sábado, 13 de enero de 2018

Pasen y Lean (VII): Últimas lecturas

Vamos con la recopilación de las últimas lecturas de estas semanas pasadas. Ya sabéis que me gusta mezclar géneros y formatos y siguiendo esta línea, os traigo un libro de novela erótica, otro de costumbrismo y crítica a la burguesía a finales del XIX, uno de aventurillas y finalmente, una especie de tragicomedia moderna.
¡Viva la variedad! Os cuento qué me han parecido y cuáles recomiendo.
¡Pasen y lean!



1. Lo que descubrí de ti

Terminando el libro, mientras Betty-Bebé echa su siesta.
Este libro es la continuación de "Lo que no sabía de mi", de Sibila Freijo, que os reseñé justo en el post anterior sobre lecturas. Yo no conocía a  la autora, pero me gustó la obra que me permitió hacerlo. Al darme cuenta de que tenía segunda parte, enseguida me animé a leerla.
Esta obra se encuadra dentro de la literatura erótica y ya sabéis que soy muy crítica con ella. De hecho, en absoluto es este detalle lo que más valoro del libro.
Debo reconocer que esta obra, me ha sorprendido...sin ser romántica yo, me ha encantado el final. Porque al final, las escenas de sexo (algunas bastante peculiares ya) son una excusa para contar una historia de amor, y sobre todo, de auto-aprendizaje y no solo de la protagonista.
No descarto leer más de Freijo, si me entero de otras cositas que tenga publicadas.




2. Alves y compañía.




Este librito fue la lectura de Octubre para el Club del Lectura local al que pertenezco y debo decir que me ha gustado mucho. La leí en un rato (no llega a 100 páginas) y me tuvo en vilo y sufriendo porque es fácil identificarse con el buenazo del protagonista...que sorprende a su mujer en flagrante infidelidad, nada menos que con su compañero de trabajo y amigo.
...no hago spoilers: esto es justo el principio del libro. A lo largo del mismo vamos a vivir los cambios de ánimo por los que pasa el protagonista, y las diferentes decisiones que va tomando según estos.
No conocía a Eça de Queirós y su pluma me ha encantado: crítica, fina y elegante, con un retrato muy acertado de la burguesía y los prejuicios de clase de la época. En realidad el era autor de novelas, y esta obra iba a pertenecer a una colección de novelitas cortas....pero, lamentablemente, falleció antes de terminar su proyecto.

3. Costa maldita, Preston & Child.


Ya sabéis que la saga Pendergast de Preston & Child me gusta mucho...pero la verdad es que, en esta ocasión, he terminado esta lectura enfadada.
Este libro es ya - y nada menos que - el 16º dentro de la saga protagonizada por AXL Pendergast, un curioso agente del FBI. Aunque cada novela es autoconclusiva, porque cuenta sucesos, investigaciones y aventuras diferentes, la historia de Pendergast y otros personajes habituales, va desarrollandose a lo largo de toda la saga.
Y aquí es dónde viene mi cabreo: aunque  la novela sigue siendo entretenida, como las que acostumbran a escribir...las vueltas y revueltas que han dado ya con ciertos detalles de la vida del agente...son cero creíbles. Es como si el personaje estuviera ya "quemado" y necesitaran cambiar.

De hecho, estos autores llegaron a comenzar una saga con otro protagonista...pero no terminó de cuajar. No soy más explícita para no hacer spoilers, pero quedáos con la idea de que me comienza a parecer una tomadura de pelo, la saga esta.



4. Blitz, de David Trueba.


Y termino el post de hoy con el libro de Noviembre del Club de Lectura. No sabía que David Trueba escribiera y resulta que tiene varias novelas publicadas. Blitz nos habla de desamor, porque es la historia de un joven arquitecto que llega a Alemania con su novia, para participar en un concurso (de paisajismo) y allí, la pareja se rompe y él se queda solo.

El texto es sencillo de leer en tema de léxico, pero tiene un detalle que odio: cuando los personajes hablan no hay guiones. Todo está expuesto como si hubiera una narración aunque estemos leyenod un diálogo, lo cual dificulta a veces saber quién dice que frase.
Con respecto al contenido, pretende ser tragicomédico pero para mi gusto, se queda corto en ambas partes porque el personaje me parece tan tibio en sus conductas e incluso emociones, tan derrotado sin intentar luchar por nada ...tan cretino...que lo siento, pero ni me identifico, ni me divierten sus bromas, ni me apenan sus desgracias. Las escenas de sexo no me resultan excitantes en absoluto por sus burdas descripciones, son ordinarias.
El personaje de Helga (un personaje femenino, alemana) es el que más me ha gustado y me parece más digno de reseñar, es el más maduro y solidario, en su comportamiento en toda la novela.

En resumen: ademas de géneros diferentes, también han sido lecturas que me han dejado sabor de boca bien distinto, en cada caso.
¿Conocíais alguna?
Espero que os haya resultado interesante.
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM