viernes, 6 de enero de 2017

Tópicos y errores que hemos cometido al querer adelgazar (Reflexiones)

Recién empezó el nuevo año y seguro que entre nuestros propósitos de mejora está ser más saludables con nuestro peso y/o figura, ¿a que sí?
A menudo leemos o escuchamos creencias sobre adelgazar, estar en forma o tener una buena figura que están llenas de mitos y creencias absurdas. Muchas de ellas, además, las promueve la publicidad porque le interesa que las creamos: así seremos consumidores acríticos de productos milagrosos desde pastillas a infusiones, por ejemplo. O fajas. O aparatos para lucir musculatura sin levantarte del sofá.
Parece mentira que, con la información que tenemos hoy en día, aún sigamos creyendo ciertos tópicos a la hora de tener un cuerpo sano. De eso me gustaría reflexionar hoy con todos los lectores del blog.
1. Tópicos que - a veces - aún mantenemos.
Como decía anteriormente, a menudo aún tenemos creencias muy equivocadas acerca de lo que significa perder peso, mejorar nuestra musculatura, "quemar" grasa. Vamos a repasar algunas de ellas...

1.1. Hacer una dieta y luego volver a comer como antes.
Habituarse más que prohibirse: hay muchas
maneras deliciosas de cocinar la comida sana.
Entender la dieta como una restricción de alimentos en cantidad y variedad es fracaso garantizado. Nadie es capaz de vivir eternamente a dieta (y si lo es, la ansiedad se suele manifestar en otros ámbitos de su vida). Cuando terminas una dieta, vuelves a comer como antes porque estar siempre contando calorías o prohibiéndote esa pizza, hamburguesa o dulce que tanto te gusta eternamente... no mola.
Precisamente de esos ciclos de restricción/recompensa vienen efectos rebote, flacidez, celulitis...

1.2. Querer perder peso/grasa en una zona específica del cuerpo
Que sí, que todas queremos tener la cintura de avispa y una delantera bonita, como se lleva ahora. Pero resulta que tu cuerpo, cuando pierdes peso, lo pierde de tooooodos los sitios. Y, ¿adivinas qué? El pecho es sobre todo, grasa. Por lo que si adelgazas demasiado, vas a perder mucho pecho y se va a quedar muy flácido.
Es necesario que te aceptes y encuentres tu peso saludable, con los defectos y virtudes que tiene tu composición corporal. "Perder sólo barriga" o "reducir muslos"...es imposible sin perder también del resto.

1.3. El mito de "tonificar".
La tonificación no existe. Decimos que un cuerpo está tonificado cuando se marcan sus músculos, no hay piel sobrante y se ve la carne prieta. Pero esto es difícilísimo.
Para empezar, porque para que se vea el músculo, primero debe desaparecer la grasa: si tienes grasa en la tripa, da igual que te mates a abdominales porque tu músculo no se verá. Está debajo de la capita de grasa localizada.
Un buen paseo después de comer,
al menos tres veces por semana, sienta de maravilla.
Además, si - como yo - has tenido aumentos y pérdidas de peso notables (dos embarazos) la piel de ciertas partes de tu cuerpo ha cedido. Y salvo que te sometas a una operación estética no va a desaparecer, por mucho que adelgaces o hagas ejercicio. Eso sí, se ve mejor cuando el músculo está trabajado, eso es indudable.
Una buena noticia: cuando haces ejercicio sí se ve la piel más "prieta" y la celulitis se nota menos (de hecho, en mi caso, es el mejor anticelulítico que hay).

1.4. Hacer deporte y aumentar al doble la ingesta de calorías.
Cuando haces deporte quemas más calorías...pero no tantas como para que tengas que compensar significativamente en tu dieta (salvo que pases de cero a cien y hagas todos los días 2 horas de spining, lo cual es una locura). Para empezar, no quemas igual cuando haces tonificación que cardio pero es que además la cantidad de calorías quemadas - en situaciones de entrenamiento normal 3-4 días a la semana y una hora - NO es tanta como para que luego "compenses" con ese donut que te mira con ojitos tiernos ;)

1.5. Peso más porque he ganado músculo.
Ojo con esto...para conseguir músculo hay que trabajar MUCHO. Lo de que el músculo pesa más que la grasa pero ocupa muchísimo menos volumen...lo sabemos todas. Pero a veces la gente cae en errores garrafales. Todavía me acuerdo de una chica de un grupo de bbg que me dijo que lo había dejado porque a las 3 semanas había cogido 4 kilos de músculo. No le contesté por no entrar en disputas absurdas...pero eso es IMPOSIBLE. (Aparte, he gustaría saber cómo ha pesado ella el músculo por separado, exactamente!). Coger un solo kilo de músculo implica trabajo de muchos meses, suplementación y una dieta muy rica en proteínas.

2. ¿A quién le interesa que creamos estas tonterías?
Lo peor de estos tópicos es, como os decía en la entradilla, que nos hacen vulnerables: a muchas empresas les interesa que sigamos creyendo que por tomar alguna infusión, cápsula o barrita, vamos a alcanzar el cuerpo de nuestros sueños. Y ¡Ojo! No estoy demonizando estos productos, simplemente critico la idea de depositar en ellos toda nuestra esperanza sin participar activamente en nuestra organización saludable a la hora de comer y tener una vida activa.


 
Qué inocencia, qué candor...aquella época en que pensábamos
que un Nestea o el pan de molde era "comida sana"

Cuando, de verdad, nos entre en la cabeza que una "comida sana" no es una barrita procesada ni una tortita de arroz con chocolate como veo muchas veces en IG sino una pieza de fruta, una ensalada o un filete a la plancha que te hagas tú en casa...entonces estaremos sabiendo de qué va la cosa. A la industria le interesa que creamos que lo sano es el pavo (el que tiene más alto contenido de pavo tiene un 66%, lo demás NO ES PAVO) o el pan integral, que en realidad no es integral (la mayoría tiene más de un 50% de harina de trigo refinada). Los zumos suelen tener muchísimo azucar...y si no lo tienen (algunos ya vienen con la etiqueta "sin") no olvides que, para hacer un zumo se necesitan muchas piezas de fruta por lo que beberte un zumo de melocotón es como si te comieras 4 melocotones (a nivel de calorías y de azúcar - fructosa - que ingieres) pero lógicamente, la saciedad no es la misma.
¿De verdad hace falta ese otro 30%? - y ésta al menos, no lleva azúcar, la mayoría sí-.


3. ¿Y ahora, qué? Creencias que SÍ funcionan.

Esto no es el "fin del mundo". Yo soy la primera que como dos o tres onzas de chocolate al día (negro y con almendras) y también, como he dicho otras veces, muy partidaria de darme un homenaje (por ejemplo, patatas fritas) una o dos veces a la semana. Pero no se trata de comidas puntuales o de matarnos a abdominales los martes y los jueves. Se trata de...

3.1 Cambiar de hábitos...poooooco a poco:
Azúcar, harina refinada, refrescos...todos sabemos lo que NO es sano. Obviamente, quitarnos "de todo a la vez" nos va a aportar una considerable ansiedad. En absoluto se trata de eso, sino de hacer pequeños reajustes en tu dieta. Cuando veas que los vas cumpliendo y que además te sientes mejor a raíz de cumplirlos, entrarás en un "círculo vicioso positivo" y te irás animando a cambiar otro hábito que sabes que no es saludable.

3.2. Buscar una versión mejorada de tí misma
Está claro que esto se hace por salud...pero también que a todos nos gusta, y nos refuerza, vernos mejor. No se trata de buscar una talla, un peso ni un "cuerpo como el de....". Se trata de ser tú...mejor que nunca.

3.3. No es una meta...es un camino.
Plantearte esto "de aquí al verano" no es la mejor manera de conseguir un cambio de hábitos factible, sino más bien de perpetuar el tema de "hago dieta unos meses, y luego vuelvo a las andadas". Hacer deporte y comer sano es una forma de entender la vida, no una meta para lucir mejor (aunque de paso, consigues verte mejor,y eso te anima).

3.4. No es volver a empezar, es retomar.
En nuestro día a día pasamos épocas (vacaciones, festivos, acontecimientos...) que nos hacen relajarnos en nuestros hábitos, hacer menos deporte, tomar algo de alcohol...esto se traduce en que recuperamos algún kilo o perdemos tono. Pero no hay que verlo como un frustrante "ahora tengo que empezar de nuevo"...sino como una ocasión para retomar esos hábitos que tan bien te estaban funcionando. No se pierde todo lo avanzado en quince días, en ningún sentido: a retomar, que enseguida se recupera.

¿Qué, te animas?
¿Qué mitos has tenido alguna vez? ¿Cómo pretendes que sean tus hábitos este año?
¡¡BESOS!!

32 comentarios:

  1. Buenos dias guapa!! Yo desde que vivo con mi chico nos hemos dado caprichos alimenticios insanos basados en el "hoy me lo merezco" "sólo un cachito" (que siempre iba a más) y se os ha ido de las manos. Nuestro objetivo es movernos más y volver a nuestros hábitos saludables y como dices, poco a poco sin crear ansiedades. Desde luego está todo en nuestra cabeza, teniéndo asumido cómo llegar a nuestro objetivo, sólo nos falta un poquito de fuerza de voluntad.
    Me ha gustado mucho este post, enhorabuena y felices Reyes familia!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. El mayor problema es que no admitimos que, si nuestro cuerpo no es lo que queremos, es por nuestroshábitos, y hay que cambiarlos, pero no por una temporada, sino por nuevos hñabitos que nos hagan sentirnos mejor, y conseguir el objetivo.
    Sobre temas de músculo, tonifición, y demás, no voy entrar proque sería muy largo y hoy no tengo ganas, pero sí es normal ganar hasta 2 kilos de peso (no 4) en el primer mes de hacer ejercicio, pero no es músculo, es agua. Es la rehidratación del músculo que se está preparando para ese nuevo hábito, pero, una vez está acondicionado, ese agua se pierde.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola guapa!

    Madre mía, este post es una maravilla a tener muy en cuenta, te lo digo de verdad. Me va a ayudar mucho este post en un futuro cuando me dé por cambiar de hábitos, porque de momento estoy genial, solo que me gustaría hacer un poquito más de deporte de vez en cuando... Pero me puede la pereza y además no tengo tiempo al cabo del día :(

    Felices fiestas! Besos :)

    ResponderEliminar
  4. ¡que post más currado! Sobretodo me ha parecido interesante lo de los productos alimentarios engañosos...
    Yo he adelgazado de forma inconsciente al cambiar de casa y con eso mi rutina y moverme más (antes no salia de casa), pero he llegado a oír cada cosa con dietas...
    Esto imagino que no lo has puesto porque es más una niñería, pero hace años, en el instituto, tenía amigas que no desayunaban porque pensaban que así adelgazarian, ¡y el desayuno es la comida más importante del dia!
    ¡Feliz dia de Reyes!

    cccsfashion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Cierto lo de cambiar de hábitos ¡ay lo de los zumitos y las tortitas de arroz cada vez que se lo veo a gente conocida! y las etiquetas que no se leen, yo he cogido un par de kilos y sí por no comer bien.

    Si quieres hacer dieta hay que comer de todo en su justa medida ¡qué pinta más buena la ensaladita! y yo siempre me llevo mi tupper al trabajo, porque así sé lo que como.

    ¿el deporte? me cuesta y mucho, por es ando todos los días por lo menos 30 minutos al volver del trabajo a casa, después del tren, no cojo le bus, si no que voy andando.

    muackss

    ResponderEliminar
  6. Yo hace casi un año que he renunciado a bollos industriales, aceite de palma y harinas refinadas. Ahora si pruebo algo de eso, me sabe mal. Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo en todo lo que has comentado. Yo no he hecho dieta nunca pero si es cierto que desde siempre he comido sano, soy poco amiga de los fritos, rebozados y salsas en exceso. Además suelo hacer ejercicio periódicamente lo que creo que es la causa de que siempre haya estado en el mismo peso y ha evitado la necesidad de realizar ningún tipo de régimen.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Hola!!!! Yo no he tenido nuca problemas de peso, bueno sí, tiendo a adelgazar, pero independientemente de esto sí que me gusta cuidarme, hago un poco de deporte e intento comer sano; evito harinas y azúcar refinadas, aceite de palma, bolleías...pero en fiestas como de todo y como bien dices de vez en cuando me doy un homenaje.
    Besos y feliz día de Reyes.

    ResponderEliminar
  9. Yo nunca me he complicado la vida con esas cosas, y tampoco me he hecho propósitos de nada!!!!! Cuando era más joven la publicidad no bombardeaba tanto con estos temas, y no había Internet que para estas cosas creo que era una ventaja, ja ja ja, ahora bueno a pesar de no estar gorda sé que me sobra algún kilo pero bueno es que la grasa menopausica no hay quien pueda con ella, ja ja ja no voy a obsesionarme con esa porque sería ridículo, todas mis amigas y conocidas de mi edad independientemente de que hayan sido un palillo y de que sigan siendo delgadas, unas más y otras menos tienen la grasa que nos afecta a todas por esta razón, así que no voy a complicarme la vida a estas alturas. Sé que como normal, nunca he hecho dieta, no soy golosa y hago una alilmentación equilibrada, me encanta la verdura y me gusta comer de todo, pero la grasa no hay quien pueda con ella!!!! y no voy a entrar al quirófano para eso...


    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho el posty tus reflexiones. Por cierto, últimamente analizo más los productos alimenticios que compro y me han sorprendido la cantidad de productos que contienen aceite de palma o jarabe de glucosa y fructosa. Es realmente increíble.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Qué post tan currado! Me ha gustado sobre todo lo que comentas de que se trata de retomar, porque como también (y tan bien) dices esto se trata de un camino, no de carreras que se interrumpen según llegan las Navidades. Las Navidades y sus dulces también forman parte del camino! Este año no he comprado dulces navideños, sólo los he tomado fuera de casa cuando me han invitado. Y por supuesto que hemos desayunado roscón! Sólo que casero: más rico y deja un olor por la casa que ni las Yankee Candles, jajajaja!
    Lo que comenta Iris es muy importante: limitar comer fuera en el día a día, llevarse taper es lo mejor ;)

    Un besote y Felices Reyes!

    ResponderEliminar
  12. Me he quedado embobada leyendo tu post, me ha encantado yo por mi parte necesito moverme mas, necesito vencer esa pereza que me lo impide!!!

    ResponderEliminar
  13. A mi lo que más me cuesta es dejar el azúcar y todos los alimentos que lo llevan y ni siquiera lo sabemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. mi marido si que ha empezado una dieta, primero por salud ya que pesaba mas de 120 kilos pero no es una dieta estricta sino una dieta en la que debe comer 5 comida diarias y le han quitado el alcohol y algunos productos muy grasos y le va muy bien, haber cuanto le dura, un besito

    ResponderEliminar
  15. Noelia, eres la voz de la razon. Me ha encantado el post, es cierto que no es cuestion de hacer dieta unos meses, si no de cambiar lo que se come diariamente por cosas mas sanas, como frutas frescas, verduras, y menos alimentos procesados. Hace tiempo que deje de poner toda mi fe en las pastillas y otros suplementos dieteticos, pero es verdad que hubo un tiempo en que pensaba que con eso bastaba. Mi peor fallo es el deporte, nunca encuentro tiempo para practicarlo y creo que eso lo cambiaria todo.
    Besotes y gracias por los consejos e ideas!

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa!!
    Superinteresante la entrada y llevas mucha razon en todo lo que dices... yo voy en camino desde hace tiempo,tengo mis altibajos, como todo el mundo, supongo, pero creo que voy bien, poco a poco, pero bien. Mis problemas comenzaron como tu dices con el embarazo, cogí mucho peso y luego ya las carnes no terminan de volver a su sitio a no ser que te esmeres en ello.
    Besines

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo, lo importante es crear hábitos saludables y querernos como somos... Si creamos esas rutinas es más fácil y evitamos el efecto rebote de una dieta estricta que al final sólo sirve para crear desarreglos..
    Un beso guapísima

    ResponderEliminar
  18. Pues te confieso que mientras te leía me he sentido un poco como un marciano, (cosa que también me pasa más de una vez cuando veo la tele o leo prensa) porque nunca me he planteado nada de los tópicos que comentas, pero soy muy consciente de que hay mucha gente que se plantea más de uno de ellos casi a diario. Creo que en mi casa somos muy muy raros, a nosotros no nos gustan los alimentos procesados (jamás hemos comprado palitos de merluza, o arroces para hacer en la sartén o churros congelados, etc, etc) porque no nos gusta el sabor y porque no nos fiamos de lo que hay en la bolsa y cuando leo ciertos tópicos me llaman mucho la atención, es como cuando leo que alguien quiere perder 10 kg en un mes!! no sé, lo respeto todo pero yo jamás he creído en las dietas sino en aprender a comer bien desde pequeñito y hacer de ello tu forma de comer para toda la vida. Tampoco me he planteado nunca lo que tengo que comer en calorías o si tengo que aumentarlas cuando práctico deporte. Disfruto del deporte porque me ayuda a liberar tensiones y como lo que me apetece sin más.
    Te pongo el ejemplo más simple: llevo todas las Navidades escuchando el tema de los kilos demás que se cogen en estas fiestas, de la cantidad de ingresos hospitalarios por indigestiones, cólicos y complicaciones con el aparato digestivo, que los gimnasios se llenan en Enero, bla, bla, bla. Nosotros no hemos cambiado en nada nuestra alimentación durante las fiestas, quizás hemos preparado algún plato más elaborado el 25 y el 31 pero muy pocos dulces han entrado en casa y muy poco alcohol porque tampoco nos gusta especialmente. Hoy me he pesado y he engordado 400 gramos (como bien sabes puede ser simplemente por la ropa) así que ahora no tengo que plantearme zumos detox, ni dietas depurativas, ni otras historias para no dormir. ¿Entiendes ahora porque me siento como un marciano? XD
    Muchos besotes!!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta lo de hacer dieta y volver a comer como antes jajajjaajjaa no falla, es que yo creo que más que hacer dietas es un compromiso, un cambio de alimentación y de rutina, a mí las dietas no me gustan, yo soy de comer equilibrado todo el año y darme mis caprichos de vez en cuando, así no necesito dietas.

    Me mata la gente que hace operación bikini para después en verano comer mal, no lo veo sano eso, prefiero lo equilibrado, de todo un poco pero sin pasarse.

    Un besito muy fuerte

    ResponderEliminar
  20. La mejor dieta es comer de todo, comer sano y comer moderado, pero también darnos esos caprichos como dices, alguna vez en semana. Lo peor son las restricciones temporales porque, aunque logres el objetivo, al volver a los malos hábitos vienen los efectos rebote.
    Yo tarde en descubrir que lo mejor es no hacer dieta realmente sino conocer los alimentos y como actúan en mi, para yo saber gestionarlos dentro de mi alimentación, y si un día me meto una pizza entre pecho y espalda lo hago sin remordimientos. Y el mejor descubrimiento es que todo lo hecho en casa por uno mismo, es mas sano y está mas rico que cualquier producto precocinado o de comida rápida que se pueda adquirir por ahí
    Un post genial Noe
    Un besote

    ResponderEliminar
  21. tengo la firme intención de cambiar algunos hábitos este año, eso me ayudará más que ponerme a dieta estricta

    ResponderEliminar
  22. Totalmente de acuerdo contigo. He estado toda mi vida a "dieta" y no porque mis hábitos no fueran saludables sino porque yo me como una zanahoria y me engorda (hay metabolismos que son así y también hay que aceptarlo). Ahora es cierto que llevo un tiempo descuidada pero quiero volver a coger mis buenos hábitos (volver a hacer deporte, comer sano...). En fin, como dices no es una meta sino un camino y aunque nunca podré estar delgada (porque no lo soy), al menos poder volver a ser saludable. Un besote

    ResponderEliminar
  23. Pienso lo mismo con la gente que se pone a dieta por una temporada y al poco fracasan. Hace poco a una youtuber cansada de hacer dieta y fracasar y coger más peso que el suyo inicial, ya la tuve que decir que se plantease coger unos buenos hábitos de alimentación y deporte todos los días del año y quizá le funcionaba, lo que no se puede es comer un plato de pasta a las seis de la tarde...
    Toda mi vida he comido de todo y sólo ahora después de ser madre y pasar los treinta es cuando estoy subiendo una talla de pantalón.

    Te felicito por tu post, tocaya ;-)

    ResponderEliminar
  24. Muy feliz año, hermosa!! Y espero que los Reyes se hayan portado de maravilla :).

    No sabes lo contenta que estoy de tener un ratito de relax, poder leerte y más cuando se traen a colación estas reflexiones!! Comparto los puntos de vista expuestos, y sobre todo, el daño que hace la publicidad. Pero claro, también hay que ejercitar el cerebrillo y ser responsables con uno mismo. Te agradezco mucho que difundas estas pautas y desbanques mitos que han hecho bastante daño (y que han pasado de generación en generación, desgraciadamente). Pero el punto fuerte ha sido la "Hulk" que te dijo que ganó 4 kilos de músculo ajajaja. Desde luego, que con los días que llevo me han venido genial esas risas!!
    Muuuchos besos!!!

    ResponderEliminar
  25. Lo de las dietas es un gran error, lo que hay que hacer es "aprender a comer mejor" incluyendo esas "pizzas" y demás cosillas...Ahora hay basculas que pesan por separado la cantidad de músculo, grasa y agua que tienes. Yo reconozco que cogí peso de músculo cuando empecé a tonificar en el gimnasio pero porque nunca había hecho nada de pesas, pero eso de coger 4 kg en 3 semanas...bsts

    ResponderEliminar
  26. Sin duda hay que revisar el etiquetado porque nos cuelan de todo, lo de 4 kilos de musculo en 3 semanas ni dopado a hormonas (y mira que mis piernas son de musculación rápida, pero ni por esas). Lo major es tener cabeza y pensar que por mucho que quemes, si la ingesta es mayor, no soluciona nada. Me parece muy sensate tu post.

    Besotes

    ResponderEliminar
  27. ¡Feliz año Gadi! Llevas mucha razón, yo poco a poco cambio mis hábitos y es lo mejor que se puede hacer para no caer en la "mala vida", un besazo!

    ResponderEliminar
  28. Yo estoy poco a poco, al principio me costaba mucho tener una rutina diaria de deporte pero ahora no. Poco a poco he ido implantando las infusiones y también las verduras más ecológicas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Peco en el deporte pero es que con los horarios, el niño y todo me es imposible sacar un hueco, y como extraño las largas caminatas de antes... igualmente ando y vivo en un tercero sin ascensor (jajaja, se te ponen las piernas prietas casi sin ganas subiendo al cachorrón de nueve kilos tantas veces al día). Ahí me tiro de las orejas. Pero si es cierto que en la alimentación estoy bastante orgullosa, porque aunque me gusta comer guarrerías de vez en cuando (como la que más) también disfruto muchísimo con las ensaladas, la fruta, las legumbres...
    Me ha gustado mucho tu reflexión.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  30. ¡Aysh! Dietas... T_T Yo he perdido 17 kilos tras el parto. No solo por el hecho de que me inflé cual pez globo por la preeclampsia, sino porque al parecer estaba reteniendo mucho líquido. Así que ahora me va a tocar ponerme las pilas. Pero hasta que la cesárea no se me cure completamente, lo tengo algo complicado. Y tienes razón, una dieta no implica restringir, solo hay que saber llevarla. Cuando empiece la dieta ya haré post sanos!

    jijiji


    Muaks

    ResponderEliminar
  31. Excelente post. Gracias por tu opinión y lo que compartes a través de tu experiencia.

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM