viernes, 27 de enero de 2017

Blue Denim: Maquillaje, manicura y moda

Los vaqueros, en todas sus modalidades, me gustan desde que tengo uso de razón. Y no sólo pantalones: vestiditos o camisas vaqueras también hay siempre en mi armario.

Hoy os traigo un look de ojos "azul denim" que aproveché para combinar con mi camisa vaquera en una propuesta algo informal...pero muy conjuntadita, como me gusta a mi (jajaja).
¡Vamos al lío! 

1. El maquillaje.
Si algo me da vidilla de todo este mundo blogger es la capacidad de aprender, inspirar y ayudarnos a crear que tiene. Cada día leo y comento a muchas compañeras que me aportan, me divierten y me enriquecen. Una de ellas es ya una gran amiga mía, Miss Potingues. Y es justo que os cuente que el look de hoy me lo inspiró ella misma, con este look suyo: Look Lime Night Miss Potingues.

 

En él daba un toque de verde lima muy chulo en el lagrimal, conjuntado con un azul vivo. Pensé que era ideal para mi camisa vaquera que quería utilizar con una maxi-bufanda verde y una chaqueta cruda nueva que luego os enseñaré. Así que, variando un poco el tono verde hacia el menta, aquí tenéis mi propuesta.


Para hacer este look y dado que lo quería bien intenso y metálico, comencé por crear sendas bases a los dos tonos principales que lo conforman: en el lagrimal usé el Cream Crush de Kiko en el tono  09 (con un acabado ligeramente amarillo) y en el resto del párpado móvil, el precioso tono turquesa de las Ombre Iridiscente de Clarins en el tono Aquatic Green.


Es el momento de aplicar sombras: en el lagrimal tenéis la preciosa Zoe de Nabla Cosmetics, y en el resto del párpado móvil, la sombra Eternity, de la misma marca.


Difuminé contornos y trabajé justo bajo la ceja con el tono Beige-G 104 de Kryolan y fijé mis cejas con mi habitual Tinted Eyebrow mascara de Deborah.


A ras de pestañas inferiores, para jugar con un tono intermedio entre el menta y el azul intenso, perfilé con el lápiz Clubbing de Bourjois en el tono 63 y a continuación lo marqué con la sombra Babylon, también de Nabla.

 

Para el resto del look opté por tonos cálidos, salvo en el caso del iluminador que es el primer tono y más frío de mi trío Highlight de Make Up Revolution.

En las mejillas llevo el Impulse de Nabla y en los labios, un marrón topo de Kiko, el precioso 13 de los Unlimited Stylo.


2. La manicura.


Para mis uñas opté por quedarme con los tonos más claros: pinté todas, salvo el anular, con el precioso nude Soft Sepia de H&M que os enseñé hace unas semanas dentro de un trío de tonos neutros.


Para el anular, además del citado esmalte, dí dos capas de un topper de brillo turquesa de Yesenssy. Además, decoré las otras uñas con rhinestone turquesa en la base de cada uña. 


Como siempre, apliqué top coat para preservar la manicura.


3. Propuesta de moda.

  

Aunque el combo de camisa vaquera y pañoleta verde menta inspira este look, en realidad lo que yo estaba deseando era estrenar mi chaqueta cruda de Rosegal: de tejido de punto grueso es suave y calentita, pero muy cómoda y sport. Está bien rematada y la talla L me queda bien de largo, y suficientemente entallada como para que quede favorecedora. Os dejo el link, pero curiosead porque hay varios tonos a elegir:

Además de las prendas que os he mencionado, la combiné con unos jeggins negros de Pull&Bear y mis botines de Xti.

¿Os ha gustado el maquillaje? Como os decía al inicio del post, me motiva muchísimo seguir sintiendo el gusanillo de "yo ese look quiero hacérmelo" cuando visito blogs de las compañeras 💜💜💜
¡¡BESOS!!

Me gusta