sábado, 14 de octubre de 2017

Pasen y lean (VI): Últimas lecturas

¡Hace siglos que no os hablo de lecturas! ...Desde Junio, para ser exactas. Y el verano cundió muchísimo a nivel lector, el tiempo libre siempre ayuda. Así que os cuento hoy sobre mis últimas lecturas para ponerme al día y a ver si retomo un ritmo normal: la vuelta al cole ha hecho que tuviera que renunciar a mis ratitos de lectura (no por nada, sino porque caigo rendida y mi rato de leer es antes de dormirme!).
En fin, vamos al lío que hay varios libros y las temáticas son muy variaditas.
¡Pasen y lean
!


Cuando llegué a Cádiz, fui a la biblioteca pública (viajo con mi ebook y no cargo libros físicos pero me encanta ir a la biblioteca con mis hijas y que escojamos lecturas para todas) y saqué tres libros para mi. Iban a ser varias semanas las que pasáramos en Cádiz. Me propuse variar de género e incluir autores nuevos para descubrir "nuevas fuentes", además de ir a lo seguro en otros casos... os cuento:


1. Mala gente que camina, de Benjamín Prado.


Este autor era una novedad para mi, y el género (novela histórica) hacía tiempo que no lo leía, así que me decidí a empezar por él. Me ha gustado muchísimo, pero antes de contaros, os dejo la sinopsis:

Un profesor de instituto investiga, casi por azar, la historia de una enigmática escritora que pese a ser militante de la Sección Femenina y la organización de beneficencia infantil Auxilio Social, publicó una única novela en la que parece denunciar, entre líneas, uno de los mayores dramas de la posguerra: el robo de niños a las presas republicanas para serles entregados a familias afines al Régimen. Pero su vida resulta ser muy distinta de lo que parecía, en realidad una gran ficción representada en medio de un mundo a su vez cínico, en el que algunos de los escritores falangistas más célebres del momento tampoco eran en absoluto los tempranos opositores a la dictadura que cuenta su leyenda sino unos oscuros manipuladores de la verdad y de sus propias biografías. 

La verdad es que no me identifiqué para nada con Juan Urbano: gruñón y no muy amante de su trabajo - es profesor de secundaria, eso sí lo tenemos en común - resulta finalmente hasta tierno y entrañable a medida que conocemos su proceder (que no su discurso: crítico para con muchos, bastante más permisivo consigo mismo). Pero la historia es bonita y bien tramada; podríamos decir que hay una historia dentro de la historia: la de Dolores Serma, autora desconocida de la posguerra que Juan investiga hasta rozar la obsesión.

Como digo, con el paso de las páginas le fui cogiendo cariño a Juan y cada vez tenía más ganas de saber el desenlace. Llegué a sentir la angustia de Dolores por sus vivencias y su vida, llena de desmanes e intrigas políticas que más lo fueron aún, debido a la dictadura (no quiero hacer spoilers).
Muy, muy recomendable.


2. Jesús me quiere, de David Safier

Cambié totalmente de tercio y fui a apuesta segura: el humor desternillante y absurdo de Safier siempre me gana y me pareció una lecturilla amena para verano. Y no me equivoqué: llegué a llorar de risa leyendo en la playa (la gente pensaría que estaba loca, o que el libro era muy bueno).
Y es que Jesús me quiere trata de...


Marie tiene un gran talento para enamorase del hombre equivocado. Poco después de que su boda haya sido cancelada, conoce a un carpintero. Es un hombre diferente a todos los que ha conocido antes: sensible, atento, desinteresado. Desafortunadamente, en su primera cita él le confiesa que es Jesús. Al principio, Marie piensa que está completamente loco, pero poco a poco se da cuenta de que su historia es cierta. Se ha enamorado del Mesías, que ha venido a la Tierra poco antes del Juicio Final. Marie deberá hacer frente no sólo al fi n del mundo, previsto para el próximo martes, sino a la historia de amor más descabellada de todas las que ha vivido.

...y a mi,este tipo de ficción, como "La vida de Brian" y similares, me hace mucha gracia.
Si te gustó la peli que acabo de nombrar, u otras novelas del autor, como "Maldito karma", te gustará esta obra.


3. La mujer de la libreta roja, de Antoine Laurain (+ La noche soñada, de Maxim Huerta)


No suelo leer novelas románticas o "de amor", pero me fascinó el argumento de esta, desde el minuto uno:

Laurent Letellier es el feliz propietario de una pequeña librería parisina. Cuando una mañana, camino del trabajo, se topa con un bolso de mujer abandonado sobre un cubo de basura, decide llevárselo a la tienda con la noble intención de devolverlo a su dueña. Desaparecidos el billetero y el móvil, su propósito parece casi imposible si no fuera porque, entre diversos objetos femeninos, Laurent encuentra una libreta roja llena de anotaciones, pensamientos y recuerdos. Cediendo a la curiosidad, se sumerge en la jugosa lectura y, como un si de un rompecabezas se tratara, empieza a reconstruir la vida de Laure, amparado por la excusa de hallar alguna pista que le permita localizarla. Sin embargo, para qué engañarse, el diario también es una llave a la intimidad de la enigmática desconocida, lo que ejerce sobre Laurent una irresistible fascinación.


Es de esas sinopsis que ya sientes que tienes que saber qué ocurre luego, ¿no os parece? Es un librito corto (no llega a 200 páginas) y se lee en un par de tardes. Cuenta una historia bonita, con giro final incluido. Me recuerda a Maxim Huerta, del que cogí también el libro que veis en la imagen, abajo...y que sin embargo, me decepcionó. Obras de este autor como "Ne me quitte pas" o "Una tienda en París" me gustaron muchísimo por su historia, personajes y atmósfera...pero "La noche soñada" no consiguió atraparme.


4. Lo que no sabía de mi, Sibila Freijo.


La novela erótica me gusta....pero me cuesta horrores encontrar obras que estén bien escritas, no caigan en discursos sexistas y no reproduzcan estereotipos aburridos (chica buena, chico malo). Grey ha hecho mucho, mucho daño.
Y por eso me frustro bastante: leo sinopsis y encuentro que se repiten patrones idénticos, una y otra vez.
Pero en este caso, me gustó descubrir a Carlota, una mujer a punto de cumplir los cuarenta que se ve divorciada y con dos hijos, cuando menos se lo espera...y decide, en cierta forma, reinventarse a nivel de relaciones sentimentales / sexuales.
No pongo la sinopsis porque a mi parecer, no le hace justicia a la obra. Os dejo mejor la frase promocional:

Sibila Freijo firma esta novela erótica de alto voltaje para las lectoras más exigentes, que es a la vez una reflexión sobre el sexo, el amor, el desamor y las relaciones de pareja, con un trasfondo de humor e ironía


Obviamente, la novela tiene escenas de sexo bastante explicitas e incluye elementos bastante fantásticos a mi parecer, pero no me ha dejado de parecer divertida, amena y sobre todo me gustan las reflexiones de Carlota sobre su propia vida y lo que aprende cada día de sus vivencias.


5. El cerebro de Kennedy, de Henning Mankel

Y retomo el post por donde lo empecé: Novela histórica. Solo que esta vez no ha sido una lectura, sino una re-lectura: este libro lo leí al menos hace 10 años, cuando descubrí a este autor sueco, y era el libro de Septiembre en mi Club de lectura. Os dejo su sinopsis:

En otoño de 2004, la arqueóloga sueca Louise Cantor, que dirige unas excavaciones en el Peloponeso, se dispone a regresar a su país por unos días para participar en un seminario sobre enterramientos en la Edad de Bronce. Ya en Suecia, decide ir a ver a su hijo pese a que éste no ha contestado a ninguna de sus llamadas en los últimos días. Cuando entra en el apartamento de Henrik, extrañamente silencioso, verá algo que tardará en asimilar: su hijo está muerto. Aunque los forenses dictaminan que se trata de un suicidio, Louise, decidida a averiguar por su cuenta los motivos de la muerte de su hijo, se lanza a un arriesgado periplo que le llevará de Australia a España, de Suecia a Mozambique. A medida que avanza en sus investigaciones, no sólo va descubriendo facetas desconocidas de su hijo, sino que también se abre paso por una oscura trama en la que están implicadas la embajada de Suecia en Mozambique, una organización en favor de los enfermos de sida en África y una importante industria farmacéutica. Y ya desde un principio, unas sombras que se mueven alrededor de Louise van estrechando el cerco. 

Me ha gustado (y también lo hizo en su momento) porque este autor siempre mezcla personajes con fondo, interesantes por su momento vital con acción, intriga y denuncia social. Pero no es la mejor del autor.

En fin, pese a que como os decía más arriba, me ha costado retomar la lectura en el mes de vuelta  a la rutina, espero haber empezado ya con buen ritmo...por lo pronto, ya tengo nuevo libro del Club de Lectura para Octubre y la segunda parte de la novela erótica que os he reseñado.
Así que, ¡a leer!


¿Habéis leído alguno de estos?
¿Cuál os llama más la atención?
¡¡BESOS!!

@gadirroja en INSTAGRAM