sábado, 25 de noviembre de 2017

Cómo cuidar tu cabello cuando entras en los 40

portada

Al igual que las necesidades de nuestra piel van cambiando con los años, el cabello necesita ciertas pautas de atención para que luzca bonito y fuerte cuando vamos cumpliendo primaveras. Hoy quiero repasar con vosotras algunos consejos de cuidado del cabello que me funcionan muy bien y que creo, pueden resultaros interesantes.

¡Vamos al lío!


1. Reduce las agresiones.

Y esto se puede resumir en dos aspectos: reducir y espaciar todo lo posible las coloraciones y evitar las herramientas de calor.

herramientas de calor
Secador y miniplancha, aunque ésta
la evito el 99% de las ocasiones.
Personalmente, y debido a que por genética tengo muchísimas canas, me tiño de manera mensual en mi peluquería de confianza pero lo cierto es que me gustaría poder espaciar estos momentos...tengo que probar algunas opciones para disimular las canas entre tinte y tinte. He probado tratamientos para mantener el color, pero no me refiero al brillo o al matiz de color del tinte...sino a las canas.

Igualmente, y especialmente desde que llevo el pelo corto, apenas uso herramientas de calor. Entiendo que el secador es imprescindible en invierno (al menos en una gran parte del país) pero las planchas...tengo compañeras que las usan A DIARIO. Personalmente, me parece una manera de estropear mucho el pelo.

2. Organiza TU rutina de cuidados.

Serums, mascarillas, acondicionadores, ampollas, champús, acondicionadores sin aclarados, sprays... tenemos un abanico tan grande de opciones para el cuidado del cabello que corremos el riesgo de ir picando con productos y novedades "como pollo sin cabeza" y juntarnos con 7 productos o más...que no responden a nuestras necesidades.
Mi consejo siempre es el mismo: evalúa, prioriza necesidades y responde en consecuencia. En mi caso, suelo priorizar la hidratación, pero como os decía antes, cuando he llevado una coloración más rojiza he intercalado entre lavados con tratamientos protectores del color.

rutina capilar
Champú, acondicionador y un toque de aceite: mi rutina actual.
El de rosa mosqueta, pre-lavado, para cuando tengo descamación.

3. Mima tu cuero cabelludo.

Los anuncios nos bombardean con productos para las puntas y olvidamos que el cuero cabelludo también influye mucho si queremos lucir "pelazo". En mi caso, que tiendo a la descamación en cuanto que me estreso o me expongo demasiado a ciertos alérgenos, me funciona genial masajear mi cuero cabelludo con un aceite natural (me va genial el de rosa mosqueta, como siempre os digo) antes del lavado. En dos o tres lavados me desaparece el problema para una buena temporada.


También creo que a veces abusamos de productos agresivos para el cuero cabelludo, excitando más su producción de grasa o escamas...cuidado con esto.


4. Encuentra tu color y corte ideales.


Finalmente, no puedo dejar de lado algunas reflexiones sobre estilismo. Ya sabéis que yo soy muy fan de experimentar con las tijeras, aunque con el color soy más conservadora. Os dejo unas imágenes de lo mucho que ha cambiado mi pelo de largo y color estos años...


¿Y vosotras, cómo cuidáis vuestro cabello? ¿Cómo espaciáis coloraciones? ¿Qué necesidad básica tiene vuestro pelo?¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM