domingo, 26 de enero de 2020

Un domingo cualquiera: paseo por la naturaleza, familia y comida casera.

Dentro del giro que pretendo dar al blog para que sea coherente con mi estilo de vida y valores, está la idea de compartir con vosotras momentos sencillos, pero especiales. Son esos días de más tiempo libre que dedico a organizarme, disfrutar de los pequeños detalles y, cómo no, de mi gente.Espero que os guste y sea inspirador para que vuestros propios días estén llenos de detalles bonitos y sencillos.




Aquel domingo me levanté temprano, como siempre. Es una costumbre que tengo desde pequeña, casi no puedo evitarlo. Pero me llena de energía porque aprovecho para salir al campo con Betty, reconectar con la naturaleza y conmigo misma (a menudo se me ocurren muchas ideas creativas en estos paseos) y por supuesto, activarme con el ejercicio físico.


Me gusta ir paladeando detalles bonitos y los comparto por Stories como una forma de motivarme a valorar, y compartir.

A la vuelta tocó lidiar con responsabilidades domésticas, eso es algo que no se puede negar, pero también hubo un buen rato para salir en familia a compartir tiempo, charlas y cariño. Los domingos me gusta optar por un estilo cómodo y relajado, y aunque no me gusta salir “en chándal”, los leggings sí son aliados estupendos para estos ratitos.


 

Cuando salimos, suelo aprovechar también para hacer algún look para el blog: así me cunde más el tiempo y disfruto del maquillaje, a la vez.



¿Qué comer? Ya sabéis – también suelo compartirlo por Stories – que a la mañana o a la tarde aprovecho dos o tres horas para hacer comida casera que me permita organizar los primeros días de la semana sin agobios y con más tiempo para mis cosas. Ese día hicimos para almorzar empanadillas caseras con ensalada (rúcula, canónigos, cebolla, anchoas y queso fresco, riquísima).


 
A la izquierda, relleno de las empanadas y preparación de una salsa de tomate casera para unas albóndigas que os enseño ahora mismo. A la derecha, la ensalada con las empanadillas: las hago al horno para evitar frituras y están muy ricas.

 

A la izquierda, las albóndigas y a la derecha, la cena que os cuento ahora mismo.

Además como habéis visto en las imágenes, guisé unas albóndigas con salsa casera (tomate, cebolla, puerro y perejil a fuego lento) y para cenar, improvisé unos cherries que me dio una apreciada vecina del pueblo (¡de su huerta, deliciosos!) con queso feta, queso rallado y tomillo. Un rato de horno y a disfrutar.


Con la barriga llena y el alma tranquila, despedí el día  remoloneando con Betty en el sfoá, contenta de cerrar una semana y afrontar una nueva.

Por supuesto que si queréis alguna receta paso a paso, solo decirlo. ¿Qué hacéis vosotras los domingos?
¡Besos!

14 comentarios:

  1. Muy "mi vida por un día", me ha hecho gracia. Me gusta este post.
    Mis domingos no suelen ser muy rutinarios. Este tenemos jarana con los pesados de las fiestas, pero nos lo tomamos con humor, y mucha yankee candle.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues gran domingo y q guapaaaa t veo

    ResponderEliminar
  3. Las fotos de este post se ven con mejor calidad que en otros. Esa ensalada tiene una pinta estupenda, por cierto. Seguro que tu perrita habrá disfrutado del paseo también.

    ResponderEliminar
  4. Me apunto lo de salir a dar un paseo por la naturaleza bien temprano, seguro que em viene genial.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta cuando enseñar por instagram las comidas que preparas, yo me he aficionado a las empanadillas caseras horneadas al horno! que ricas!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Un buen domingo. La comida se ve deliciosa
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo hoy si te digo que ni he salido de casa..Pero la verdad es que mi cuerpo lo necesitaba, y aunque hemos pasado el día en casa, mi hija ha pasado el día bien ya que he hecho bizcocho, hemos visto una pelicula y hemos jugado a un juego de mesa. Y como no, también ha estado con los deberes. Lo de cocinar un día para varios días de la semana, lo quiero hacer, no se si para toda la semana pero si para parte de ella. Me parece muy comodo para llegar a casa y tener la comida hecha. Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo también me levanto temprano ¿quién me lo hubiera dicho hace años? porque siempre he sido de dormir aunque sea hasta las 10, pero he cambiado mis rutinas y a las 8 ya suelo estar en pie. Ayer tocó un poco de limpieza del hogar, después paseo y fotos para el blog, comida también casera de esas que disfrutas y sí un simple huevo con patatas fritas, pero como digo yo un huevo, huevo y con pan de verdad. Un ratito de siesta y por la tarde, bloggear, netflix, un rato de plancha y de nuevo cena casera y preparar tuppers para la semana. Hay domingos que son menos intensos pero el de ayer fue bastante productivo. A mí me gusta cada mañana realizar fotos al amanecer y compartirlas. Muackss

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué buena pinta tienen las empanadillas! Por cierto, me ha encantado el post. :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué ganas de hacer empanadillas me han entrado! jeje. Yo los domingos suelo cambiar bastante de plan según el día. En febrero empiezo a trabajar y me tocará adelantar recetas para la semana que voy a estar más justa de tiempo (¡malditas distancias en Madrid!). bsts

    ResponderEliminar
  11. En lo sencillo estan muchos momentos de felicidad, solo hay que apreciarlos. Yo soy mucho de dedicarle unas horas a las cocina para hacer esas recetas que gusta tener a mano o recrearme en alguna especial, también me relaja y lo disfruto. Otros días tupper al canto!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. los domingo son para vivirlo y disfrutarlos y ya que lo ha dicho a ver si subes recetas tipica tuyas jaja, sabes que me encanta la cocina

    ResponderEliminar
  13. Me encantan muchos tus paseos, quiero pensar que si viviera en una zona más verde, saldría a pasear más, pero aquí (ciudad) me cuesta mucho moverme ¡Y más si hace frio! El look otoñal y ese labial granate te sientan genial :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Y a mi que me encantan tus historias camperas porque me da una paz disfrutar de esas vistas y esos paseos en la distancia... es algo que extraño muchísimo.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM