sábado, 31 de diciembre de 2016

Cremas, potingues y tratamientos…¿Pedimos a veces milagros a la cosmética? (Reflexión).

Rutina de día.

Se acerca el final de año y es época de reflexionar para cambiar malos hábitos. Hoy reflexiono sobre un tema que me parece muy interesante cuando hablamos de cuidados: Anti-arrugas, anti-celulíticos, anti-manchas, reductores… a veces, depositamos nuestras esperanzas en tratamientos de todo tipo pero ¿los acompañamos de hábitos que faciliten su funcionamiento…o esperamos de ellos “prácticamente magia”?
Sobre esta idea me gustaría que pensáramos y opináramos hoy.
Aprovecho, además, para acompañar mi entrada con los productos que estoy usando en cada una de mis rutinas. Tenéis reseña de todos en el blog.
1. Origen de la reflexión de hoy
Cuidados periódicos.
La reflexión de hoy viene inspirada por un post de Envuelta en crema en el que hace una completísima reseña de un producto específico para las manchas en la piel y sus impresiones. Debo decir que ella – como siempre – explicó muy bien la situación de partida, lo que ha notado y lo que no e incluso pincela el porqué. La lectura de sus impresiones me ayudó a encontrar las palabras para reflexionar sobre un tema que ya me rondaba la cabeza hace mucho. 
¿Pedimos a veces milagros a la cosmética?
Ahora mismo os desarrollo esta idea…y luego me contáis, en comentarios.

2. Problemas, hábitos y tratamientos: todo está relacionado

Rutina de limpieza
Como decía en la entradilla, es curioso como a veces somos contradictorios:

  • Usamos antiarrugas pero fumamos, tomamos el sol sin protección, no dormimos lo suficiente o no bebemos el agua necesaria.
  • Compramos anticelulíticos pero tomamos azúcares refinados y llevamos una vida sedentaria.
  • Usamos exfoliante y mascarillas de arcilla…pero no nos desmaquillamos correctamente.





¡Que nadie se moleste! No estoy criticando expresamente a ninguna persona, simplemente resalto contradicciones que yo misma he cometido alguna vez.

La aplicación y combinación del producto es también de VITAL IMPORTANCIA. No podemos culpar a nuestro cosmético de falta de efectividad si no lo aplicamos en el momento, la cantidad y con el masaje o técnica adecuados. 

Factores a tener en cuenta, en este sentido:
Corporales

  • Tu edad…y tu aspecto: No todas las treintañeras tienen las mismas necesidades – por poner un ejemplo. Usa anti-edad cuando la necesites. Esa chorrada de “tengo 25 pero uso antiedad para prevenir” la he leído muchas veces y me llevo las manos a la cabeza. Entonces, con cincuenta, ¿qué? ¿dormir en cámara de oxígeno? Observa y usa en función. Lo mismo con el tipo de piel.
  • Prioriza problemáticas: También lo he comentado en alguna ocasión. Mi piel es mixta, en ocasiones sensible y voy hacia la cuarentena. Es por eso que no suelo usar productos muy astringentes, sino más bien suaves pero efectivos.
  • Aprende técnicas y masajes: Son primordiales para que los tratamientos penetren y funcionen. Especialmente, en el caso de los corporales, pero no sólo: ya sabéis que, en este sentido, me encantan las marcas que incorporan tutoriales con técnicas de aplicación.
  • Sé constante: Este último apartado…debería haber sido el primero. No podemos quejarnos de la poca efectividad de un producto cuando no somos marcialmente constantes con su aplicación.

3. Conclusión: Cuidate tú…y refuerza con el producto.

Rutina de noche. Algunos de esos productos están SIEMPRE en mi mesita de noche.
Así no tengo excusa para aplicarlos :)

Como veo que me estoy extendiendo y seguro que la idea, ya la he reflejado antes, os dejo un cuadro en el que relaciono estas ideas: si nos cuidamos con hábitos saludables, los cosméticos funcionarán mejor. O mejor dicho, serán el extra que deben ser….porque como digo en el título, ni magia, ni milagros.

Alimentación sana + deporte + anticelulítico/reductor →RESULTADOS CORPORALES
Alimentación sana + beber agua + limpieza+cremas→RESULTADOS FACIALES
Protección solar SIEMPRE, máxime en pieles con tendencia a manchas
Azúcares, sal alcohol…los menos posibles. NO sólo engordan, retienen líquidos y favorecen la formación de grasa localizada (como la papada o las bolsas)

¿Estáis de acuerdo en estas ideas? De vez en cuando, conviene repasarlas.
¡Pasad una noche fantástica y entrad en el año con muy buen pie!
¡¡BESOS!!

31 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo en todos, excepto en el ejemplo de la chica de 25 años que usa productos antiedad. Habría que ver cómo tiene la piel es chica, de entrada; pero, suponiendo que la tenga como se supone que debería ser una piel de 25 años en buenas condiciones, introducir algún aceite reparador, o activos como vitamina C que también favorece la renovación de la piel y la luminosidad, y, por tanto, combate los primeros signos de la edad, es más que conveniente. Ahora, otra cosa es meterse con resveratroles varios, que esos sí son mucho más potentes, o preparados de colágeno, tampoco tiene mucho sentido. No todos los products antiedad tienen la misma potencia.
    Es un tema complicado, per la idea se entiende.
    Un besote, y feliz año, guapa!

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo con el matiz de Beatriz, yo tampoco creo en la cosmética por edades (que creo es puro marketing) sino por tipo de piel: Si tienes 45 y piel grasa lo llevas clarinete con una nutritiva antiedad potente, y con 20 y piel seca los productos de "piel joven" se te van a quedar cortos, creo que hay que mirar las necesidades de la piel y actuar en consecuencia y no mirar esas etiquetas.
    Efectivamente para milagros hay que ir a Lourdes, si fumas un paquete de tabaco al día tu piel va a estar grisácea aunque te pongas una antiedad de 200€ y si no usas protector deja de tirar dinero en los antimanchas y antiarrugas.
    Para mi lo fundamental es buena limpieza, protector y ¡constancia! Como bien decías.
    Un besazo, feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Una buenísima reflexión que comparto en todos los extremos y yo también me he contradicho a mi misma. Un besazo Gadi y familia, feliz fin de año y muy buen año 2017 a todos.

    ResponderEliminar
  4. Anouk y Miss Potingues: Creo que no me he explicado bien. Precisamente digo "usa antiedad cuando la necesites", y "no todas las pieles tienen las mismas necesidades". En la línea en que comentáis de observar y usar en función, como digo justo en ese párrafo :)

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡Hola!!!! Totalmente de acuerdo. Mi madre trabajó bastantes años en una droguería-perfumería y siempre se ha cuidado mucho la piel, pero sin ir a excesos ni usar cuarenta cremas, y yo mataría por tener su piel. Ella no fuma, jamás hizo excesos con el sol(ya usaba protector cuando nadie lo usaba), come sano, bebe mucha agua, nunca ha tenido una vida sedentaria...y mi abuela a los 90 años apenas tenía arrugas, y empezó a usar cremas a los cuarenta y muchos, cuando mi madre empezó a trabajar y se las llevaba. Eso sí, como era pelín maniática de la limpieza su piel siempre estaba limpísima y jamás la expuso al sol y comía sano, no paraba quieta en unos años en los que la vida era durísima. Siempre fue muy activa(hacía senderismo con nosotros a los setenta y muchos) y todo eso ayuda. Supongo que la genética hace mucho porque sus hermanas, algunas trabajando en el campo hasta los 70 años, tampoco tenían arrugas.
    Yo no me quejo pero creo qu eno tengo tan buena genética, jejeje.
    Me ha gustado la reflexión, a veces somos un poco incongruentes.
    Besos y feliz año.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con tus ideas y puedo hacer todo menos prescindir del azúcar. A veces duermo un poco menos durante la semana pero más durante los fines de semana, he tenido épocas de extrés aunque se que no es bueno y debo dormir mis horas. Por suerte tengo ahora la celulitis controlada (practicamente no tengo) haciendo deporte y con el anticelulítico aunque coma un poco más. Tengo dos kg más del que sería mi mejor peso, los intentaré bajar pero después de navidades, ahora ni lo intento, tengo muchas comidas familiares.
    ¡Feliz Año Nuevo! A tí y toda tu familia

    ResponderEliminar
  7. Sí que estoy de acuerdo contigo. Y pienso que siempre hay que adaptar los cosméticos que utilizamos a nuestros problemas reales y a la necesidad de la piel. Por ejemplo, tengo 41 años, pero la mayoría de las cremas antienvejecimiento indicadas para mi edad son demasiado pesadas para mi piel mixta-grasa, me sacan brillos e incluso granitos. Por eso prefiero usar ligeras cremas detoxificantes o con vitamina C, que le aportan luminosidad a la piel, unifican su tono y la dejan radiante.

    Un beso guapa y ¡Feliz Año Nuevo!

    ResponderEliminar
  8. Muy de acuerdo con tu post, cada cosas tiene que tener su rutina y le pedimos a los productos milagros cuando nosotras misma no sabemos cuidarnos o hacer rutinas para nuestro bien.
    la gente se gasta pasta en crema y ni siquiera se limpian la piel y idem de lo mismo...
    un besazo y FELIZ AÑO

    ResponderEliminar
  9. Coincido contigo en casi todo, pero a veces uno no puede ir con tantas normas y rigidez. Si me apetece azúcar la cómo sin excesos todo en esta vida se puede hacer pero sí que hay que tener un poco de constancia en los cuidados y hábitos en general....un beso feliz año!

    ResponderEliminar
  10. Coincido contigo en casi todo, pero a veces uno no puede ir con tantas normas y rigidez. Si me apetece azúcar la cómo sin excesos todo en esta vida se puede hacer pero sí que hay que tener un poco de constancia en los cuidados y hábitos en general....un beso feliz año!

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que tienes la razón en todo, hay que saber escuchar a nuestra piel, pero también a ser consecuente, porque usar productos muy buenos pero luego no cuidar otros aspectos tampoco es muy lógico...luego te vienen las de "es que ningún producto hace nada"...


    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Bueno...me ha requeteencantado este post y es que es verdad, a veces somos totalmente contradictorias, yo por ahora al 2017 le pido ser más constante en mis cuidados faciles y corporales y mejorar mi alimentación...a ver si no cae en saco roto como suele pasar con los propósitos.

    Un saludo y feliz año.

    Raquel.
    http://siempreunoszapatosnegros.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo, es lo mismo que decir que hay que saber cuidarse por dentro y luego complementar con los cuidados externos...milagros a Lourdes, no podemos pedir a una crema anticelulitica que cumpla al 100% si luego nos tiramos el día sentadas y no llevamos una alimentación sana, y como esto, todos los ejemplos que has puesto tu. Una entrada de 10 la de hoy (bueno, ayer) Noe
    Un besote y espero que disfrutaras la nochevieja

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo con la observación: a mí cada vez me sorprende más la cantidad de dinero que la gente está dispuesta a despilfarrar tan alegremente en soluciones envasadas, en lugar de adoptar otros hábitos más eficaces pero que requieren más esfuerzo... que yo también lo he hecho, pero afortunadamente la edad y la experiencia me han ido empujando a romper con esos hábitos. Es verdad que somos cómodas/os y nos gusta que nos lo den todo hecho, y eso las marcas lo saben a la perfección.

    ¡Un beso y feliz 2017!

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado el post, estoy totalmente de acuerdo! A mi las cremas por edades no me gustan porque ya presuponen que todas tenemos la misma piel a determinada edad, yo prefiero buscar específicas para mi tipo de piel.
    Un beso y feliz año ^^

    ResponderEliminar
  16. Lo de usar antiedad para "prevenir" también lo he oído yo alguna vez y no lo entiendo, otra cosa es que (por el tema que sea) esa persona lo necesite pero para prevenir...Lo de ser constate es fundamental desde luego.bsts

    ResponderEliminar
  17. ¡¡ Más claro que el agua !!

    Feliz Año guapa

    ResponderEliminar
  18. Una reflexión de lo más acertada. Yo siempre digo que los productos cosméticos son un complemento y que hay que cuidarse desde dentro para ver resultados. Por ejemplo, yo nunca veo resultados en mis ojeras, son genéticas y poco puedo hacer, pero siempre os lo comento en mis entradas. Un besote

    ResponderEliminar
  19. Qué me gustan tus reflexiones, tocaya!
    Lo que está claro es que para verse guapa y cuidada por fuera, hay que empezar desde dentro: hidratarse, buenos hábitos y buena vida (las penas no son buenas) De siempre se ha dicho eso de 'tienes mala cara' y es la primera advertencia del cuerpo de que algo pasa.
    Luego la cosmética prolonga una piel joven y bonita si somos constantes, yo al menos lo noto muchísimo en mi, hay fotografías que estoy mejor de piel que hace unos años.

    Un besazo y muy feliz año, compañera ;-)

    ResponderEliminar
  20. Yo creo que también tiene mucho que ver la herencia genética: la chica de 25 puede ser aprensiva, pero también puede ser consciente de que la genética no juega a su favor en ciertos campos (o que sabe que se está "portando mal" y que va a criar radicales libres más pronto que tarde.

    Lo importante es tener hábitos saludables y ser constante, en esto estoy de acuerdo contigo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Una observación de lo más acertada, ya hace tiempo que aprendí que de cremas milagros nada, son tan solo un empujoncito para ayudar, pero hay que ser realista siempre. Hace tiempo que dejé de comprar cremas reductoras y anticeluliticas, porque mi ritmo de vida (sedentario a más no poder) no combina bien con ellas. Primero tengo que moverme y luego empezaré con las cremas. Lo más importante, como bien dice, es la constancia y el usar cremas correspondientes a lo que quieras tratar. Y si además lo combinas con buena alimentación y protección, seguro que las cremas funcionarán!
    Genial reflexion!
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola Neolia,

    De principio a fin me ha parecido un post fantástico y estoy de acuerdo en cada punto. Incluso enfocado de otra manera, ya sabes que alguna vez he tocado un poco el tema, pues como bien has dicho a veces queremos milagros y ver resultados de un día para otro, además de aplicar la ley del mínimo esfuerzo pues si se puede ir a un centro de estética, ya solucionarás las profesionales los problemas y mientras tanto le metemos caña a nuestra piel. Lo ideal es conjugar buena alimentación, dormir las horas que tocan, hacer algún deporte y por descontado llevar una rutina de belleza adecuada a nuestras necesidades.

    Me ha encantado leerte. Un abrazo y mis mejores deseos para este 2017!

    ResponderEliminar
  23. es cierto que a veces pedimos milagros, y eso no existe todavia

    ResponderEliminar
  24. Pienso exactamente igual que tu. Primero debemos cuidarnos por dentro y por fuera recurriendo a habitos saludables y despues reforzarlo con cremas. Muy buen post

    ResponderEliminar
  25. Que buen post! Como bien ha dicho una chica mas arriba, lo importante es la constancia. Yo me he gastado dinerales en cremas que me recomendaban aqui y alla,y finalmente me di cuenta que lo importante es saber cuales son las necesidades de la piel. He tenido la suerte de encontrar a una esteticista que me oriento y me hablo claro. Ahora mismo estoy usando cremas nada caras, pero nunca he tenido la piel mejor que ahora. Por ejemplo, todo el mundo me hablaba pestes de yves rocher, pues casualmente son las que estoy usando y me encantan. Eso,unido a la constancia y a los buenos habitos, me ha demostrado que lo importante es dar en la tecla. Un beso y feliz año!

    ResponderEliminar
  26. Muy de acuerdo con tus reflexiones, los productos de tratamiento necesitan un "conjunto" para realmente ser efectivos. La alimentación, el descanso, influyen mucho, pero también el que nos movamos o seamos sedentarios.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM