lunes, 20 de febrero de 2017

Base Nude Wear de Physicians' Formula - review


Hace un par de meses, en uno de mis pedidos a Iherb, me animé a echar esta base a la cestita por las buenas críticas que tiene, la presentación tan estupenda y el precio asequible. Me daba cosica el tema del tono (solo tiene dos) pero al final me animé.
Y aunque al principio no me convenció os cuento cómo y porqué se ha convertido en un producto que he podido utilizar a gusto.

Os cuento hoy por qué.

1. La marca, Physicians’ Formula.
Dado que es mi primer producto de esta firma, vamos a conocer un poco mejor su información básica.
Physicians’ Formula es una marca californiana muy famosa por sus productos con una estética muy llamativa y cuidada. Tiene mucha variedad, pero son bastante famosas sus polveras de compactos y broncers y ya era conocida por venderse en Iherb, pero de un tiempo a esta parte ha entrado con fuerza en el mercado español de la mano de Primor, que la ofrece tanto en tiendas físicas como online y aún ha cobrado más popularidad.

2. Base Nude Wear: Características generales.


Voy a comenzar por contaros las características de la base, para matizar mi opinión personal – y por ende, el por qué a mi no me fue bien al principio – de esta base.
Como decía en el punto anterior, si algo caracteriza a esta marca es la presentación coqueta y “cuqui” (o kawaii, como dicen los amantes de la cultura nipona) de sus productos. No es menos en esta base, que viene en un envase rosa con una parte cubierta por un material que emula la piel, muy suavito, su lazo color "oro rosa" e incluso el detalle de una brochita como cortesía.
De entrada os digo que la brocha no sirve para aplicar la base – o al menos a mi no me convence para ello por sus dimensiones  - pero sí la he usado alguna vez para aplicar el iluminador, aunque sus cerdas son bastante prietas y no difumina muy bien. En todo caso, “a caballo regalado no le mires o dentado”, que decía mi abuela la gallega y eso hice: a mi, lo que me importa, es la base.

Profundizando en ella, nos encontramos un producto de textura fluida y un tono (02) que se adapta muy bien a mi color ahora, en pleno invierno, y que además tiene ese subtono rosado que suelo buscar en el maquillaje para el rostro (eso sí: en cuanto caliente un poco el sol, en Marzo, se me habrá quedado clara). Tiene una capacidad de 30 ml..
Como promete, deja un acabado luminoso, natural y tiene poca cobertura: todos estos aspectos no me pillan por sorpresa -  es más, es que coinciden con lo que suelo buscar yo – y los valoro positivamente.
Con respecto de sus ingredientes, sí contiene siliconas, también agentes hidratantes como la glicerina y algunos activos interesantes como el extracto de capuchino o flor de sangre, con propiedades antioxidantes, cicatrizantes y antibióticas.
Su precio, como ya dije, es asequible: a mi me costó 13’70.
Algo que no me gusta es su olor: no sé a qué se debe, pero tiene un olor, al aplicarse, muy intenso (me recuerda a unas témperas que usaba de pequeña ¡!). Luego, afortunadamente, desaparece.

3. Mi experiencia: fallida al principio...equilibrada, después.


Como ya habréis leído, esta base me funciona bien en cuanto a cobertura, color y acabado. Su precio es razonable, y su estética, simpática…¿entonces?
…pues un aspecto al que no doy mucha importancia, como es la DURACIÓN. Siempre que trato este tema en las reseñas, os especifico que no suelo estar muchas horas seguidas maquillada (unas 6, más o menos) y por eso, la duración no es para mi un punto fuerte a la hora de valorar una base. Prefiero aclararlo siempre a que alguna se lleve un chasco.
Pero en el caso de esta base, el problema no es tanto que dure poco sino las CONDICIONES EN QUE IBA DESAPARECIENDO: A RODALES. 
Debo aclarar que mi piel es mixta, pero no suelo tener problemas de grasas o brillos. Tampoco me había pasado antes nada parecido...pero el tema era que , al paso de las horas, es como si mi piel la hubiera escupido (o absorbido) por algunos sitios, dejando un aspecto, horroroso.

Entonces, me puse a cavilar y pensé "Mari-gadi, será la hidratante que usas antes?" Esta hidratante (Avene, Ystheal) no sólo no me daba problemas con otras bases, sino que me gustaba mucho. Pero dio la casualidad de que la terminé y pasé a usar otra (una mezcla de la de Cactus Nopal con dos gotitas de Vitamina E, cada mañana. La crema de Cactus es en gel y deja la piel muy matificada) y ahí me acordé...¿Y si le doy otra oportunidad a la base de Physicians? Y sí señoras, ahora sí: Me dura razonablemente bien. Sin duda, se debía a la mezcla de la hidratante previa, y los ingredientes de esta base.

¿Repetiría? Pues no. No ha sido un fiasco total, ni mucho menos, pero entre que el tono solo me sirve para unos meses y que tengo que andar teniendo cuidado con la hidratante previa...no me compensa, la verdad.

¿Habéis probado el maquillaje de Physician’s formula?
Espero que os haya resultado interesante.
¡BESOS!