miércoles, 9 de septiembre de 2020

MENSTRUACIÓN SOSTENIBLE: Mi experiencia con las COMPRESAS REUTILIZABLES

portadaOs lo adelantaba hace poquito: me he lanzando a vivir mi menstruación de una manera sostenible y una de las incorporaciones más recientes son estas compresas reutilizables. Os cuento hoy porqué me animé y qué me parecen estas compresas ecológicas.

¡Vamos al lío!



1. Qué es la menstruación sostenible y porqué me animé a vivirla así.

¿Sabes que las mujeres estamos menstruando 40 años de nuestra vida?
¿Y que las compresas de usar y tirar tardan 500 años en degradarse?
Otro dato importante es que muchas de estas compresas usan productos para blanquear y perfumar la zona que está en contacto con nuestra vulva y vagina (los tampones, también) que a menudo favorecen infecciones y hongos.
Además, y por si fuera poco, suponen un gasto continuo (y no son precisamente baratas).

¿Te has parado a pensar alguna vez en el número de compresas/tampones que usas por ciclo? ¿Te imaginas multiplicarlas por 12 ciclos y después por los cuarenta años que estarás menstruando? ¿Cuántos productos te salen? ¿Y cuántos euros?

Ya paro de preguntar, pero este fue el razonamiento que yo seguí para animarme a dar el paso. Ni ecológicamente ni a nivel de salud personal, ni de economía...las compresas y tampones desechables son una buena opción.

Si a esto le añadimos que yo aproveché el confinamiento para estar mucho más atenta a mi ciclo, aprender sobre él (sacaré posts al respecto, es algo apasionante y empoderador) y manejar al dedillo mi COPA MENSTRUAL...el paso a las compresas lavables vino casi solo.

¿A que son bonitas?

Estuve mirando unas por Amazon y las pedí para mi, y otro set para mi hija mayor. 
Os cuento ahora mismo cómo son a nivel de características y cómo es mi experiencia con ellas.

2. Mis compresas sostenibles, características:

Así venía mi paquete, dentro de una caja rosa.
La verdad es que pedí mi pack un poco a ciegas, tras leer sobre el tema pero sin referencias de marcas ni nada. Me gustó este set por completo y la verdad es que viene estupendísimo, mirad todo lo que trae:

1. Un folleto con toda la información sobre el pack, uso, etc..


2. Un neceser para la lavadora (como los que se usan para la ropa interior).


3. Otro neceser impermeable para llevar las compresas contigo y no manchar cuando te cambies.


4. Las compresas. Este set, contiene:
- 2 pequeñas, tipo salva-slip
- 6 medianas
- 2 grandes, tipo noche.



Arriba tenéis la de noche, la "normal" y la tipo salvaslip.

Por cierto, el set me costó 19'99€ en este enlace.

3. Mi experiencia: cómo son, cómo funcionan.

Como os decía antes, al no tener mucha idea sobre el tema, estuve leyendo las críticas que se les hacían a estas compresas, porque claro, nada es la perfección suprema.

     ↷ Una crítica hacía alusión a que dan algo de calor, por la guata que tienen en contacto con la vulva.

     ↷ Otra es que, al ser más gruesas, se marcan con pantalón ajustado.

     ↷ Y otra, que se mueven un poco más que las otras al no llevar pegamento, sino corchete.

Ahora os cuento mi experiencia al llevarlas:
- Sí que dan algo más de calor que una compresa de usar y tirar, pero en mi caso personal no es algo que me moleste.
- Yo me las he puesto con mayas de ir a andar (es lo más pegado que tengo) y a mi no se me han marcado.
- Lo de que se muevan: las braguitas son la clave. Personalmente, y desde hace muchos años, tengo mis "bragas de la regla" (como muchas de nosotras). Pegaditas, altas, que me recogen bien el culete y el vientre y para más inri y horror de los amantes de la lencería fina...DE COLOR CARNE 😂
Os cuento esto porque es verdad que si te pones estas compresas con bragas hartas de lavar, de esas que se quedan sueltecitas, pueden moverse un poco. A ver, que tampoco se van salir por la cinturilla del pantalón, ¿eh?...pero vamos, sí desplazarse y entonces cierto, te puedes manchar un poquito.

 

Arriba las de noche a la izquierda y las tipo salvaslip a la derecha.


Ahora me centro en la cantidad de flujo que absorben:

Vaya por delante que mis menstruaciones no son abundantes, pero yo creo que estas compresas aguantan bastante bien y absorben la misma cantidad de flujo que una de usar y tirar.  Yo las uso con la copa durante el día, de manera que solo me pongo la tipo salvaslip por si tengo algún escape, y fenomenal. Además, al ser la más pequeñita, ni me da calor ni nada de nada.
Por la noche me he puesto la "normal" para dormir y me ha aguantado las 8 horas perfectamente. 
Así que las más grandotas las tengo sin estrenar, no las he necesitado.

Esta es la parte que está en contacto con tu vulva, y absorbe flujo. 
Zoom del tejido.
Con respecto a lavarlas:

Lo más fácil del mundo si sigues la sencilla costumbre de enjuagarlas bien cuando la cambies. A pesar de todo lo que nos han contado sobre lo sucia que es nuestra sangre, lo cierto es que la sangre fresca NO HUELE MAL (huele a sangre, ligeramente ferrosa) y NO MANCHA TANTO o, mejor dicho, no es difícil de quitar en fresco. Yo, simplemente, enjuago bien mi compresa, la escurro y la doblo hasta que puedo lavarla a mano bien o en la lavadora. Y no queda ninguna mancha de sangre, porque se ha ido bajo el chorro del grifo.


Así queda doblada sobre sí misma. A su neceser impermeable, y no pasa nada.

¿Son pocas las que trae el set, para un ciclo?

Puede también entrarte la duda al respecto. Te cuento que en mi ciclo como mucho, he tenido 2 secando y las demás listas para usar porque como te he dicho, enjuago, lavo y tiendo en el mismo día. Pero si no es así...piensa que son en total 10, así que sí que son suficientes.

Arriba la compresa normal comparada con una maxi con alas.



En definitiva, a mi me encanta que formen parte de mis hábitos. Me siento más coherente y más conectada aunque esto depende más de otros factores que os contaré pronto, en otro post.

Por cierto, si te interesa el tema de las copas menstruales, que he mencionado varias veces en el blog, tienes aquí una entrada sobre la copa que uso actualmente SILEU CUP, y otra que he probado con aplicador que puede venir muy bien si no eres experta en usarla, para comenzar a familiarizarte llamada ENNA.

¿Y tú, te has pasado a la menstruación sostenible?

¡Besos!

16 comentarios:

  1. Ja ja ja ¡como los paños pero en moderno que aun se usaban cuando empecé a tener la regla! a mis 13 años de 1970 ¡aun no habían llegado las compresas! Ya no tengo regla y no necesito ni compresas ni tampones, ni copa, ja ja ja pero no tengo nada claro que volvería a usar este artilugio que me parecen «antiguo» aunque con buena apariencia.


    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antiguo, en muchos casos, no significa peor. Aparte de la barbaridad de residuos que generan las compresas y tampones desechables, los productos blanqueantes que llevan, con el uso periódico que les damos, provocan muchos trastornos de salud ginecológica. Busca información y lee, si te interesa, y verás.
      A veces nos venden que "lo moderno" es siempre mejor y no tiene por qué.
      ¡Un besito!

      Eliminar
  2. me parece muy interesante y siempre he querido hacerme unas, pero mi menstruación si es abundante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las uso con la copa, entonces no hay ningún problema de mancharme.
      Un besito.

      Eliminar
  3. y me da un poco de miedo. Tengo que lanzarme

    ResponderEliminar
  4. Lo he probado, y no me hago con ellas. Voy incómoda, se mueven aunque lleve la braga pegada, ...no,no consigo que formen parte de mirutina menstrual, y lo he intentado en varias ocasiones. Me encantaría, porque hay que cuidar el planeta, pero no todo es para todas.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Yo quiero dar el paso pero tengo el periodo muy abundante (uso siempre compresas de noche, para que te hagas la idea) y no me termino de animar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Son bonitas pero yo prefiero usar y tirar, y no lavar.
    Bsss

    ResponderEliminar
  7. Las compresas sí q me parecen algo interesante y q me apetece probar. La copa la usé hasta que la fisio de suelo pelvico me dijo q no le gustaban nada las copas, y al no tener mucha información más al respecto la dejé de usar.

    ResponderEliminar
  8. Yo no tengo regla porque tuve una menopausia muy precoz, pero lo que cuentas me recuerda levemente a mi caso: me niego a utilizar mascarillas desechables, no son nada sostenibles y me dan alergia (y sí, son feas y me deprimen, ahora que me llamen frívola pero no lo puedo evitar.) El caso es que las uso de tela con filtro homologado de las lavables, y la gente en seguida me dice qué pereza lavarlas todos los días. ¡Pues se hace en un santiamén!

    ResponderEliminar
  9. Lamentablemente este tipo de productos no es para mí, pero tengo que admitir que su diseño es muy bonito.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado tu post. Muchísimas gracias por toda la información, mega completa.
    Hija mía, antaño se hacía, más o menos, sin tan buenos tejidos como estos, se hacía así y menos enfermedades ni historias raras había...
    Me gustaría dar el paso, sinceramente, yo aquí sentadita me da igual que se note más o menos.
    Eso sí, mi regla es como le da, este último mes fue el Ebro...
    Un besazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  11. tengo que analizar más este tema para cuando me vuelva la menstruación porque sí me resulta muy interesante (y necesario) pero mis reglas son, o eran al menos antes de estar embarazada, muy muy abundantes y me da miedo que no aguanten :S

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la información, me dan curiosidad, pero creo que no me animo, aunque tengan muchisimas ventajas, estoy demasiado acostumbrada a la comodidad de los tampones :s
    Besos!

    ResponderEliminar
  13. Pues fíjate que no me las planteaba por el tema de la absorción, mis reglas son muy abundantes, pero me ha parecido interesantísimo y muy a tener en cuenta. Saludos!

    ResponderEliminar

@gadirroja en INSTAGRAM