viernes, 13 de abril de 2018

El capricho Vol. II: Baby Doll Kiss& Blush, de YSL. ¿Merece la pena gastar 40 euros en un labial?

Portada

Para El capricho de este mes...me reté a mi misma.
Veréis, yo siempre he tenido claro que una base es como un producto muy importante, muy básico como su propio nombre indica - hoy ando fina de humor, sí - y en el que sí me puede merecer la pena hacer una inversión porque es algo que, al fin y al cabo, voy a usar a diario (o casi) durante una temporada.
Pero...¿un labial? ¿Qué estándares o criterios diferencian un labial de 25 euros de uno de 5 como para que hagan merecer la inversión? ¿Los encontraré en este Kiss & Blush de YSL?
Si queréis saberlo...
¡Vamos al lío!


1. Kiss & Blush, de YSL: Las características.

labial

Aunque lo he llamado "labial", lo cierto es que Kiss & Blush de YSL es, desde su planteamiento primigenio, un producto doble ya que sirve para labios y mejillas. La marca nos lo presenta como un híbrido para ambas zonas gracias a una fórmula cremosa. Sus características:
     ⇝ Tiene acabado mate con textura semi-mousse, aterciopelada.
     ⇝ Es muy fácil de difuminar y modulable, podemos aplicar más capas para más intensidad
     ⇝ No es de larga duración, ni queda fijo en el labio pero es muy confortable.
     ⇝ Su aplicador es de almohadilla con forma de flecha.

Encontramos una oferta de 15 tonos en la web de la marca, pero yo no he visto todos en las tiendas online españolas. Yo os voy a enseñar el tono 19, Corail Sulfureux, un intenso coral anaranjado que me gusta mucho.

Su precio, en la web de la marca y otras como El Corte Inglés supera los 40 euros...yo lo encontré a 25 en Notino (ahora lo tienen más caro de nuevo, no sé por qué).

labial abierto

2. El tono: 19, Corail Sulfureux. Swatches y cómo queda en los labios.

labial swatches Como os he dicho anteriormente, es un tono muy modulable. A la izquierda tenéis una pasada, al lado, la misma pasada difuminada con los dedos (a modo de rubor) y abajo os dejo dos looks en que lo llevo en los labios, en diferente grado de intensidad:
A la izquierda, tres capas del labial previo delineado en un tono semejante. A la derecha, una sola capa.

labial aplicado 


3. Y...la patata caliente. ¿Merece la pena?

Partamos de lo que me costó a mi (25 euros), porque sinceramente, 40 no creo que me hubiera gastado.
Como me dice Manolo cuando me quejo del precio de algo: todo es relativo. Obviamente, este labial puede parecer una bagatela a quien tenga un sueldo de ministra; para mi, que soy independiente económicamente, me pareció un capricho y a alguien que sea estudiante puede parecerle prohibitivo.
Pero yo no voy a centrarme en estos motivos, sino en sus prestaciones versus lo que hay en el mercado.
Está claro que es un producto de calidad: su pigmentación, prestaciones, cobertura, duración, olor...son estupendos. Pero claro, tiene que competir con un mercado en que hay muchísimas marcas low cost con productos apañados y otras medias con muy buenos productos también.
Por otra parte, está el hecho que señalaba en la entradilla: no es lo mismo invertir en una base que voy a usar a diario, que en un labial que voy a usar...cuando me pegue con la ropa y/o me apetezca.
Otro aspecto a su favor es que, al ser también rubor, puedo sacarle más partido...pero también encontramos productos de estas características en, como digo, marcas más asequibles.
RESUMIENDO, que es gerundio: un buen producto para un capricho...totalmente prescindible para un neceser básico. Pero bueno, no negaré que este mundillo es así: de caprichos y elecciones.
¿No creéis?

Espero que os haya parecido interesante.
Ya tengo en mente mi Capricho de Mayo...pero acepto sugerencias para el de Junio.
¿Alguna idea?
¡BESOS!

@gadirroja en INSTAGRAM

UniWigs