sábado, 20 de enero de 2018

¿Cuidas tus textos? Consejos para mejorar los contenidos de tu blog.

portada

Si en el anterior post recalcaba la importancia de unas buenas imágenes, la redacción de los textos de un blog es otro pilar fundamental para su buena marcha. Hoy reflexiono con vosotros sobre buenos/malos hábitos a la hora de redactar que me llaman la atención o errores que personalmente he cometido con mi propia redacción los primeros años del blog.
¡Vamos al lío!




1. Ante todo, corrección.

No hay cosa que me moleste más que una falta de ortografía (ojo, que no errata).
¡Miento! No hay cosa que me moleste más que avisar de una falta de ortografía (un despiste lo tiene cualquiera) y que el autor/a del blog la siga cometiendo en sucesivos posts pese habérselo dejado en comentarios.
Si vas a escribir en un blog, la ortografía y la redacción deben ser aspectos básicos a revisar. E insisto, un despiste o una errata la tiene cualquiera : hablo de faltas reiteradas.

escribir en un blog 01
¡Que no parezca que en el blog escribe tu mascota!
😝😝😝
2. Ve al detalle….
Cuando la gente busca información en un blog, lo que quiere encontrar es un punto de vista personal. No informaciones generales, ni textos tipo anuncio publicitario, ni siquiera un artículo tipo revista: para eso ya están los medios como la televisión o las mencionadas revistas.

Impresiones personales, tipo de necesidades y hábitos de partida, preferencias de uso...son datos que arrojan mucha luz cuando queremos tomar una decisión sobre algún producto y por eso buscamos reseñas y no nos conformamos con leer la web de una marca.

escribir en un blog 02
Mi primera herramienta de escribir mecanizada: Una Lettera 32 que heredé de mi madre y aún está en su casa, en Cádiz.
¡Qué recuerdos!


3. …pero no des rodeos.

A veces, nos encontramos con artículos cuyo punto de interés son los dos últimos párrafos. O post eternísimos en los que incluso, la propia autora nos anima a "coger palomitas" o nos da las gracias por llegar al final (seguro que yo misma lo he hecho en alguna ocasión cuando era más novata). Sin embargo, con el paso de los años me he dado cuenta de que ofrecer información, contexto y la propia visión de las cosas es necesario, pero yendo al grano. Los rodeos y circunloquios, igual para un par de escritos, vale...pero para seguir un blog y leerlo cotidianamente, cansan.

4. La importancia de un buen título.

Cuando tecleas en google sobre algo y te salen 400 entradas, el título puede ser el elemento discriminatorio que te haga decidirte por una cosa u otra. Más fácil: incluso para indexar en google y que el propio buscador lo encuentre, es mucho más fácil si llamas a un post "reseña de la crema tal" que si escribes algo muy místico tipo "la maravilla de tal en mi piel". 
Cuando empecé con el blog tenía costumbre de poner títulos muy raros a los post, incluso con expresiones muy mías, inventadas...me hacía gracia. Pero con el paso del tiempo me dí cuenta que había quien no me entendía o podría no saberse el próposito de la entrada. Así que fui apostando por la claridad.

escribir en un blog 03

5.  ¿Trucos de efecto? Los justos.

Me molesta mucho cuando leo un post que se llama "la verdad sobre la crema tal" y luego no es más que otra reseña que pasa de puntillas sobre la experiencia personal: ¡siento que me han tomado el pelo! Como decía antes, un título concreto e interesante puede hacer que te decidas a leer una reseña antes que otra, pero títulos tipo "Super Pop": No, gracias.
Otra cosa que me molesta mucho es encontrar que tras un título como "las últimas tendencias de moda" se esconde un post que publicita Zaful, Rosegal o cualquiera de estas webs orientales. Entiendo, y soy partidaria, de las colaboraciones....pero es que de un tiempo a esta parte un 20% de lo que encuentro en algunos blogs (y en algunos, mucho más) son posts de whislist sobre prendas de este tipo de webs.
¡Creemos contenido, leches!

¿Y vosotras? ¿Qué os molesta o agrada especialmente cuando leéis posts?
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM

UniWigs