miércoles, 25 de enero de 2017

Burdeos y berenjena: Maquillaje, manicura y moda

Hace unas semanas os enseñaba en Instagram un vestido de Rosegal que me había gustado mucho y me animé a pedir... y la verdad es que estoy muy contenta con él aunque os matizaré más abajo que no me sienta como un guante, pero tampoco me quejo. Os dejo en el post de hoy la manicura y el maquillaje a juego que lucí para estrenarlo, combinando tonos berenjena - más morados - y burdeos - más rojizos - en ojos y labios.
¡Vamos al lío!


1. El maquillaje.


Me apetecía combinar los tonos que os comentaba anteriormente porque el vestido es una especie de tono intermedio entre ambos. Además, mi paleta "Fortune favours the brave" de Make up Revolution que os reseñé hace muy poco tiene tonos en esa gama muy bonitos.


Me apetecía hacer algo con un toque dramático, un buen "claroscuro" y como el vestido tiene un toque de blanco en cuellos y puños decidí comenzar con una sombra bien clarita: es el tono Ice Cloud, un perla muy brillante que apliqué en todo el párpado móvil a toquecitos y en mojado para aumentar su intensidad y brillo.


En la zona de la cuenca tenía claro que quería un tono bien oscuro y comencé aplicando un negro mate con un pincel boli muy finito justo en la zona de mi pliegue: es el tono Blacqua que enseguida maticé con el pincel de difuminar impregnado en una sombra berenjena mate en toda la zona de la banana.


La citada sombra berenjena es la Winning y la tenéis muy ascendida en la cuenca para seguir jugando a dar ese toque dramático que os comentaba. En el resto de la zona superior tenéis un toque de sombra clara mate en el arco de la ceja, la Soft, y un delineado con eyeliner líquido negro. También fijé y rellené mis cejas, en este caso con sombra antes de fijador para darles más protagonismo.


A ras de pestañas inferiores marqué con mi marrón chocolate de Catrice, el Khol kajal Chocwaves y sobre él dí un toque de burdeos con la sombra Drama Queen para cerrar el toque rojizo del look.


Además, en la waterline apliqué un tono melocotón de Neve Cosmetics, concretamente el Pastello Illusion. Finalmente, utilicé máscara, en este caso la Lash Sensational de Maybelline en versión waterproof que estoy probando hace unas semanas.



Para el resto del look utilicé la propia sombra Ice Cloud como iluminador en pómulos y arco de cupido - sabéis que me encantan estos conjuntos - y el rubor cálido y precioso de Sleek llamado Flushed.

Y llegamos a los labios. ¿Os suena eso de que tenéis 9484728439402 labiales burdeos pero NINGUNO es EXACTAMENTE el tono que buscas?...pues eso. Así que mezclé dos: primero dí un toque con el Velvet Matte de Essence en tono 24, más morado y maticé sobre él con el Amore Matte de Milani en el tono Devotion, más rojizo. Y creo que así logré acercarme más al tono del vestido, que más o menos pretendía.

 

Os dejo bodegón de los potis usados:



2. Manicura:
Para seguir jugando con el toque blanco y negro que da gracia al vestidito, decidí reservar mi uña anular y jugar con esta idea...


En todas las uñas, salvo las citadas, tenéis un tono burdeos muy oscuro de Essie: el Wicked. En las anulares comencé por aplicar dos capas del precioso tono 01 de Perfect Beauty by Juliette Crowe. Sobre ella, estampé un motivo algo psicodélico con una de mis placas de Nurbesten y el tono Deep Black Chief de Anny. Además, en el dedo corazón apliqué un rhinestone plata alargado para dar una gracia.


Os dejo una imagen de los productos usados, incluyendo el top coat que nunca me salto:



3. El vestido.
Como os conté en Instagram, le vi este vestido a Susana, de Beauty Blog by Susana en negro y me encantó.¡Le sienta de maravilla! Así que cuando lo vi en Rosegal, en un montón de colores y por unos 15 euros al cambio...decidí animarme.
   


Es tipo camiseta, de tela extensible y como veis, tiene la gracia en cuello y puños que le da un aire sport y divertido. De hecho, creo que es un vestido que quedaría genial con zapatillas, como se llevan ahora, aunque yo lo combiné con botines que es más de mi estilo. Yo pedí una L porque mido 1'69 y tengo los brazos y piernas largos de manera que, con los tallajes orientales, prefiero que me quede la ropa algo suelta y no corta. El vestido me queda bien, salvo por la zona del cuello que me queda algo holgado aunque como veis, nada preocupante.
Os dejo aquí el enlace, pero mirad más tonos porque los hay muy chulos. Eso sí, no os aconsejo que sean muy claros porque podría transparentar un poco.



¿Os ha gustado el vestido?
¿Y el maquillaje y manicura a juego?
¡¡BESOS!!

Me gusta