sábado, 4 de marzo de 2017

Pasen y lean (IV): Últimas lecturas, "popurrí"

Pijama, copa de vino y buena lectura: planazo.
Del mismo modo que el post anterior sobre lecturas fue bastante monotemático en cuanto a género (os traje la reseña de 3 thrillers, dos que me gustaron y uno que para nada), el post de hoy varía bastante en cuanto a géneros. La mayoría son obras que he ido leyendo dentro del club de lectura local en el que participo y no son muy conocidas: esto tiene sus ventajas, como por ejemplo encontrar obras o autores que nos gusten más allá de los "best seller". Aunque, como te conté en este post, me gusta mucho leer best seller y creo que son una lectura tan digna como otra cualquiera, también me gusta encontrar "joyas raras". 
Hoy os reseño varias, y no todas me han gustado por igual.

1. Juego y distracción, de James Salter.

Voy a empezar hablándoos del que menos me ha gustado, por aquello de dejar buen sabor de boca. "Juego y distracción" es una lectura de James Salter, novelista estadounidense del siglo XX tan prolífico como galardonado.
Esta obra, en palabras del propio autor, forma parte (y culmina) su etapa "de aprendizaje". La catalogan como literatura erótica y lo cierto es que para mi, de erótica, tiene poco. Pero antes de pasar a la crítica, os dejo con la sinopsis:

 La novela, que toma prestado su título de un versículo del Corán sobre la esencia de la vida terrenal, narra la historia de amor entre Phillip Dean, un universitario norteamericano que deambula por Europa, y Anne-Marie Costallat, una joven francesa de provincias. Evocada en todo su esplendor erótico, la fogosa aventura de los dos amantes nos llega a través de la imaginación de un solitario compatriota de Phillip. El desdén hacia las convenciones sociales, la entrega incondicional al placer y la indolencia aparecen aquí delineados con un lenguaje conciso, que convierte el cúmulo de impresiones y la mirada reflexiva y sensible del narrador en un himno a la sensualidad.

Pues bien, bajo mi subjetivo punto de vista, el problema de la novela comienza porque las situaciones relativas a relaciones sexuales que describe...a mi no me resultan eróticas sino hasta cierto punto, incluso desagradables.

Por otra parte, la historia que cuenta no tiene mucho sentido: ni los personajes tienen una gran profundidad (desconocemos motivaciones, expectativas, sentimientos...) ni tiene ningún sentido que la historia de romance entre Philip y Anne la cuente el narrador del libro, una tercera persona que ha llegado a Francia proveniente de Inglaterra y que NO está presente en los intercambios amorosos de Philip y Anne...o sea, que se los imagina.

Lamento ser tan pragmática...pero esto no tiene sentido. Os parecerá curioso que me pueda leer una novela fantástica y esto no me parezca lógico, pero es que no es tanto lo que se escribe, sino cómo se escribe. Y esta novela me ha parecido anti - erótica y absurda.

2. El criterio de las moscas, de Luis Manuel Ruiz


Ahora es cuando me matáis pero esta novela, en la que el protagonista piensa que el vuelo de las moscas esconde alguna forma de comunicación -de ahí su título - me gustó algo más.
Vamos primero a conocer su trama:

Filosofía e intriga forman la pareja más interesante dentro del actual panorama literario, en una novela sobre el amor, la muerte... y las moscas. La amnesia a que le ha condenado un accidente de automóvil y siniestras amenazas de hombres que no conoce obligan a Matías Belaval, especialista en filosofía del Renacimiento, a arrojarse a una febril reconstrucción de su pasado, ayudado por una antigua alumna, una secta ocultista desaparecida hace trescientos años y los misteriosos consejos de las moscas, cuyo idioma ha aprendido a descifrar. A través de su aventura, Belaval irá descubriendo que la solución que busca sólo puede serle facilitada por formas de criterio radicalmente opuestas a las que ha manejado hasta entonces. ¿Cómo es el mundo desde el punto de vista de esos insectos que tanto le obsesionan? Seamos valientes y, después de averiguarlo a través de esta historia, intentemos responder sinceramente: ¿seguimos siendo quienes creíamos ser?


Visto a través de mis ojos, Luis Manuel Ruiz intentó hacer una novela tipo "El código Da Vinci" y en ella mezcló elementos policíacos y de suspense con nociones culturales muy específicas y el toque místico y casi kafkiano de las moscas...y no, no le quedó muy bien...pero tampoco muy mal.
Es una novela entretenida, va ganado ritmo según avanzas e incluye varios giros finales en su trama que son interesantes...pero le falta madurez. Es como si el autor necesitase, tras haberla escrito, dejar pasar unos años, volver a releerla y pulir flecos. Es justo decir, que Luis Manuel sólo tenía 25 añitos cuando ganó el premio de Novela Corta de la Universidad de Sevilla. Posteriormente ha seguido publicando, así que es cuestión de darle alguna oportunidad a lecturas posteriores.

Pero insisto, entretenida, es.

3. De acero, de Silvia Avallone.



Vamos con la tercera novela, y la que más me gustó de las tres. Bien escrita y con unos personajes completos y profundos, De acero es una novela costumbrista...en un barrio obrero de Piombino, en la Toscana italiana:


El Mediterráneo, la luz, la isla de Elba al fondo. Pero Piombino, inundado defábricas y hormigón, no es un lugar de vacaciones. Desde los balcones se ve el mar, los juegos de los niños que han convertido la playa su centro de recreo.
La playa también es el escenario ideal para la juventud. Entre drogadictos y rateros, los chicos sueñan con ser jefes de bandas mafiosas, las chicas, estrellas de la televisión: cualquier cosa para olvidar las condiciones de trabajo en la fábrica, las madres agobiadas, los padres en paro, la delincuencia como una amenaza omnipresente. Ana y Francesca van a cumplir catorce años y son las reinas de esta ciudad condenada. Juntas se enorgullecen de su exuberante belleza, se prometen escapar y se juran amistad y fidelidad incondicional. Hasta que llega el sexo, y el amor.

La novela comienza en el verano que Ana y Francesca, amigas inseparables del barrio, despiertan al mundo adulto, dejando atrás la niñez. Pero más allá de estas dos niñas, con sus historias, está la historia de un maltratador, la de una mujer que trabaja para sacar adelante a su familia porque su marido es un vividor, la de un joven con sueños atrapado en la rutina de la fábrica...está la historia de muchos de los moradores de "la colmena", los bloques de pisos de gente trabajadora donde las niñas viven.
Me gustó mucho la historia,bastante agridulce, y leí que tiene película: si la encuentro doblada al castellano (es de 2011 pero parece ser que no tuvo mucha difusión) no dudaré en verla.

...Y hasta aquí mis tres "joyas raras" (algunas de latón, otras mejores) de esta entrega.
¿Os gusta descubrir novelas y autores diferentes?
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM