miércoles, 12 de octubre de 2016

(Más) consejos para estar en forma: Algunos recursos y trucos

Hace tiempo que no hablamos por aquí de vida activa y la que escribe sigue con sus (buenos) hábitos de moverse mucho y muy regularmente. Imagino que no lo notáis tanto en las fotos porque, al fin y al cabo, ha sido paulatino.  
Pero yo, que tengo fotos para comparar del "antes" y el "ahora", estoy encantada.

En estos meses en que he seguido entrenando, he descubierto nuevos recursos y he aprendido cosas que quiero compartir hoy con vosotras.
1. Vitónica, una web genial.
Igual muchas ya la conocéis pero para mi Vitónica se ha convertido en "la biblia" en el mundillo del ejercicio físico y la vida activa. Ojo, no tanto a nivel de copiar rutinas de ejercicios como para aprender sobre cómo entrenar mejor y desmitificar ideas que todos tenemos acerca del mundo de entrenar, tonificar, quemar calorías...
Os dejo aquí algunos artículos básicos que ayudan a "cambiar el chip" y entrenar con cabeza, que es de lo que se trata...


Además, y aunque los artículos que os he seleccionado eran sobre entrenamiento, tienen también posts sobre alimentación y recetas muy interesantes.

2. La importancia del DESCANSO
Es curioso, porque a este punto llegué yo, por propia percepción personal, busqué información en Internet...y la encontré en Vitónica (ya conocía la web pero ese post no lo había leído).
Os cuento que, uno de mis rasgos de personalidad es que tengo un punto un poquito obsesivo con las rutinas. Cuando me engancho a algo, me da fuerte. Sea una serie, comer una onza de chocolate con el café, (antes, fumar), salir a caminar...en seguida lo incluyo todo en mis rutinas y parece que "necesito" hacerlo, como si mi mente me lo pidiera.
Esto es un rasgo de las personas obsesivas y yo lo tengo en pequeña escala (todos tenemos rasgos "enfermizos" a pequeña escala, el problema viene cuando se magnifican). Pues bien, yo empecé a salir a caminar TODOS LOS DÍAS. Si entrenaba, iba a caminar. Si no, también. Si era domingo, también. Si me había acostado tarde - en verano andaba por la mañana temprano -, también.
Hasta que toqué fondo.
Y ojo, no me pasó nada dramático. Simplemente una mañana, me di cuenta que iba andando como un zombie y que para eso, bien podría haberme quedado en la cama. 
¿Qué me pasaba? Muy sencillo: estaba agotada. 
Comencé a obligarme a descansar y no sólo entrenaba con más calidad...es que comencé a ver más (y mejores) resultados. Así que no hay que olvidar descansar.
El qué y cuanto depende de tí. Yo descanso de andar cuando entreno, y además un día a la semana NO HAGO NADA. Creédme que me cuesta...me paso el día echándolo de menos. Pero noto que me conviene.
También vitónica tiene posts al respecto, por si queréis más info sobre el tema.

3. Como siempre, la clave, la organización.
Para dos cosas muy sencillas:
  • Ser consciente de cuánto estás trabajando...y también de cuándo toca descansar. Para esto utilizo organizadores donde apunto si he hecho hiit, liss o he descansado. ¡¡Hay que estirar SIEMPRE, os lo recuerdo!!

Me motiva mucho tener mis avances apuntados y para eso, me vienen genial los organizadores que gentilmente nos regala, mes a mes, el blog ORGANIZA-T. Os los recomiendo porque además son muy bonitos. 


  • Poder ver (y disfrutar de) tus avances. Pasan las semanas y te parece que te has estancado. Pues lo mejor es como hacen en la tele "tirar del archivo" y comparar fotos. El peso puede ser muy relativo (el músculo pesa más que la grasa y para colmo, las mujeres con nuestra tendencia a retener líquidos y los cambios hormonales mensuales, variamos hasta dos kilos), es mejor mirar imágenes.

Semana 1 vs. Semana 15


¿Qué, te has animado ya? Si te organizas, además de comenzar prontito a verte mejor, vas a darte cuenta que llega un momento en que te lo pide el cuerpo.
Si ya lo  haces, ¡cuéntame cuáles son tus trucos!

¡¡BESOS!!