápiz de Astra en el tono 07 (es algo más marrón, pero una vez aplicado el gloss, ni se nota). También tenéis el mismo tono del lagrimal (la sombra Barely Pink) como iluminador. En la foto de arriba se percibe muy bien en el arco de cupido.


 

...y eso es todo. Como os decía en la entradilla, es un look con el que me siento muy cómoda porque va con todo y tiene un punto de sofisticación "aires cincuenta" que me encanta.

 


Os dejo con la foto de familia:



¿Recurrís mucho a estos degradados?
¿Os ha gustado el Currant Affair?

¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM